17 de Octubre de 2003 00:00

| CIENCIAS DE LA NATURALEZA Y SALUD

Transmisión de enfermedades

Generalmente, una enfermedad tiene ciertos síntomas. La enfermedad puede afectar a todo el cuerpo o a partes de él. La gente puede nacer con ciertas enfermedades, como los desórdenes genéricos. Otras enfermedades se pueden desarrollar durante la vida de la persona.

Una enfermedad infecciosa es la causada por organismos o virus que entran al cuerpo. Esa enfermedad se puede transmitir de una persona a otra pasándose los organismos que causan la enfermedad. Esto puede ocurrir directa o indirectamente.

La transmisión directa de una enfermedad puede ser por medio de los estornudos, la tos, el contacto físico o las transfusiones de sangre. Al estornudar o toser, los microbios van en las gotas de humedad expedidas por la nariz y la boca. Los virus del catarro se transmiten, generalmente, en esta forma.

El contacto físico puede transmitir algunas enfermedades. La varicela, por ejemplo, se puede transmitir por el contacto con la piel del enfermo. Algunas de las enfermedades de transmisión sexual (ETS; STD; en inglés). El herpes genital, la sífilis y la gonorrea son ejemplos de ETS.

Algunas enfermedades se transmiten por medio de las mordeduras de los animales. Los perros y los murciélagos, por ejemplo, pueden pasar la rabia a otros mamíferos (incluyendo al hombre) en la saliva que entra por la herida causada por la mordedura. Si hay organismos patógenos en la sangre de un donante, estos organismos pueden causar enfermedades en el que la recibe. Antes de aceptar a una persona como donante de sangre, se debe investigar el estado de su salud, de esta manera se reduce el número de enfermedades transmitidas por transfusiones.

La transmisión indirecta de una enfermedad ocurre cuando los patógenos pasan de una persona a otra por un agente intermediario. Los organismos que están en los objetos pueden pasar a los seres vivientes por medio del contacto con esos objetos. Las esporas de Clostridium tetani están en la tierra y en algunos objetos como clavo. Si una persona pisa un clavo y las esporas entran a su cuerpo, puede contraer la enfermedad del tétano. La hepatitis es una enfermedad del hígado, se puede transmitir por el uso de agujas hipodérmicas sucias.

Al comer o beber algo contaminado, ocurre la transmisión indirecta de una enfermedad. La fiebre tifoidea -que es causada por una bacteria-, se transmite tomando agua contaminada con la bacteria; generalmente el agua ha sido contaminada con heces humanas que contienen la bacteria. Por lo tanto, la fiebre tifoidea se transmite bajo condiciones sanitarias impropias. El cólera y la hepatitis infecciosa también se transmiten al consumir agua o alimentos contaminados.

Los animales, como los insectos, son otro medio de transmisión indirecta de enfermedades, y se llaman vectores. Estos pueden transferir un patógeno mecánicamente, como cuando una mosca lleva microbios a los seres humanos. En muchos casos, las pulgas, las garrapatas, las moscas y mosquitos son vectores de ciertas enfermedades; por ejemplo, la picadura de un mosquito transmite el virus que causa la fiebre amarilla. La encefalitis viral -enfermedad del sistema nervioso-, puede transmitirse por varios insectos vectores.

Cuando los patógenos van rápidamente de hospedero a hospedero, la enfermedad se extiende a toda prisa en una población. La condición en la que una enfermedad se extiende en una población es una epidemia. En el Siglo XIV, una epidemia de peste bubónica mató de 25 a 40 millones de personas en Europa.

La teoría germinal de las enfermedades

No fue hasta 1870 que se aceptó la teoría de los que afirmaban que los microorganismos causan enfermedades. En 1864, Pasteur demostró finalmente que los microbios no surgían por generación espontánea. El trabajo de Pasteur apoyó también la Teoría Germinal de las Enfermedades, que sostiene que muchas enfermedades son causadas por microorganismos vivos. Robert Koch demostró que la causa del ántrax, una enfermedad del ganado era un bacilo (bacteria de forma cilíndrica). Al probarlo, Koch aplicó ciertos principios que identifican un microbio en particular como la causa de una enfermedad.

1) El microorganismo específico está siempre en los fluidos corporales o en los tejidos del hospedero enfermo.

2) El microorganismo puede aislarse del hospedero enfermo y cultivarse en un cultivo puro.

3) Si el microorganismo que se obtiene del cultivo se inyecta a un hospedero saludable que sea susceptible, este se enfermará.

4) Los microorganismos en el hospedero infectado experimentalmente se pueden recobrar en un cultivo puro.





  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar