• HOY

    29°
    MIN
    35°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 18

    23°
    MIN
    32°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Sábado 19

    21°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Domingo 20

    24°
    MIN
    31°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 21

    26°
    MIN
    34°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Martes 22

    28°
    MIN
    36°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.870

    venta
    G. 6.090

  • EURO 

    compra
    G. 6.590

    venta
    G. 7.010

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.520

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

17 de Mayo de 2004 00:00

| OPINIÓN

Constantino Urbieta Sosa, primer paraguayo con la casaca argentina

A lo largo de la historia, famosos paraguayos jugaron en selecciones extranjeras. Tal el caso de Eulogio Martínez, que vistió la selección española en el Mundial de Chile, en 1962, o el de Heriberto Correa, que jugó por la selección argentina las eliminatorias del 74, enfrentando nada menos que a su país natal.

Pero el pionero de todos fue el ex nacionalófilo Constantino Urbieta Sosa, que fue titular de la selección argentina en el mundial de Italia de 1934.

Nuestro personaje nació en Concepción, el 12 de agosto de 1909 y fue en su Ykua Porâ natal donde aprendió a jugar al fútbol, junto a sus hermanos, Paciano y Fulgencio. Cuando sus padres, Marcial Urbieta y Teresa Sosa, decidieron radicarse en Asunción, vivieron en una casa ubicada en Caballero casi Teniente Fariña, donde conocieron a Manuel Fleitas Solich, quien enroló a todos los hermanos -cinco en total- en filas de Nacional, en tiempos en los que también comenzaba a fulgurar Arsenio Erico.

Constantino fue uno de los primeros futbolistas paraguayos que jugaron en el exigente balompié argentino, en los albores de la década del ’30. Recaló en Mendoza y jugó varios años por el Godoy Cruz, entonces en primera, hasta que San Lorenzo de Almagro lo tentó y pasó a revistar en sus filas.

Cuando se produce la convocatoria para integrar la selección de la Argentina para el Mundial de 1934, en Italia, el fútbol argentino estaba en crisis y había dos asociaciones. Urbieta, que entonces jugaba todavía en Godoy Cruz, fue llamado junto con otros 21 jugadores, de equipos como el mencionado, la mayoría del interior del país, para integrar la selección. Para ello tuvo que nacionalizarse argentino.

Nuestro compatriota jugó el único encuentro que animó Argentina en ese Mundial, el 27 de mayo de 1934, frente a Suecia, en el estadio "Littorale" de Bologna. Ganaron los europeos por 3-2. Argentina, con un fútbol exquisito, se adelantó en el marcador 2-0, con goles de Belis y de Galateo. Pero en el segundo tiempo, la fuerza de Jonasson y sus compañeros remontaron el marcador. El delantero centro sueco anotó dos para empatar y la victoria fue obra de Kroon, sobre la hora.

ARGENTINA: formó con Freschi; Pedevilla y Belis; Nehin, Urbieta Sosa y López; Rúa, Wilde, De Vicenzi, Galateo, e Irañeta. DT: Pascucci. SUECIA: Rydberg; Axelsson, S. Andersson; Carlsson, Rosen, E. Andersson; Dunker, Gustafsson, Jonasson, Keller, Kroon. DT: Hagy.

Referee: Braun (Austria).

Fue el primer caso, que luego, 39 años después, se repetiría con la inclusión de Heriberto Correa en la selección argentina que disputó las eliminatorias del Mundial de Alemania, en 1974. Pero esta, como se suele decir, es otra historia.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo