12 de Setiembre de 2003 00:00

| ESTUDIOS SOCIALES

Primera guerra mundial (I)

Si el siglo XIX fue el tiempo de las revoluciones, el siglo XX podría considerarse como el siglo de las guerras. Este siglo comenzó con la Primera Guerra Mundial y, en gran medida, sus resultados crearon el clima propicio para el estallido -aunque 20 años después- de la segunda guerra que soportó el mundo.

Entre los años 1914 y 1918, Europa soportó una guerra que comprometió a muchos países de todas partes del mundo, y que dejó millones de víctimas.

Los alemanes y austriacos resultaron derrotados cuando EE.UU. entró en el conflicto a favor de Gran Bretaña y Francia.

Como consecuencia de la división de los imperios turco, alemán y austro-húngaro, al llegar a su fin la Primera Guerra, empezaron a reorganizarse los dominios y los países implicados.

Antecedentes

La guerra de 1914 fue el resultado de causas sustanciales, que fueron gestando de a poco en Europa, un ambiente belicoso, entre los que mencionaremos como principales:

- La paz armada.

- Y la política imperialista.


La causa ocasional que precipitó la guerra fue el asesinato de Francisco Fernando, archiduque austriaco, en Sarajevo, capital de Bosnia.

La guerra

La Primera Guerra Mundial duró del 28 de julio de 1914 al 11 de noviembre de 1918.

Durante este tiempo se enfrentaron dos coaliciones:

- “los aliados” y

- “las potencias centrales”


El núcleo principal de “los aliados” lo formaron Francia, Rusia y Gran Bretaña.

El núcleo principal “las potencias centrales” estuvo formado al inicio por Austria, Hungría y Alemania.
“Los aliados” superaban ampliamente a las “potencias centrales” en población y en capacidad económica; además dominaban los mares, lo que les aseguraba el transporte y las comunicaciones, logrando así bloquear al adversario.

En cambio, las “potencias centrales” formaban un bloque territorial compacto, conectado por muy buenos sistemas de comunicación y transporte, que posibilitaban el traslado de sus ejércitos sin dificultades; además, estaban mejor preparados para la guerra porque tenían mayor número de soldados entrenados, mejor armamento y abundantes equipos.

“Los aliados” eran inicialmente más débiles, pero los recursos con que contaban les aseguraban el triunfo si la guerra se prolongaba. Pero los alemanes, con el fin de evitar esto, realizaron ofensivas fulminantes, esperando que la victoria les favorezca.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar