19 de Octubre de 2007 00:00

 

La premodernidad, modernidad y posmodernidad en la filosofía

Capacidad: Identifica los rasgos que distinguen al hombre premoderno, moderno y posmoderno.

El pensamiento del hombre varía de una etapa a otra. Las ideas de aquellos que vivieron en la premodernidad son distintas a las del hombre moderno y más aún a las concepciones del posmoderno. La filosofía analiza cada uno de estos periodos y estudia las características que los identifican.


El hombre premoderno
La filosofía utiliza el término “premoderno” para referirse al hombre medieval y engloba el periodo comprendido entre Boecio (siglo V) y Guillermo de Ockham (siglo XIV). Estos 800 años poseen las siguientes características:
▪ La creencia en el otro mundo. El hombre medieval consideraba que el mundo terrenal era pasajero, contaminado por el pecado original, y que se encontraba en él sólo para ser probado, y en caso de ser digno acceder a la salvación eterna.

▪ La visión religiosa. Predomina la confianza en Dios y en la revelación bíblica.
▪ La imprecisión del campo de la filosofía. El término “filosofía” se aplicaba a un abanico de saberes: astronomía, teología, etc.

▪ Las fuentes principales de la filosofía. Fueron cuatro: la filosofía clásica, el cristianismo, el judaísmo y el islam.
Epígrafe: Pedro Abelardo fue un filósofo escolástico influyente de la premodernidad. Se enamoró de su sobrina Eloísa y vivió con ella un amor secreto hasta que fueron descubiertos por el tío de ella.
El hombre moderno
La modernidad, como lo define el padre Pedro Chinaglia, “es el mundo nuevo inaugurado por el hombre cuando, despierto del sueño dogmático de la Edad Media se puso a mirar y admirar el mundo real y concreto en que vivía”. Posee las siguientes características:
▪ El predominio de la razón. El hombre moderno cree en la exclusividad de la razón para conocer la verdad y sospecha del dogma teológico. Establece como normas la verificación, la coherencia racional, la comprobación empírica, la duda metódica.

Epígrafe: El símbolo del hombre moderno es Prometeo, personaje de la mitología griega que engañó a los dioses, haciendo que ellos recibieran las peores partes de cualquier animal sacrificado, y los seres humanos, la mejor.

▪ La liberación individual. El hombre postula su libertad incondicionada para regir su destino y combate toda forma de sujeción a la monarquía absoluta, al poder económico de grupos o clases, al poder del estado.
▪ La cultura de la logósfera. Se valora lo técnico–científico y la inteligencia lógico–matemática.

▪ La liberación de las supersticiones. Se considera que la infelicidad del hombre deriva de las supersticiones y de la religión.
▪ Los grandes ideales. El hombre moderno pretende transformar el mundo, explotar la naturaleza; tiene la fe ciega en el progreso y un optimismo generalizado.
▪ El culto al trabajo. Aparece la industrialización y la formación de los sindicatos y de los partidos obreros.

▪ El etnocentrismo. La modernidad considera las culturas europea y norteamericana como superiores a otras.
▪ El supuesto de que todo lo dado se expresa en algún dualismo:
- Alma–cuerpo: dualismo marcado por Descartes, considerado como el padre de la filosofía moderna.

- Sujeto–objeto: el hombre es el sujeto y en tal calidad se enfrenta a la realidad, la cual pasa a ser el objeto.

- Consciente–inconsciente: dualismo que introdujo Sigmund Freud.

- Base – superestructura: dualismo planteado por Carl Marx.

- La idealización de la democracia, el patriotismo y el anticolonialismo.

El hombre posmoderno
El hombre posmoderno pone en duda todos los logros de la modernidad debido a los fracasos sufridos en ese periodo, como la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Sus características son:
▪ El rechazo de la razón. Prioriza los sentimientos y la inteligencia emocional.

▪ La cultura de la iconósfera. Importa más lo vivencial, lo cercano.
▪ El desencanto de la idea de progreso. El hombre posmoderno pierde la fe en el progreso y considera que la situación no cambiará.

▪ La casuística. No se consideran los principios o las teorías éticas para resolver los problemas morales, sino que se recurre a la opinión mayoritaria.

▪ El hedonismo. La felicidad es fugaz, por lo tanto hay que vivir plenamente el momento.
▪ El culto a la imagen. La apariencia física, la estética, el consumismo y el individualismo son los valores predominantes.

▪ El consumismo. Se desvanece la mentalidad moderna de privilegiar el ahorro, reemplazada por “el vivir de créditos”.

▪ La decepción de la democracia. El estado es un mal administrador.

▪ La relatividad cultural. El etnocentrismo moderno es reemplazado por la creencia de que existe una pluralidad de realidades y que los mundos culturales son diversos, pero igualmente verdaderos y reales.
▪ El retorno de lo sagrado.
Epígrafe: El personaje mitológico Narciso es el símbolo del hombre posmoderno, por ser una alegoría del culto a la imagen.

ACTIVIDADES
I. Selecciona tres características de la premodernidad, modernidad y posmodernidad y compáralas.

II. Cita los dualismos de la modernidad:
III. Ejemplifica con un caso real una de las características del posmodernismo.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar