• HOY

    21°
    MIN
    31°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 24

    18°
    MIN
    29°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Lunes 25

    20°
    MIN
    29°
    MAX
     

    algo de nubes

  • Martes 26

    22°
    MIN
    24°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Miercoles 27

    23°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Jueves 28

    24°
    MIN
    29°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.200

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.080

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

27 de Mayo de 2011 19:00

 

Alicio Solalinde, empapado de gloria

Por Didier Cristaldo

Hablar de Alicio Solalinde es hablar de fútbol, finales y títulos. El gran futbolista, hoy día entrenador, habló de su vida, de los grandes momentos y de los no tanto. Un tipo empapado de gloria y títulos.

"Hice el primer gol, de penal, cuando arranqué desde la media cancha rompiendo el achique del Malmo. Entré con pelota dominada y cuando iba a rematar me hacen un penal, yo mismo pateé. Después nos empatan y el segundo gol de Olimpia lo hace Miguel María Michelagnoli, luego de un centro mío". Así describe Alicio Solalinde la final de la Copa Intercontinental que ganó Olimpia en 1980, ante el Malmo sueco, en Asunción. Arrancamos con esas palabras para dar el contexto histórico de qué es lo que significa este señor para el Club Olimpia.

Solalinde es uno de esos futbolistas que han caído presos de un amor profundo por el Olimpia, al cual ha defendido durante años y quien siempre está dispuesto a acudir a ayudarlo ante el primer llamado.

Como pocos, Alicio –como lo llaman los amigos– puede confesar que nunca se negó a trabajar en el equipo de Para Uno, en las buenas y en las malas. Siempre estuvo y sigue estando.

Pero la vida de este hombre, nacido hace casi seis décadas en Villeta, tiene más capítulos en su carrera. Solalinde surgió como jugador profesional en los Jardines del Kelito, sobre el gramado del River Plate del barrio Mburicaó, que en este 2011 cumplió 100 años de fundación.

Como futbolista ganó 11 títulos (Copa América, Copa Interamericana, Copa Libertadores, Copa Intercontinental, un Sudamericano Sub 20 y seis campeonatos locales con Olimpia) y disputó 12 finales, siendo parte del recordado hexacampeonato ganado por el equipo franjeado desde 1978 a 1983, tras lo cual vino el justo mote de Rey de Copas.

El gran futbolista, hoy convertido en un experimentado entrenador, abordó su vida y confesó vivencias a lo largo de estos años que ha vivido y lo sigue haciendo, gracias al fútbol.

SUS PRIMEROS AÑOS EN RIVER PLATE

Un juvenil Alicio Solalinde (i), en 1970, con River Plate. En los Jardines del Kelito.

"Comencé en River Plate en el año 1970, debuté contra Guaraní, contra aquel gran equipo de Guaraní. Le ganamos 1-0. Después de ahí fui llamado a la selección juvenil que también ganamos el sudamericano ese año, en River jugué desde el '70 al '78, en la primera rueda del '78 pase al Olimpia", detalló

Al ser consultado sobre grandes jugadores del River Plate de esos años, Solalinde se animó y recordó varios nombres.

"Me tocó jugar con muchos jugadores, pero recuerdo a Juan Vicente Lezcano, Francisco Riveros, Rufino León, Florentín, Samaniego, Hueste, Néstor Sanguinetti, Juan Riveros, Rojas, Invernizzi, Eduardo Ortiz, Salazar; Orrego, aquel arquero seleccionado; luego el 'Gato Fernández'. Te pido disculpas, pero no quiero olvidar a nadie, pero compartí con muchos grandes jugadores en River".

LOS  AÑOS DE GLORIA CON EL OLIMPIA
Olimpia 1980. Alicio Solalinde, como capitán del cuadro "franjeado", en Para Uno.

"La verdad, mi paso al Olimpia fue toda una novela. Yo tenía todo acordado con Olimpia en el '77, pero hubo una pelea entre el presidente de River, el señor Scavone, y Osvaldo Domínguez. Estaba todo, pero en la última reunión se enojaron, no se hizo y al año siguiente Olimpia vuelve a insistir. Lo recuerdo bien. Me citaron a la oficina del Dr. Pallarés con la presencia de Osvaldo Domínguez y ahí se cerró mi pase al Olimpia", destacó Solalinde.

El futbolista tendría seis años de puro éxito en el equipo franjeado, donde literalmente ganó todo lo que un futbolista podría desear en ese entonces. Alicio ganó once finales de las doce que disputó en toda su carrera, obteniendo nueve títulos con el Club Olimpia y dos con la selección paraguaya, un sudamericano Sub 20 y una Copa América.

"A nivel local jugué siete finales, de las cuales ganamos seis en aquel recordado hexacampeonato que se cortó en el '84 cuando perdimos con un gran equipo de Guaraní. Hasta ahora ningún equipo logró alcanzar un hexacampeonato de seguido. Además, ganamos la Copa Libertadores, la Copa Interamericana y la Copa Intercontinental. Gané la Copa América además, inolvidable", recordó.

Al ser consultado sobre una situación que lo marcó, que hizo "clic" en su vida, Solalinde no olvidó los pasillos ni el estadio Alberto J. Armando, más conocido como la Bombonera, donde Olimpia dio su primera vuelta olímpica a nivel internacional.

"Te puedo decir cuando ganamos la Copa Libertadores en la Bombonera. Nos tiraron huevos de todos lados, huevos podridos. También nos tiraron monedas, antes y después del partido. Prácticamente terminamos celebrando en el vestuario. Una de las cosas que recuerdo, ellos vinieron primero a jugar acá y nadie les hizo nada. En la vuelta nos tiraron de todo, monedas... A Eduardo Fischer le rompieron la frente con una moneda. Fue importante ese partido, pero hubo otro (partido) en Cochabamba, que yo no jugué, pero según los compañeros pensaron que no iban a salir vivos de estadio", recordó.

LA SELECCIÓN PARAGUAYA

Paraguay 1979. Alicio Solalinde, siempre parado a la izquierda de cada formación.


Solalinde afirma sin ruborizarse que una deuda pendiente en su carrera fue no haber disputado un Mundial de fútbol y, por circunstancias de la vida, no haber sido transferido al fútbol internacional.

Paraguay, campeón juvenil en 1970. Copa Juventud de América, con Solalinde como titular.

Pero ha logrado dos campeonatos con la Albirroja: un Juventud de América en 1970 y la Copa América de 1979. Además, estuvo a punto de clasificar a Paraguay para el repechaje de 1993 ante Australia, que no pudo ser tras un empate ante la selección peruana en Lima.

"En aquel entonces no había tanto profesionalismo como ahora, que uno puede asegurar su vida con un buen contrato. No había fabulosos contratos, pero nos preocupábamos mucho por mejorar. Yo, particularmente, no busqué sobresalir en el exterior, cuando eso no pasaba por mi cabeza, solo en Olimpia y en la selección. Tuve ofertas de España y Uruguay, pero no se pudo dar, fue cuando estaba en River, pero no se concretó", detalló el DT.

ENTRENADORES QUE LO MARCARON

Cubilla Luis, mítico DT del Olimpia
"De todos los técnicos aprendí bastante, pero quiero mencionar a dos porque dejaron más cosas para mí. En este caso, el primero fue el profesor Benjamín Laterza, quien me hizo debutar en la Primera División, en River Plate, era un adelantado del fútbol, porque cuando yo debuté en 1970, él ya jugaba con el esquema 4-4-2; que después Brasil usó para salir Campeón del Mundo. Fue especial, sobre todo por cómo manejaba el grupo. Luego, Luis Cubilla, quien revolucionó el fútbol paraguayo, también al Olimpia. Quiero mencionar también de manera especial al profesor Moncho Rodríguez, fue un técnico para su época muy influyente".

 

OSVALDO DOMINGUEZ DIBB

Solalinde con Osvaldo Domínguez, en el 2000

"Osvaldo Domínguez siempre fue un segundo padre para mí. Fue el que me trajo al Olimpia como jugador. Me trató como su hijo, le agradeceré siempre... Fue como un padre para mí".

 
 
ALICIO, UN TIPO DEL CAMPO

"Me gusta mucho. Tengo un campo, con animales, me gustan mucho... Tengo caballos, vacas, chanchos, gallinas. Vengo de una familia ganadera y siempre fue lo máximo para mí. Los días libres voy al campo, veo los animales, monto a caballo, me relaja, me divierte", concluye esta histórica figura del fútbol paraguayo.
 
En la actualidad, Alicio Solalinde es asesor técnico de la directiva del Club Olimpia, junto a otros campeones del equipo "franjeado" como Rogelio Delgado y Ricardo Tavarelli. El equipo del Para Uno ganó bajo su dirección el último torneo local, en el 2000.
 
En 1980, Olimpia ganó la Copa Intercontinental. En Asunción el equipo franjeado ganó por 2-1. El primer gol lo marca Alicio Solalinde de penal y el segundo Miguel María Michelagnoli, tras un centro de Solalinde.
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo