• HOY

    17°
    MIN
    31°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Viernes 19

    21°
    MIN
    34°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Sábado 20

    23°
    MIN
    28°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Domingo 21

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Lunes 22

    16°
    MIN
    21°
    MAX
     

    nubes

  • Martes 23

    12°
    MIN
    23°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

12 de Junio de 2011 00:00

 

Están promoviendo que los desalojen por medios violentos

Por Hugo Ruiz Olazar

Están promoviendo que los desalojen por medios violentos_262112

Están promoviendo que los desalojen por medios violentos_262112 / ABC Color

¿El poder en el Paraguay embrutece? ¿Convierte en gorilas el entorno de nuestros gobernantes? ¿Cómo librarnos de ellos si en cada período reaparecen con distintos rostros, disfrazados de empresarios, periodistas, religiosos, médicos, sindicalistas o sintierras, ostentando cargos de virreyes y de duques, sin ninguna preparación en leyes, en muchos casos ni en educación básica? En esta entrevista, el veterano político febrerista Juan G. Granada analiza la reelección de Fernando Lugo, promovida por su más estrecho círculo áulico, en una repetida aventura de los mandamases de turno. Para conservar sus privilegios, no les importa hacer trizas la normativa constitucional básica de convivencia, fomentando así la violencia y el enfrentamiento estéril, causas del secular atraso y miseria de nuestro pueblo.-Cuando Duarte Frutos puso en el tapete el tema de su reelección, la reacción del público fue radical, como si alguien le tocara la oreja. Hasta sirvió para catapultar a  Lugo. Hoy es el luguismo paradójicamente el que quieren hacer lo mismo. ¿Qué piensa?   

-Este problema coincide con ciertos períodos en que nos relajamos en la política, intelectual y moralmente. Antes era por la reelección de Stroessner. Cuando se llamó a la constituyente (en el 92) quedamos  con la impresión de que la nueva constitución tenía que consagrar principios claros y terminantes sobre la no reelegibilidad. Francia duró 27 años. Después vino Carlos Antonio, luego Francisco Solano, y después, todos los que pasaron por la presidencia quisieron repetir el período...   

-La realidad del Paraguay de toda la vida es que los que tenían que gobernar no gobernaron y los que llegaron, abusaron. Es lo que nos dice la historia.   

-Bueno, y justamente por ese precedente nefasto que arrastra nuestra historia es que en la constituyente del 92 consagramos principios claros sobre la no reelegibilidad. Pero vino el presidente Duarte Frutos y se creyó imbatible. Por la reacción de la población desistió, pero pícaramente se hizo elegir como senador activo. Hoy insiste en jurar a pesar de todos los desplantes que se le hacen...   

-Si jura, hasta puede volver a ser presidente de la República...   

-Los que están en el poder van por la vía  tramposa del manejo constitucional para intentar conservarse. Lógicamente si Duarte Frutos jura como senador, va a esperar ser presidente del Senado,  en la línea de sucesión presidencial. La presidencia puede volver a caer en sus manos, y eso está prohibido.  Hoy, son médicos, parteras, sintierras, sintechos, hombres de cualquier naturaleza o actividad los que promueven la reelección como si estuvieran preparados en materia jurídica. La Constitución es una materia jurídica muy seria que nosotros los abogados, con seriedad, somos los que tenemos que abordar...   

-En este caso es Carlos Filizzola y Sixto Pereira, un médico y un ex activista de sintierras...   

-Eso delata la débil solvencia moral de estos políticos que a última hora se encargan de empeñar su prestigio para conservar sus puestos de privilegio. Carlitos Filizzola fue intendente. Fue una figurita bastante bien conceptuada en aquel momento en que comenzó su actividad política (1989) después de la lucha estudiantil. Pero ahora, evidentemente tiene como objetivo permanecer en el Senado como sea, enganchado a cualquier fulano de tal. Hoy ni se sonroja para desacreditar las instituciones.   

-¿Cómo corregir estos vicios? ¿Hace falta  mano de hierro?   

-¿Una fuerza dictatorial? No, de ninguna manera. El remedio sería peor que la enfermedad. Tendríamos que disolver los partidos, que es la tesis marxista. El vehículo para la elección de las personas son los partidos  dentro de un ambiente social democrático...   

-Pero acá nos encontramos con  toros incontenibles que se quieren llevar todo por delante.   
   
-Estamos llegando a ese límite. Están mostrando que son capaces de quemar en la plaza la Constitución y las leyes...   

-Dicen que tienen legítimo derecho. ¿Tienen derecho o es una incitación a la violación?   

-Están promoviendo una reacción de la ciudadanía para que los desalojen de sus cargos por medios violentos, porque eso es lo que va a ocurrir. Las sociedades humanas ahora están reaccionando con violencia. Lo que pasa en los países árabes es un buen ejemplo. Sin respeto, sin orden ni estabilidad, los gobiernos no pueden existir.   
   
-Se supone que la Constitución es un acuerdo mínimo para la convivencia. Si el mismo gobierno no respeta...   
   
-Hace poco ABC publicó la tesis de Rousseau. En ese folletito se grafica bien la forma en que se organizan los poderes del Estado mediante la transferencia de los ciudadanos de aquellas partes de los derechos naturales de cada uno, a favor de una entidad  llamada Estado, para que en nombre nuestro conduzca la nación en orden y seguridad. Es el llamado contrato social. Ojalá que sea el libro de cabecera de nuestras autoridades.   

-El Contrato Social de Rousseau es básico...   

-El comportamiento de los que nos gobiernan no dice que hayan asimilado la lección. Más bien observamos comportamientos primitivos desajustados al derecho. Aparte, Lugo nos acostumbró a tener un país sin gobierno. ¿Quién dirige este país? No se sabe. El ministro de Hacienda pide socorro al parlamento para completar los rubros. El ministro de Obras Públicas hace lo que puede con los aportes que obtiene. El ministro de Justicia soporta una huelga de los hombres de Itaipú que dicen que tienen que ganar igual que los brasileños. Es como si mañana encontráramos petróleo y el sindicato exija para sí la cuarta parte de la riqueza... En las Fuerzas Armadas se ha dado de baja a brillantes comandantes sin justificación posible. Todo se hace con un criterio político de ir orillando la posibilidad de convertir al Ejército en uno mercenario. Es un escenario peligrosísimo de descalabro...   

-¿Una guardia pretoriana?

-Y claro. Lugo no quiere un ejército nacional, porque la mayor cantidad de jefes muy bien entrenados fue expulsada del ejército sin explicación, para poner en su lugar a gente "amiga"  proclive...   

-¿Al servilismo?   

-Claro, a imagen y semejanza del régimen de Hugo Chávez y de Evo Morales. De ahí parte la defensa desesperada que hace la izquierda tilinga de Lugo como candidato a la reelección. Sin Lugo no son más nada. Preparan un ejército mercenario. Con eso le digo todo. Los reservistas que desfilaron en el Bicentenario, provenientes de todos los niveles de nuestra sociedad, muy aplaudidos, de alguna manera dieron una respuesta de patriotismo a la alocada forma en que se quiere manejar a los militares.    No es con una doble conducta que vamos a resolver las cosas.

-¿Los ministros que no están de acuerdo con la reelección tienen que renunciar como piden los luguistas?

-Es un segundón el que pronunció ese adefesio, pero tampoco defiendo a los ministros. De ellos y los parlamentarios se puede esperar cualquier cosa.  Se les pasa trapo sucio por la cara y ellos callan y siguen. La política de estos últimos tiempos no es sino la rapiña al patrimonio del Estado, unos más, otros menos. Directamente se asalta, como el caso de las jubilaciones del IPS. ¿Vio cómo costó que le saquen al director de la cementera y ahora se conocen los chanchullos? Lo peor es que los liberales lo defienden. No puede ser que un carnet de correligionario los convierta en cómplices.   

-Sudamérica "se está poniendo colorada", o sea marxista, dijo Evo  por el triunfo de Ollanta Humala. Los autoritarios, o los populistas, antes tenían careta de derechistas, ahora de marxistas... Por lo visto es cíclico.   

-Estuve leyendo un libro sobre los Kirchner. ¡Qué cosa! Son asaltantes de primer mundo. Nosotros somos asaltantes del submundo americano. El latrocinio es lo que vale. En América Latina hubo en momentos de crisis grandes líderes pensadores como Haya de la Torre, como los argentinos Gabriel del Mazo y otros, cuya prédica nosotros repetíamos como loros en la facultad. Hoy no tienen ningún valor. Vale más la manifestación de apoyo y lealtad de 10 cuadras de obreros militantes del peronismo, o mejor del kirchnerismo, liderados por (Hugo) Moyano. Se pone de moda la brutalidad, hombres brutos como respaldo de gobernantes de tendencia autoritaria. Están caricaturizando la democracia...   

-¿Cómo corregir la distorsión? es la cuestión En este caso van a aprobar la enmienda y va a regir la política de los hechos consumados, como en el 99...   

-Yo pienso que estamos como en la decadencia de Roma. Solo salió de ese estado mediante la adopción de una nueva religión.   

-¡Qué! ¿Tenemos que aferrarnos a la religión?   

-Necesitamos un valor moral que venga a rectificar rumbos.   

-"Hacer de la política una religión", decía (Hipólito) Yrigoyen...   

-No creo que el camino a escoger sea el religioso. La  religión no evitó la debacle de Roma. La política es una actividad cívica eminentemente. Lo que tenemos que hacer es aprender a desprendernos de los atavismos que nos impulsan al atraco.   

-Benedicto (XVI) también mencionó hace poco (en mayo en la plaza de San Pedro) el pasaje bíblico de la destrucción de Sodoma y Gomorra, porque para Dios no había otra forma de sepultar la maldad...   

-El camino de nuestra recuperación es practicar educación cívica desde la infancia, en la escuela, enseñar a votar, acostumbrar a elegir a los niños y jóvenes en forma democrática. Hoy somos bárbaros todavía. De ahí esa inclinación de nuestros gobernantes a copiar modelos autoritarios como los de Chávez, Correa, Morales, Moyano, en vez de practicar la decencia para mejorar nuestra existencia. Tenemos que hacer de nuestra existencia un ambiente sano, agradable y feliz para conquistar el bienestar y la justicia, una sociedad amable, no una sociedad áspera, ríspida, enojada siempre, dispuesta a tomar el garrote para corregir a los vecinos. Ese ya no puede ser el parámetro de convivencia. Me hace acordar a Perón...   

-¿Perón?   
   
-Perón representó una especie de alarido de protesta dentro de una sociedad argentina que era una sociedad enaltecida. Llevó el chusmaje al gobierno. Llevó al parlamento a panaderos, basureros, estibadores para suplantar a la gente distinguida y educada. El populismo no aporta absolutamente nada al desarrollo de una sociedad. Yo desprecio a los hombres sin cultura, sin moral, con instinto apenas preparado para escamotear los bienes del Estado, como Moyano. La de hoy, no es la Argentina de otros años, que imitaba los gestos, el estilo de vida de Europa. Es la que estuvo acomodada al peronismo y hoy al kirchnerismo.   

-Como aquí, que la Constitución es interpretada por médicos, sin tierras, por grupos minoritarios que llegaron de casualidad al poder...   

-Sí. En la radio escucho a gente que no entiende nada de derecho y que  habla  de leyes y de la Constitución. Qué podemos esperar de una representación popular de este estilo, de esta  degradación moral alarmante. Tenemos que darnos un baño de decencia, espiritualidad, de cultura, de conocimiento...   

-¿Qué se puede pretender si tenemos una herencia de décadas de dictadura, analfabetismo, ignorancia? ¿Sirvieron para algo los intelectuales?
  
-Nuestra independencia firmó un abogado que no es civil sino canónico, de la Iglesia. En Bolivia firman 30 abogados. Eran de la Audiencia de Charcas. En Buenos Aires firma la independencia un grupo selecto de hombres que leían las últimas obras, los últimos relinchos de la teoría de Rousseau, de lo que se escribía en Europa. Nosotros no teníamos tres tipos que supieran leer y escribir en el Cabildo. ¿De qué libertad podíamos hablar sin educación, pataleando en el submundo de las ideas?   

Llevó al parlamento a panaderos, basure- ros, estibadores para suplantar a la gente  educada...

Están promoviendo una reacción de la ciudadanía para que los desalojen de sus cargos...

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo