14 de Diciembre de 2011 00:00

 

Media sombra para cultivo de tomate

Por Saturnina Ovelar y Iwao Kimura

El tomate es una hortaliza que, para su crecimiento y producción, necesita de temperaturas entre los 20 ºC y 25 ºC.

Temperaturas inferiores a 10 ºC retardan el crecimiento y perjudican la producción; las superiores a 35 ºC provocan la caída de flores. Ante las dificultades que plantea el cultivo en verano, sumadas a la demanda de la hortaliza en los meses de verano, un matrimonio de productores de Caraguatay ha instalado una hectárea de media sombra, donde ya se pueden observar plantitas de tomate con buen crecimiento, bajo mulching con más de tres semanas de trasplantadas y bajo sistema de riego por goteo.Como muchas otras hortalizas, el tomate —si bien puede sembrarse durante todo el año— abunda en una o más épocas del año, cuando el clima es apropiado para su crecimiento, pero escasea en otras épocas como en verano, cuando los precios se disparan. A la abrupta variación de precios se le suma la variación en tamaño y calidad de los frutos y el ingreso de tomate de los vecinos países.

El fenómeno de la estacionalidad provoca una baja de los precios en la temporada o época normal del cultivo de tomate; y en cambio, un aumento de precios, a medida que se aleja la estación normal de cultivo.

INVERSIÓN EN MEDIA SOMBRA
El uso de media sombra natural (con hojas de cocotero por ejemplo) o bien el de mallas plásticas que intercepten más del 50 % la luz del sol, junto con un manejo racional del riego, contrarrestan los efectos perjudiciales de los intensos calores.

Esta nueva inversión de la familia Kimura, que combina media sombra, mulching y riego por  goteo, busca proteger a las plantas de la intensa radiación solar y, en definitiva, atender la demanda nacional de tomate en el verano, asumiendo un buen manejo del cultivo y partiendo de semillas certificadas de calidad reconocida. Para la instalación, se han utilizado postes de kiri, malla media sombra, alambre para armar la estructura e hilo de nailon para sujetar las mallas entre sí y por los alambres guía.  El kiri (Paulownia tomentosa) es un árbol originario de China, puede alcanzar hasta unos 27 metros de altura, con troncos de entre 7 y 20 metros de diámetro. Sus hojas pueden alcanzar hasta 40 cm de ancho y son ricas en nitrógeno (sirven como abono orgánico); las raíces previenen la erosión. Kimura ha aprovechado la madera de estos árboles que existen en su finca y que, en ciertas partes, actúan incluso como cortina rompevientos.

El esmero puesto en la instalación de esta protección busca asegurar su permanencia, a pesar de las frecuentes inclemencias del tiempo, vale decir, lluvias intensas, vientos fuertes y vendavales.

(*) Productores hortícolas de Caraguatay
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar