01 de Mayo de 2009 00:00

| LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

Las funciones del lenguaje en la literatura

Capacidad: Reconoce las funciones del lenguaje predominantes en las obras literarias.

El lenguaje tiene una función básica, que consiste en servir de medio de comunicación entre las personas. Pero puede cumplir su papel primordial de manera sencilla, sofisticada, artística, etc. Y en esto se diferencia el lenguaje coloquial del literario: mientras que el primero es llano y espontáneo, el segundo emplea cuidadosamente las palabras para crear mensajes atractivos e interesantes.

El lenguaje coloquial y el literario
Las palabras son el instrumento principal de la creación del escritor literario. Cuando escribe un poema, una fábula o un cuento no lo hace de manera directa y sencilla, como un simple informe, sino que busca una forma bella y artística para crear sus mensajes. Utiliza para ello una variedad de recursos literarios: comparaciones, imágenes, metáforas, etc.

El lenguaje literario se distingue del coloquial por su aspecto selectivo, culto y depurado y su intención artística. Sin embargo, esto no significa que la literatura no utilice palabras ordinarias y expresiones populares, sino que el autor sabe presentarlas con elegancia. Lenguaje coloquial y literario se complementan y armonizan en la obra literaria.


Las funciones del lenguaje
Las funciones del lenguaje responden a las intenciones del emisor en la comunicación coloquial, pero también son empleadas en la literatura de diferente manera, según la temática que el autor quiera expresar y el género literario que haya escogido.

1. La función expresiva: Se centra en el emisor, quien expresa su emotividad y sus íntimos sentimientos.

2. La función apelativa: Se enfoca en el receptor. El emisor incita al oyente a atender su mensaje y busca generar en él una respuesta.

3. La función discursiva: Se centra en el mensaje. Es portadora de conocimientos y opiniones.

4. La función de contacto: El canal utilizado pone en relación a los interlocutores. Emplea palabras y gestos para comprobar el funcionamiento de la comunicación.

5. La función metalingüística: El código o lengua se utiliza para hablar de la misma lengua, del significado de las palabras, de sus funciones, etc.

6. La función poética: Es la propiamente literaria. Comunica contenidos en forma bella.


La función poética es la función literaria
La función poética es la predominante en la literatura, porque combina de diversas formas las otras funciones del lenguaje para adaptar la obra a diferentes situaciones y contextos:
 Utiliza constantemente la función discursiva al trasmitir los mensajes.

 Para atraer la atención del receptor y emocionarle o convencerle de actuar según sus ideas, el autor recurre a la función apelativa.

 Aprovecha la función expresiva para exteriorizar los sentimientos, especialmente en la poesía.

 Para comentar una palabra o frase, utiliza la función metalingüística.

 Emplea la función de contacto al utilizar un canal escrito para la comunicación.


La abuelita y el Puente de Oro
(Claribel Alegría)
Manuel tenía una cantidad infinita de anécdotas acerca de su abuela loca, que tenía una choza y un terrenito a medio kilómetro del Puente de Oro.

 Era loca, pero muy emprendedora –sonrió–. Estaba orgullosa de su gran puente colgado sobre el Lempa. “Mi puentecito”, le decía.

Manuel era dirigente de una organización de campesinos salvadoreños que había venido a Europa a dar una serie de charlas.

 ¿Qué tenía de loca? –preguntó Luisa.

 Bueno, desde que prendió la guerra, el ejército puso retenes a cada extremo del puente para protegerlo. A mi abuela se le ocurrió que iba a hacer fortuna sirviéndole de cocinera a la tropa. Cada mañana se levantaba a las cuatro, para cocinar frijoles, echar tortillas y hacer una olla de arroz. Ponía todo en su carretilla y se iba a servirles el desayuno a los soldados del lado más cercano. Después cruzaba el puente, casi dos kilómetros, ¿se imagina?, para darles el desayuno a los del otro lado. De allí se iba a su casa a prepararles el almuerzo y otra vez a empujar la carretilla.

 Muy energética, pero de loca nada –observó Luisa.

 La locura era que les cobraba tan barato por una comida tan rica y tan abundante, que no ganaba nada. Por si eso fuera poco, después de que los compas volaron “su puente” se le ocurrió teñirse el pelo de colorado.

 ¿Cómo? –lo miró Luisa incrédula.

 Hubo un enfrentamiento bien tremendo antes de que los compas lo volaran. Tuvieron que aniquilar a los retenes de los dos lados para que el equipo de zapadores pudiera colocar los explosivos. En la refriega cayó un compa y le encontraron el plano de las trincheras defensivas, los nidos de ametralladoras y el número exacto de efectivos instalados a cada lado. Días después una señora del mercado le advirtió a mi abuela que la guardia buscaba a la cocinera de tropa. Lo único que se le ocurrió a la bendita señora fue conseguir achiote y un lápiz de labios y regresar a su finquita. Una pareja de guardias se apareció al día siguiente preguntando por ella. Mi abuela sin inmutarse les dijo: Debe ser la vieja a la que le alquilé la finca hace una semana. La voladura del puente le destrozó los nervios y me dijo que se iba a San Vicente, donde estaba su hija.

 ¿Y usted quién es? –le preguntaron los guardias.

 Soy la respetable dueña de una casa de placer en Suchitoto –les respondió–, pero con los subversivos hostigando el cuartel constantemente, se me acabó la clientela y tuve que jubilarme. Así es la guerra –suspiró.

Luisa y Manuel se echaron a reír y Manuel prosiguió:
 La historia no termina allí. Unas semanas después me encontraba en un campamento, a la orilla del río Lempa, cuando veo venir a mi abuelita pelirroja remando fuerte contra la corriente en una lanchita llena de canastas.

 Vendo jocotes, papaya, limones, naranja dulce, ¿quién me compra? –pregonaba.

 Hola, Mamá Tancho –la saludó el primer responsable.
Como no sabía que era mi abuela, me dijo:
 Esa es la vieja que nos facilitó los planos para el ataque al Puente de Oro.
Le ayudamos a amarrar la lanchita debajo de un árbol y me abrazó quejándose.

 Ay, Memito –me dijo–, cada día esos babosos me hacen la vida más difícil. Desde que volaron el puente todos los días tengo que venir remando hasta aquí.

El jefe guerrillero le preguntó riéndose:
 ¿Y qué más nos traés, Mama Tancho?

 Ella quitó una capa de mangos de una de las canastas y siguió cantando con su voz de pregonera:
 Granadas de fragmentación, cartuchos para G-3, obuses de mortero 81. ¿Quién me compra?


Afianzamos lo que aprendimos
1. Estas afirmaciones son correctas (C) o incorrectas (I):
(….) El lenguaje coloquial selecciona los vocabularios y comunica las ideas en forma bella.

(….) El lenguaje literario emplea figuras literarias para dar elegancia a su mensaje.

(….) El contexto es el único factor que no incide en el uso del lenguaje.

(….) La función poética aprovecha las otras funciones del lenguaje.
(….) El lenguaje literario se opone totalmente al coloquial y no armonizan.

2. Explica por qué el texto utiliza la función poética del lenguaje:
3. Extrae ejemplos de las siguientes funciones del lenguaje presentes en el texto:
Función apelativa:.............................................................

Función expresiva:.............................................................


  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar