03 de Setiembre de 2004 00:00

| FORMACIÓN DOCENTE

El juicio crítico valorativo

Sin lugar a dudas que el “juicio crítico valorativo” es una herramienta válida en cualquier circunstancia de la vida, y más propiamente en educación.

A este respecto ¿cómo estamos encaminando nuestro servicio (tarea) educativo a nivel personal (docente), institucional (dirección y cuerpo de docentes), y a nivel macro de la actual dirigencia educativa de nuestro país (instancia gubernamental)? Es perentorio seguir profundizando la temática de nuestro sistema educativo, a fin de ir descubriendo sus potencialidades, como así también sus lagunas.

Últimamente, se han producido varios estudios sobre la situación de la educación paraguaya, sus principales resultados, sus problemas y desafíos fundamentales. Aunque todavía importantes aspectos no han sido analizados, ya se cuenta con un diagnóstico inicial, acerca del cual, en términos generales, existe consenso básico. Desde aquí presentamos un breve e incompleto diagnóstico del sistema educativo, cuyo propósito es aportar elementos de reflexión para el debate sobre la educación y el desarrollo social, en el contexto del proceso histórico que en la actualidad experimenta el país.

Respecto a la educación primaria, los datos existentes y los estudios realizados coincidentemente, constatan que la educación primaria adolece de serios problemas de calidad, eficiencia y equidad. Los problemas de la calidad se deben, entre otros condicionamientos, a las limitaciones de la formación y de la metodología de enseñanzas aplicadas, a los deficientes equipamientos de los locales escolares y los escasos recursos de una alta proporción de los sectores y de los grupos sociales integrantes de la sociedad nacional. Estos factores hicieron que los niveles de aprendizaje fueran bajos y que las tasas de repitencia en el primer grado, por ejemplo, hace unos años atrás, se ubicaran en niveles cercanos al 30 por ciento.

En cuanto a la eficacia del sistema, el problema principal se traduce en los altos índices de deserción escolar. En concreto, si bien el actual proceso de la Reforma Educativa ya estaría generando resultados que tienden a reducir los impactos del problema, hasta hace unos pocos años las estimaciones sostenía que el 20% de los alumnos culminaban en seis años el ciclo primario, el 51% en un lapso de tiempo mayor, y que por tanto el 29% habría desertado totalmente. Esta deserción se duplica en no pocas zonas y comunidades rurales.

Respecto a la educación posterior a la primaria, igualmente se enfrentan complejos problemas y desafíos. En el afán de poner de resalto las cuestiones más impactantes, ciertos aspectos merecen ser destacados.

Igualmente, el nivel o la calidad de la enseñanza es una de sus limitaciones más importantes. Esta situación se debe en gran medida a las deficiencias en que se desenvuelve el profesorado. En un sentido, en razón de que la remuneración es insuficiente, y en otro, a causa de que una proporción significativa no ha recibido la actualización o especialización pertinente, dicho profesorado no cuenta con los estímulos para el desempeño eficiente de su rol.

Otro de los aspectos se relaciona con la todavía escasa cobertura de todo el sistema. De acuerdo a los cálculos (1994), teniendo en cuenta el drama de edad en que la población tendría que ingresar a este nivel educativo (desde los 13 hasta los 18 años), solamente el 34% de los jóvenes estaban matriculados. Esto significa que el 64% quedó fuera del sistema.

Finalmente, la educación universitaria igualmente enfrenta una problemática crítica y multidimensional, como ser: la existencia de estructuras académicas que no fueron diseñadas para responder a las exigencias; la escasez de recursos, y la falta de docentes -e inclusive de directivos- que posean la formación y la capacitación adecuadas para la formulación y la puesta en ejecución de las innovaciones académicas según exigen los nuevos tiempos.

De cara a esta realidad, que ciertamente se constituye en verdadero desafío para los diferentes sectores mencionados, se impone “seguir martillando en el mismo clavo”, es decir, sin bajar la guardia, desde la precariedad, ir diseñando pistas de solución que puedan llevarnos al verdadero cambio.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar