13 de Junio de 2008 00:00

| ÁMBITO UNIVERSITARIO

LA JUVENTUD Y EL ESTADO

El medioambiente natural de la juventud es la universidad, donde encuentra las mejores posibilidades para su formación personal como ciudadano del mundo. Pero ¿a qué llamamos juventud? Y llamamos juventud (“divino tesoro”, para Rubén Darío) a la etapa de la vida de la persona que se extiende hasta los 25 ó 30 años; es decir, un periodo de la vida cuando todas las potencialidades humanas están en sus óptimas condiciones para asumir responsabilidades ante la sociedad.

Aurelio González Canale – Pedagogo

Indudablemente, la juventud es el recurso humano más importante con que cuenta un país para sus proyectos de desarrollo social. Cuidar que este recurso sea óptimo es el gran desafío del Estado como organización jurídica de los poderes administrativos de una nación.

Esta reflexión previa se nutre en una serie de principios constitucionales que destacamos a fin de que la ciudadanía tenga conciencia sobre la ineludible responsabilidad social que tiene el Estado de velar por el presente y el futuro de nuestra juventud. He aquí algunos de los artículos de la Constitución Nacional:

De la juventud (Art. 56). “Se promoverán las condiciones para la activa participación de la juventud en el desarrollo político, social, económico y cultural del país”.

Del derecho a la educación (Art. 73). “Toda persona tiene derecho a la educación integral y permanente… sus fines son el desarrollo pleno de la personalidad humana y la promoción de la libertad, la paz, la justicia social, la solidaridad, la cooperación”…

Del derecho de aprender (Art. 74). “Se garantiza el derecho de aprender y la igualdad de oportunidades del acceso a los beneficios de la cultura humanística, de la ciencia y de la tecnología, sin discriminación alguna”…

De la responsabilidad educativa (Art. 75). “La educación es responsabilidad de la sociedad y recae en particular en la familia, en el Municipio y en el Estado”…

De las obligaciones del Estado (Art. 76). “El Estado fomentará la enseñanza media, técnica, agropecuaria, industrial y la superior o universitaria, así como la investigación científica y tecnológica”…

Nuestra realidad: Más de 100.000 estudiantes universitarios concurren a las diferentes universidades públicas y privadas del país con la gran esperanza de contar con el título que lo habilitará para el servicio profesional. Grandes son los sacrificios que las familias realizan porque sus hijos logren la meta soñada y muchos, felizmente, lo logran; pero con la desagradable sorpresa de que, a la hora de la producción de servicios, se encuentran sin poder trabajar por la saturación del mercado o, sencillamente, porque no están suficientemente capacitados para ejercer la profesión.

¿Causales de estos fenómenos?: Un Estado indolente, una universidad mediocre y una sociedad insensible.

ACTIVIDAD

Organiza en tu facultad un debate sobre un tema parecido a este: “La Juventud, el Estado y la Universidad”.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar