24 de Abril de 2009 00:00

| COMUNICACIÓN

Los elementos paralingüísticos esos que refuerzan la expresión oral...

Capacidad: Identifica los elementos paralingüísticos y reconoce su importancia en la comunicación oral.

/ ABC Color

Los movimientos corporales, desplazamientos, gestos, ademanes, postura, variaciones del acento y del tono de voz... tienen su implicancia en las comunicaciones orales. Refuerzan la expresión verbal y permiten que las intenciones comunicativas logren su propósito. Se los conoce como elementos paralingüísticos. Veamos cuáles son y qué comunican.


¿Qué es la paralingüística?

La paralingüística es un área de la comunicación que estudia la expresión de los mensajes no verbales. Incluye todos los estímulos producidos por la voz humana que sirven para dotarla de expresividad, contextualizar el mensaje, y aclarar o sugerir interpretaciones de la información emitida: un guiño, las pausas de la voz, el zapateo, etc.

La paralingüística permite que los receptores de un mensaje puedan hacer inferencias o juicios de cuatro tipos:
1. Las características físicas del orador.

2. Su personalidad.

3. Su actitud hacia el público receptor.

4. Su estado emocional.


Algunos elementos paralingüísticos

Los movimientos corporales, los gestos faciales y las miradas actúan a veces como sustitutos de las palabras o como indicadores de afecto y actitud. Veamos los mensajes que comunican los elementos paralingüísticos más comunes en un discurso:
1. Felicitar: El orador acompaña sus palabras con una sonrisa, que puede reforzar elevando las cejas y abriendo los ojos más de lo normal. Indica: “¡Qué bueno!, ¡podemos lograr más!”.


2. Indicar algo feo o perjudicial: El hablante frunce el entrecejo, arruga la nariz, cierra los ojos más de lo normal y mantiene los labios apretados, con la comisura hacia abajo. Expresa: “¡Qué mal estamos!, ¡es realmente triste!, ¡pésimo!”.


3. Impotencia o decaimiento: El orador deja caer los hombros hacia adelante, con los brazos estirados y la cabeza baja. Comunica: “¡Es muy difícil!, ¡no hicimos nada!”, etcétera.


4. Actitud positiva: Las manos del emisor están abiertas y extendidas hacia adelante. Una de las manos a la altura de la cara y la otra a la del pecho. El mensaje es: “¡Adelante!”, o “¡Podemos hacerlo!”.


5. Involucramiento: Generalmente el orador realiza tres movimientos de brazo: a) para indicar su compromiso, con las manos a la altura del pecho, tocándolo ligeramente con los dedos; el mensaje es: “Yo me comprometo”. b) Para señalar la participación del público: “Ustedes”, los brazos extendidos hacia adelante a la altura de los hombros, con las palmas de las manos hacia arriba y los dedos extendidos. c) Para enfatizar que tanto el orador como el auditorio están involucrados, lleva los brazos extendidos a la altura de los hombros, con las palmas hacia adentro; expresa: “Nosotros”.


6. Dar las gracias: Vocalización con tono de admiración o exclamación, acompañada de una sonrisa. Comunica: “¡Estoy contento!, ¡me siento reconfortado!, ¡muchas gracias!”.


7. Lucha: Uno de los brazos del orador realiza un ángulo de 90º, con los puños cerrados y agitando a la altura de la cara, mientras el otro brazo se mantiene en posición vertical.


8. Mantener la atención del receptor: El orador hace una pausa y dirige la mirada hacia el público. El mensaje es: “Estoy hablando para ustedes, ¿me escuchan?”.


9. Agrado: El orador tiene una mirada dulce y enternecedora, acompañada de una sonrisa. Puede acompañar un pausado abrir y cerrar de ojos.


10. Decepción: Una mirada de reojo con una sonrisa fingida, indica decepción.

Afianzamos lo que aprendimos

Señala con una X todas las opciones que se relacionan con los elementos paralingüísticos:
(…..) Son todos aquellos elementos que apoyan la expresión verbal.

(…..) Se refiere solamente a las impostaciones de la voz.

(…..) Dificultan y entorpecen las interpretaciones de la información emitida.

(…..) Incluye la mirada, los movimientos, las posturas.



Q-RIOSIDADES

¿Por qué “en Jauja”?

Jauja fue una de la primeras ciudades americanas fundadas por los españoles. Esta provincia peruana fue famosa por la fertilidad de su suelo y por los dones de salubridad que se le atribuían. Durante la colonización fue un lugar codiciado para los conquistadores, quienes llegaron a identificarlo como el Paraíso. De ahí las expresiones: “vivir en Jauja” o “un país de Jauja” para ponderar la vida tranquila y con el bienestar asegurado.

El escritor Lope de Rueda escribió una obra ficticia titulada “La tierra de Jauja”, en la que describe el lugar como la isla del oro en la que los árboles dan buñuelos; los ríos, leche; las fuentes, manteca; y las montañas, queso. El fallecido escritor Helio Vera tenía una columna llamada “Anales del país de Jauja”, en alusión a la declaración de un diputado que describía al Paraguay como “el país de las maravillas”.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar