14 de Marzo de 2008 00:00

| LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

La tragedia

La tragedia es el subgénero dramático que representa los conflictos humanos y ofrece, como ya su nombre dice, una visión trágica de la vida. Su intención provocar en el espectador compasión y terror por el héroe que sucumbe en su lucha contra el destino. Veamos su origen y sus principales características.

Capacidad: Identifica los rasgos fundamentales de la tragedia.

Origen

El origen de la tragedia se ubica en el siglo V a.C. en Grecia, con grandes autores como Esquilo, Sófocles y Eurípides. Se desarrolló a partir del ditirambo, que eran himnos corales en honor de Dioniso.

Dioniso, el dios griego del vino, era bueno con quienes lo honraban, pero llevaba la locura y la destrucción a quienes lo despreciaban o no respetaban los rituales de su culto. Moría cada invierno y renacía en la primavera.

En honor de la resurrección de Dioniso, se celebraban importantes festivales, durante los cuales se realizaban grandes competiciones dramáticas. Los grandes dramaturgos griegos, como Esquilo, Sófocles y Eurípides escribían sus magníficas tragedias para estas celebraciones.

En el ritual, el coro se dirigía al altar de Dioniso, donde tenía que ofrecerse el sacrificio del macho cabrío. Alrededor, se agrupaban cantando el ditirambo, que específicamente era la narración de las gestas de Dionisos, lamento fúnebre por el dios moribundo, conmemoración de los sufrimientos, muerte y resurrección. Este ritual evoluciona hasta desembocar en la tragedia.

Características

• El protagonista está dotado de cualidades. El personaje principal es un héroe que posee muchas virtudes, pero en determinadas circunstancias, su pasión ciega su entendimiento y lo lleva acometer un error trágico.

• Predomina el sentido heroico de las acciones. Lo trágico se transforma en sacrificio por un ideal patriótico, la caballerosidad, el arrojo, la renuncia, el honor, etc.

• Existe un destino predeterminado por encima del hombre. Fuerzas opuestas se levantan unas contra otras, y en medio de ellas, el héroe de la tragedia se debate. El destino es una fuerza superior que domina al hombre.

• La fatalidad. El héroe de la tragedia no encuentra solución a su conflicto y la salida es la destrucción de su existencia.

• La intervención de los dioses. En los conflictos los dioses asumen distintas posturas, ya sea a favor o en contra del héroe. Los oráculos simbolizan la voluntad o el designio de los dioses, y las tradiciones son el reflejo de cómo debe funcionar el mundo de los mortales.

Elementos y partes de la tragedia

Los elementos esenciales de la tragedia son seis: el mito, los caracteres, el pensamiento, la elocución, el espectáculo escénico y la composición musical.

Las cinco partes de la tragedia son:

- El prólogo: Introduce el tema e indica la situación temporal y espacial.

- El párodo: Es el canto del coro al ritmo de la danza.

- Los episodios: Son la parte esencial de la tragedia. Se corresponden a los actos, con la diferencia de que no se dividen por la caída del telón sino por los cantos.

- El estásimo: Es el canto del coro en los intermedios.

- El éxodo: Es la escena final, el canto de salida del coro.

¿Cómo son los personajes de una tragedia?

▪ Se encuentran existiendo en una situación cerrada.

▪ Están condenados a morir.

▪ Se interrogan sobre su destino aquí en la tierra y en el más allá.

▪ Se preguntan cuál es la culpa desconocida por la que son castigados.

▪ En su lucha, provocan horror ante la magnitud de la catástrofe y piedad ante la fragilidad del ser humano.

El espectador de una tragedia no puede decir al salir que lo ha pasado bien, sino: “Salí del teatro destrozado”.

¿Cómo son los actores de una tragedia?

Para las representaciones, los actores iban calzados con zapatos de suela alta, llamados coturnos, para realzar sus figuras en los escenarios al aire libre.

La catarsis

Llamamos catarsis al efecto que produce la tragedia: temor y compasión ante la identificación con el personaje principal. La realidad es dolorosa; nos hace sentir culpables y origina en nosotros ansiedad. ¿Por qué aceptamos este sufrimiento cuando asistimos a una representación teatral?

Según Freud, porque la vivencia de la tragedia ajena nos permite sentirnos justificados y, de algún modo, perdonados. Una buena tragedia es capaz de justificar los más horrendos crímenes y hasta de hacer sentir piedad por los criminales.

ACTIVIDADES

I. Señala con F o V los datos referentes al origen de la tragedia:
(…) Nace en el siglo XV a.C. en Grecia.
(…) Se desarrolló a partir del ditirambo.
(…) Los ditirambos eran himnos corales en honor de Dioniso.
(…) Dioniso era el dios griego de la guerra.

II. Habla de los personajes de la tragedia:

III. Cita:

a) Los elementos de la tragedia:
b) Las partes de la tragedia

IV. Nombra tres características de la tragedia:

V. ¿A qué llamamos catarsis?
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar