• HOY

    21°
    MIN
    30°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Miercoles 24

    19°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Jueves 25

    22°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Viernes 26

    22°
    MIN
    26°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Sábado 27

    19°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Domingo 28

    16°
    MIN
    23°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

15 de Mayo de 2009 00:00

| LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

El cuento y la novela

Capacidad: Distingue las características del cuento y la novela.


El cuento y la novela son dos formas de narración que tienen la intención de recrear al lector con interesantes historias, pero algunos persiguen también un fin didáctico y moralizador. Se parecen bastante porque comparten algunas características comunes, pero también se diferencian en algunos aspectos. Veamos cuáles son esos rasgos compartidos y distintivos.


El cuento

Es un relato breve. Los expertos hablan de una extensión mínima de 100 palabras y una máxima de 30.000.

Los hechos narrados pueden ser imaginarios o reales, pero siempre recreados por el autor.

El número de personajes es reducido. Se destaca el protagonista, que es el personaje principal que desencadena la acción.
Tiene una única trama. Todos los hechos giran en torno a un hecho o historia principal.

Está escrito para ser leído de principio a fin. Un cuento se puede leer en forma completa en un periodo de 30 minutos a dos media hora.
El lenguaje de los personajes se corresponde con el ambiente y el tiempo en que se ubica la narración.

De las tres partes de su estructura (introducción, nudo y desenlace), hay una preponderancia en el nudo o conflicto alrededor del cual gira la historia. Esta es la parte más extensa.

El tratamiento del tiempo tiene como único fin ubicar al lector en el texto, y su tratamiento es mínimo.

El diálogo es un recurso que a veces aparece en la narración, pero no es indispensable.

La descripción del ambiente y de los personajes se limita a darlos a conocer mínimamente, sin ahondar en detalles, solo como un telón de fondo.


Clasificación: Cuentos populares y eruditos; fantásticos y realistas; de ciencia-ficción; policiales; costumbristas y regionalistas; maravillosos; humorísticos; poéticos; de aventuras; didácticos.

La novela

Es un relato extenso. No tiene un límite de extensión.

Como el cuento, puede abordar hechos reales o ficticios, con predominancia de la ficción.

La cantidad de personajes es variable, pero generalmente son numerosos. Junto al protagonista, actúan muchos personajes secundarios.
Es una narración compleja. En la misma obra convergen varias historias.

Por la extensión, la lectura interrumpida se hace necesaria. Leer completamente una novela puede llevar días.

El lenguaje refleja la personalidad de los personajes, aunque fuera imperfecto.

Hay un equilibrio en la estructura narrativa y las tres partes tienen una extensión similar.

El tratamiento del tiempo es por lo general extenso, porque brinda muchos detalles, como el tiempo psicológico.

Puede contener diálogos para dar un matiz dramático al relato y hasta colocar fragmentos líricos en boca de los personajes.

Las descripciones profundizan en detalles, pues tienen la intención de dar a conocer hasta las intimidades de los personajes.


Clasificación: Novela caballeresca; pastoril; picaresca; histórica; de costumbre; psicológica; social; de ciencia-ficción.


1.¿Cuento o novela?

…................. Es una narración breve que gira en torno a un hecho principal con la intervención de una reducida cantidad de personajes.

…................. Es una narración extensa y compleja en la que intervienen varios personajes.


2.Lee este texto y encuentra tres características que lo definen como cuento:

Vecina La Mercé

Esa noche, Antonio se decidió a curarse del amor de una vez por todas. Estaba seguro: sólo si lograba poseer a la Mercé en cuerpo y alma podría ir olvidándola y con un poco de ayuda de Dios y de su finada madre, seguramente iba a ser capaz nuevamente de cumplir con sus deberes maritales que nunca jamás deben desatenderse si no se quiere aguantar después una yeta que no se suelta más ni siquiera rezando pésame Dios mío en siete iglesias distintas un Viernes Santo.

Hacía como tres meses que Antonio vivía del aire. Nicanora terminó dándose cuenta de la soledad en que la había sumido su hombre en el catre de vacapi cuando lo vio sentado a las dos de la mañana con los ojos bien puestos en la casa de la vecina, exactamente entre la puerta de madera comida y los helechos.

Y como en realidad ya no podía más de amor y estaba a punto de cometer cualquier desacierto, con el poco raciocinio que le quedaba consideró que igual le convenía derretir esa piedra caliente que le entraba en los huesos como los clavos al pobre Jesucristo.

Esa noche, apenas el sueño salvó a Nicanora de seguir viendo a su Antonio con los ojos puestos en otro lado, dejó que su humedad traspusiese los portones de la prudencia. Sudaba hasta la desesperación cuando saltó el cercado de alambre de púa y el hediondo chiquero hasta llegar después de su alma entre los helechos y la puerta de madera comida. Antes de darse cuenta se encontró en la piecita oliendo con apuro ese aroma impensable que subía justo del centro de la cama.

En el escaso trecho que faltaba para alcanzar a tocar a la Mercé, fue palpando en el suelo un bicho, una vela apagada, un trapo y una palangana llena de tierra. Su locura determinó enseguida que todo ello había sido puesto allí a propósito para retardar el gozo del amor y hacerlo más dulce todavía. Una respiración como remota lo soltó del todo hacia adelante, y ya no quiso saber nada más del mundo.

A medida que iba destapando a la Mercé, pura cabellera negra y piel de luna sobre la cama, su destino se iba cumpliendo gota a gota. De algún modo en el que no tenían nada que ver sus ojos que habían quedado para siempre puestos entre la puerta y los helechos, pudo ver enteramente a la Mercé, pura cabellera, cuencas vacías, huesos blancos.

Nicanora sintió el alfiler de su llanto a las dos de la madrugada. Tuvo la seguridad de que había sido abandonada a la soledad para el resto de su vida, cuando vio a su Antonio con los ojos perdidos sin remedio en la casa de la Mercé.
(De “Mujeres al teléfono” y otros cuentos. Amanda Pedrozo y Mabel Pedrozo)


COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo