23 de Octubre de 2009 00:05

 

George Berkeley (1685-1753)

No poco desconcierto causó Berkeley en su época, al negar la realidad externa, afirmando tajantemente nada menos que la "inutilidad" de la materia.

George Berkeley (1685-1753)_30622

George Berkeley (1685-1753)_30622 / ABC Color

Con el propósito de refutar el ateismo y el materialismo, sometió a crítica el concepto de materia, considerándolo interiormente contradictorio e inútil para el conocimiento. La crítica de Berkeley sobre la materia se basa en el nominalismo idealista. Con sus argumentos rechaza la teoría de Locke sobre las cualidades primarias y secundarias, declarando que todas las cualidades son subjetivas.Lic. Miguel Meaurio Coronel

Pero Berkeley va más allá y niega el valor de la ciencia para la concepción del mundo, nada menos, afirmando que la misión del sabio consiste en aprender a comprender el lenguaje del Creador y no pretender explicarlo todo solo por causas corporales.

Manteniéndose firmemente en su posición, rechaza la teoría de Newton sobre el espacio absoluto y se manifiesta también contra la teoría newtoniana de la gravitación, por considerarla una simple doctrina sobre la causa natural del movimiento de los cuerpos materiales.

Partió Berkeley del principio de que el hombre lo único que percibe directamente son sus propias ideas, sus sensaciones, y concluyó que la existencia de las cosas estriba en su perceptibilidad.

NEGANDO LA REALIDAD

Acerca de esta postura original, que por momentos parece incluso descabellada, conviene recordar que cuando se examina el pensamiento filosófico de cualquier científico o pensador del pasado, es preciso hacerlo tomando en cuenta las categorías importantes en su tiempo.

El empirismo anterior a Berkeley sustentaba la idea de que el universo de las sensaciones era real y perceptible, aunque no relacionado con la realidad externa, mientras que el mundo sensible y material lo aceptaba como verdadero, pero imperceptible, e incluso esgrimía  argumentos para dudar de su existencia.

Por su parte, Berkeley afirmó categóricamente que "ser" es ser percibido, o sea que lo único que posee existencia real es el mundo de las sensaciones, mientras que la realidad externa no solo no puede percibirse, sino que además no existe. (¡¿?!)

Sostuvo que las ideas son pasivas, percibidas por una sustancia incorpórea: el alma, que es activa y puede engendrar ideas. En su intento de evitar el solipsismo, forma radical de subjetivismo según la cual solo existe o solo puede ser conocido el propio yo, admite la multiplicidad de substancias anímicas, así como la existencia de un espíritu infinito: Dios.

Berkeley mantuvo que las ideas existen potencialmente en la mente divina, pero reciben existencia actual en la razón humana. Posteriormente, terminó por adoptar principios del idealismo objetivo próximos al neoplatonismo, afirmando la existencia eterna de las ideas en la mente de Dios.

CONTRA MATEMÁTICOS Y FÍSICOS

No admitió Berkeley más actividad que la de la substancia anímica. Adoptó una actitud negativa respecto al cálculo infinitesimal creado por Leibniz y Newton, dado que el reconocimiento de la divisibilidad infinita del espacio real contradecía la conclusión básica de su filosofía.

A partir de la segunda mitad del siglo XIX, muchas escuelas idealistas, como la de la inmanencia, o la del empiriocriticismo, o la del pragmatismo, adoptaron y dieron nueva vida a la filosofía de Berkeley.

La crítica de Berkeley, tanto a los principios del nuevo algoritmo como a las demostraciones que los matemáticos empleaban en el, no dejó de causar impresión, y su influencia se hizo sentir en forma más o menos visible en los matemáticos ingleses de entonces. Lo curioso es que hace solo medio siglo, la física de Einstein le dio la razón a Berkeley sobre la relatividad del espacio, pero esto fue posible mediante la absoluta "utilidad" de la materia. El mismo Einstein, quien era creyente, abandonó después la mecánica cuántica, porque lo que halló no le gustó. "Dios no juega a los dados", afirmó. Me hubiera gustado preguntarle al gran sabio ¿existe acaso algo que el Altísimo no pueda hacer?
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar