02 de Setiembre de 2011 19:00

 

Ídolo y leyenda del Rally del Chaco

Por Christian Mareco

El Rally del Chaco se acerca en el horizonte.

Estamos prestos para vivir otra apasionante competencia en suelo chaqueño, y antes de la misma no podemos dejar de hablar con quien es una leyenda y, sobre todo, un ídolo del automovilismo nacional, Héctor Omar Risso.En unas semanas más comenzaremos a vivir nuevamente otra apasionante edición de la prueba de automovilismo más tradicional de nuestro país, el Transchaco Rally.

Y cuando hablamos de esta competencia que siempre suscita el interés de no solamente los amantes del deporte motor, no podemos dejar de hablar de uno de los máximos ídolos del automovilismo, Héctor Omar Risso, o simplemente, el "Negro".

Es uno de los que siempre tiene el apoyo del público, cada aparición del Negro, ya sea en el Autódromo, durante la clasificación, o en suelo chaqueño, hace delirar a toda la gente amante de este deporte.

Y fuimos a hablar con él para que nos cuente sus vivencias, que tiene muchas, ya que Héctor Omar Risso cumplirá este año su edición número 38 como participante, es decir, es uno de los pioneros que sigue cada año formando parte del rally, al igual que Gerardo Planás.

No podemos desaprovechar la oportunidad de hablar con Risso y no consultarle acerca del inicio de esta competencia, que de acuerdo con él, la clasificamos en tres partes, la primera desde el inicio hasta la suspensión por parte del gobierno del Gral. Alfredo Stroessner. La segunda desde la vuelta de la competencia en el año 1987, y la tercera que podemos decir desde la aparición de los WRC’s (World Rally Car).

"El inicio de la competencia fue en el año 1971, era un tipo de carrera en la que no teníamos la mínima idea de cómo correr y competir. Surgió gracias al señor Philip Bell, que vino con la idea, habló con la gente del Touring Club Paraguayo. Yo ya estaba participando de las competencias en esa época. Había una carrera que llevaba el nombre de "las seis horas de Shell", se estaba iniciando la construcción del autódromo, y volvió a renacer el automovilismo en nuestro país, ya que antes venían autos de turismo de Argentina a realizar los shows. Recuerdo que se solicitaba el aeropuerto que se cerrara y allí se hacían las competencias", rememora Risso.

"El Rally del Chaco hizo que tenga fuerza la totalidad de las competencias de automovilismo. Antes era programar una carrera, no sabíamos si finalmente se correría en el día indicado, no había un calendario hecho", señaló cuando le consultamos si en la competencia de nuestro país hay un antes y un después del Rally del Chaco. Evidentemente es así.

"Cuando comenzamos la aventura, no teníamos idea de cómo íbamos a preparar el auto, que suspensión le pondríamos para encarar algo inédito para nosotros, que repuestos llevaríamos en el auto, como haríamos la hoja de ruta, nada, no teníamos absolutamente nada. Era ir a ciegas y escucharle a la gente que siempre se iba de cacería al Chaco", así comenzaba la historia.

Quisimos conocer cómo eran las etapas, la clasificación. Las tripulaciones llegaban hasta la zona de Piquete Cue, en la ciudad de Limpio, y de allí pasaban en balsa hasta el territorio chaqueño para comenzar la odisea. El popular Negro nos comenta que "había una sola etapa en esa ocasión, o sea, no había reagrupamientos ni nada que se le parezca, la especial se iniciaba en Asunción y culminaba en Nueva Asunción".

¿Cómo se desarrollaban las clasificaciones?, Risso nos cuenta. "La clasificación se hacía a la mañana y a las diez de la noche ya estábamos partiendo rumbo al Chaco. Pasábamos por la avenida Artigas, que no estaba asfaltada en esa época, y allí varios de los pilotos ya rompían sus autos", nos cuenta.

Y no era como se estila en estos días, con la largada a la noche hasta cierto tramo, y después los autos alzados a los remolques para que los pilotos descansen e inicien la etapa al día siguiente, nada que ver. "Recuerdo que pasábamos a las dos de la mañana por Piquete Cue y a las nueve, aproximadamente, estábamos en Pozo Colorado. Imagínate, corríamos la clasificación a la mañana, y a la noche largábamos la competencia, cansados, pero felices por lo que hacíamos", nos comenta el popular Héctor Omar Risso.

Risso comienza a hablarnos de la competencia en sí, nos cuenta que su primer navegante fue Pedro Natalio Aldave, el padre del empresario deportivo del mismo nombre. En esa época en el auto iban tres tripulantes, el piloto, el copiloto y un acompañante. Pero el Negro aclara que solo una vez corrió de esa manera, con Víctor Yambay y Fabio Ferreira, a bordo de un Ford Escort con volante a la derecha, traído del Uruguay.

En ese entonces y aún en la actualidad, para Héctor Risso, ganar el Rally del Chaco es tocar el cielo con las manos. "El piloto paraguayo puede ganar un montón de carreras, el Nacional, el Sudamericano, etc., pero si no gana el Rally del Chaco es como si aún no bailó el vals de los quince", compara Risso.

Risso ganó su clase en el año 1972, acompañado por Gerardo Planás, pero más adelante comenzaría a correr con la marca que hasta ahora lo identifica, la marca del ovalo, Ford. Incluso, el Negro dice que él no es normal, porque tiene el corazón ovalado.

Cuenta que en el año 77 llegaron los primeros Ford Escort, fueron dos, uno un 1.300 cc que estaba al mando de Fabio Ferreira y Luis Centurión, y otro un 2.000 cc, con él como piloto y con Cato Di Tore en el asiento derecho. En esta parte nos damos cuenta de lo sentimental de esta persona acostumbrada a acelerar, al recordar a su copiloto por más de 20 años. "No puedo olvidar a Cato Di Tore, con quien corrí más de 20 años, que no solo fue un gran copiloto, sino un gran amigo que perdí y que ya no está conmigo", recuerda con tristeza el Negro.

Le pedimos a Risso que nos cuente alguna anécdota de sus primeras andanzas en suelo chaqueño. "En el año 1971, en la primera edición, con Aldave, corremos con un Fiat 128 tracción delantera. Como no teníamos experiencia, mi copiloto me dice que llevaríamos algunas carpas por si nos encontrábamos con el barro. Antes de llegar a Pirahu ya el auto estaba lleno de barro y nos comenzamos a quedar. El auto ya no avanzaba y ya quemamos el embrague, sacamos la famosa carpa pusimos por debajo de la rueda delantera, yo estaba a 10 o 15 metros del auto, atajando la carpa como si fuera una bandera. ¿Qué pasó, se larga el embrague, la carpa se enrolló y yo fui a parar contra el parabrisas del auto. Fue increíble. De esas hay muchas en el Rally del Chaco".

Y nos cuenta una más. "En el año 1972 corrí con Gerardo Planás, con un Escarabajo (Fusca) y ganamos el Rally y la firma Diesa nos regaló un auto cero kilómetro, porque habían hecho esa promesa de dar un auto a los que ganarán el rally con esa marca. Al año siguiente volvimos con Gerardo pero la suerte a bordo del Escarabajito no fue la misma. Comenzamos a tener problemas con el diferencial, saltaba un diente, saltaba otro, íbamos a los golpes. En una de esas, el auto se empieza a quedar y había un fuerte viento de cola (sic). Cuando abro la puerta para empezar a empujar el auto, el viento comienza a soplar, entonces le dije a Gerardo que abra su puerta, y comenzamos a empujar y el auto tomaba velocidad gracias al viento y pudimos llegar a Nueva Asunción para reparar el auto", culmina el Negro.

Pero por supuesto que una charla con el Negro Risso tiene varias aristas. Esta fue la primera de ellas, hablándonos de los comienzos de esta prueba que está muy metida en el corazón del paraguayo. En la siguiente entrega, Risso nos contará sobre cómo fue que se inició su romance con Ford y sobre todo, cómo será el Rally de este año, el primero que no tendrá la presencia del Ing. Víctor Rubén Dumot, otra persona a quien nuestro protagonista extraña por todo lo que le dio al automovilismo de nuestro país, y principalmente, al querido Rally del Chaco.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar