27 de Mayo de 2011 19:00

 

El 70% de centros médicos del Paraguay trabaja de forma irregular

Por Antonella Brignardello

En el país existen más de 2.000 centros médicos, entre públicos y privados, de cuyo total solo 600 locales privados están registrados. Este dato fue dado a conocer por el titular de la Superintendencia de Salud, Félix Ayala.

El 70% de centros médicos del Paraguay trabaja de forma irregular_254634

El 70% de centros médicos del Paraguay trabaja de forma irregular_254634 / ABC Color

Eso significa que el 70% de los sanatorios, hospitales, centros médicos, laboratorios, entre otros, trabaja de forma irregular. ¿En manos de quién está nuestra salud?

El doctor Félix Ayala, titular de la Superintendencia de Salud, con sinceridad expresó: "Ahora estamos poniendo las cosas en su lugar". Con ello el mismo reconoce que nunca antes se llevó un control real sobre los centros médicos, tanto privados como públicos de todo el país.

 

El mismo incluso reconoció que la falencia principal está con los centros médicos públicos donde, de los 1.000 locales existentes, ninguno cuenta con registro, habilitación requerida por parte de la Superintendencia.

En cuanto a los privados, existen en el país 1.100 locales; de los cuales solo 600 cuentan con registros al día.


Sin desarrollo

Dr. Félix Ayala

El médico Félix Ayala expresó que tomó la posta del ente de control desde diciembre del 2010; y se encontró con una institución prácticamente estática y sin cumplir función alguna.

"Lo que pudimos ver es que la institucion está muy poco desarrollada. Ha llegado a muy pocos sectores del país con su tarea de registración", confesó.

El ente depende del Consejo Nacional de Salud y es reglamentada por la Ley Nº 2319/2006. Nació en 1988 y su función es controlar que todos los centros que prestan algún tipo de atención médica cumplan con sus obligaciones y, por sobre todo, con los protocolos de salud.

Cuenta con 32 funcionarios y su presupuesto para el 2011 es de 2.300 millones de guaraníes. Su local se encuentra en Mariscal Estigarribia 1023 casi EE.UU., y cuenta con un sitio web.

La entidad tiene como objetivo hacer "que se cumplan las normativas que garantizan la calidad de la atención médica del usuario de cualquier empresa; eso incluye la infraestructura edilicia, el equipamiento, la composición del personal, la existencia de reglamento interno, planes de medicina prepaga en casos dados, etc.", dijo Ayala.

Otras de sus funciones consisten en recepcionar todas las denuncias por mala praxis y negligencia; algo que la población no manejaba y, por ende, no se tienen registros de este tipo. La falta de denuncias al ente encargado de controlar el sector salud da una sensación de que las irregularidades no existen; algo muy grave, atendiendo a los últimos casos de supuesta negligencia médica que tomaron estado público por cobrarse varias vidas.

Supuesta negligencia médica

Padres de la beba muerta en Cnel. Oviedo, denunciando el hecho.

La falta de registro y control de los centros médicos desemboca en situaciones distintas, como la negligencia médica y mala praxis. En la semana del 19 al 27 de mayo trascendieron en los medios tres casos que podrían caratularse como negligencia.

Por un lado, la muerte de una beba en Coronel Oviedo por la actitud antiética de una doctora, quien no brindó las atenciones básicas a la menor de cuatro meses porque sus padres no tenían 250.000 guaraníes para solventar el honorario de un paramédico.

 

En este primer caso se cuestiona, en primer lugar, la omisión de atención por parte de la profesional, el incumplimiento del protocolo en casos de urgencias y, por último, la extorsión de la que fue víctima la familia.

El otro caso es el de una abogada que se sometió a una liposucción en el Centro Médico Aldubi de Fernando de la Mora. La mujer falleció a raíz de un paro cardiorespiratorio causado por una gota de grasa que ingresó a la corriente sanguínea. Otra irregularidad es que los que aplicaron la anestesia no eran médicos, sino simples técnicos.

También se cuestiona que el local no contaba con la estructura edilicia adecuada para este tipo de intervenciones. Operaban en un sótano a las personas. No olvidemos que el local del médico peruano Julio César Aldana no tenía habilitacion del Ministerio de Salud desde el 2000 y utilizaba una falsificada del año 2007.

En el Migone falleció un bebé por negligencia de enfermera.

El tercer caso es el de un bebé de un día de vida que falleció en el Sanatorio Migone ahogado en leche, luego de haber recibido el alimento por parte de una enfermera de turno. Esta profesional supuestamente no tuvo en cuenta los cuidados básicos en cuanto a la alimentación del menor. A raíz de esa desatención o imprudencia, el niño murió.

 

El viernes se produjo el tercer caso de la muerte de una niñita indígena de Aba'i, de Caaguazú, que sufrió una fractura. Desde el lunes recorrió tres centros médicos en Tupa Renda, San Cristóbal y, por último, Santa Rita, y en ninguno recibió atención médica ni primeros auxilios.

 

En el hospital de este último distrito no la atendieron por no tener G. 50.000 para la radiografía. Después de hacerla esperar casi 24 horas, la atendieron finalmente. La niña entró comiendo chipa a las 10:00; media hora después los médicos la entregaron en mal estado y falleció el martes en brazos de su madre.

Estos son los casos mediáticos más recientes, pero ¿y los casos no mediáticos?

El otro caso que tomó estado público es la muerte de Andrea Fernández, quien contaba con  17 años cuando falleció el 18 de enero de 2007 en el sanatorio privado AMSA Promed. Según el parte médico, la joven murió de aneurisma; pero tanto la fiscala Nancy Salomón como la querella adhesiva sostienen que fue negligentemente tratada y que por ello murió de dengue hemorrágico.

Por este caso están procesados tres médicos: Roberto Cino, Édgar López y Domingo Guzmán.

Los padres de la niña Aba'i eran pobres y no tenían un G. 50.000
En Carapeguá se tuvo otro caso que se cobró la vida de otro bebé, el cual nació muerto debido a que presuntamente los médicos no atendieron a tiempo el parto de Blanca Domínguez. La mujer denunció que pasó la noche con dolores; y al día siguiente –cuando fue atendida por los médicos– el corazón de su bebé, practicamente, ya no latía.

Y los casos siguen y son infinitos, pero los citados sirven de ejemplo recientes para demotrar la situación actual de la salud en el país. Estos casos nos llevan a preguntarnos algo: ¿Los centros médicos fueron creados para mantener la vida o para facilitar la muerte? Dura pregunta.

 

Finalmente es importante aclarar que no todos los centros médicos públicos o privados prestan mala atención, porque muchos niños nacen sanos y fuertes, y otras personas superan graves cuadros de enfermedad o traumatismo. Pero lo ideal es que todos sigan esa misma línea y no solo una ínfima parte de los hospitales, sanatorios, consultorios y otros centros médicos.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar