Artículos por Autor “Jesús Montero Tirado”

  • 19-02-2018

    Fragilidad del amor

    Si el autor del “Cantar de los cantares”, joya de la literatura universal, tuviera que escribir ahora ese libro de la Biblia, inspirándose en cómo la mayoría de las parejas vive actualmente el amor y cómo amamos en la mayoría de nuestras relaciones humanas, ciertamente no diría que “el amor es más fuerte que la muerte” y que “ni los torrentes de aguas caudalosas podrán apagarlo”. Estoy de acuerdo con Zigmund Bauman y su libro “El amor líquido”, en el que afirma que en las sociedades actuales influidas por el capitalismo los vínculos del amor no son sólidos; son frágiles, líquidos, se liquidan y rompen rápidamente.

  • 12-02-2018

    Los pilares de la educación

    La educación que ofrecemos no responde a las necesidades y exigencias del presente, menos aún a las que tendrán los niño actuales cuando egresen del sistema educativo. Casi lo digo de balde porque todos lo sabemos. Ya es inútil echar la culpa de esta situación a los maestros, al Ministerio de Educación y Ciencias, a los políticos y sus partidos, a la reforma o al bilingüismo mal resuelto, a las universidades o a la corrupción. Solo hay tiempo para trabajar inteligentemente y con la mayor rapidez posible. En veinticinco años, el mundo ha cambiado vertiginosamente, por ejemplo, no existía la sociedad virtual y hoy hasta los niños están sumergidos en ella. En estas circunstancias, la educación no puede seguir igual.

  • 05-02-2018

    El futuro de la profesión docente

    Están en proceso de continuo cambio los modos de trabajar, las necesidades y clases de trabajo, los modos de comunicarnos, informarnos y relacionarnos, los modos de pensar desafiados por las innovaciones tecnológicas y los cotidianos descubrimientos científicos, que nos llevan a otras interpretaciones y otras cosmovisiones de la realidad, y todo ello nos está abocando a cambios en los modos de vivir.

  • 29-01-2018

    Modelo de sociedad

    Los educadores familiares y profesionales tenemos la responsabilidad de introducir a los niños en la cultura y en la sociedad en que viven. Al mismo tiempo tenemos también la responsabilidad de prepararlos para que, cuando egresen de la educación formal, sean miembros activos de su sociedad, con vocación y compromiso de contribuir a mejorarla. Dicho de otra manera, la educación debe equilibrar la pedagogía “reproductiva”, que reproduce en los niños la sociedad de la que son parte, y la pedagogía “crítica” que enseña a descubrir las falencias de la sociedad, para ir en busca de otro modelo que las supere.

  • 22-01-2018

    Nuestro futuro como humanidad

    Durante toda la historia, los seres humanos nunca hemos tenido tanto poder para crecer, desarrollarnos y superarnos como ahora. Y al mismo tiempo, también podemos afirmar que nunca como ahora hemos tenido tanto poder para destruirnos y acabar con toda la humanidad. La locura de los arsenales de bombas atómicas y otras armas destructivas similares puede dispararse, reventar nuestro planeta y acabar con todos nosotros por las superlativas prepotencia y ambición de poder de uno o unos desequilibrados.

  • 15-01-2018

    Completamente felices

    La palabra felicidad es tan exuberante que encierra muchos significados y se usa para referirse a vivencias diferentes. Si entras en un buscador de internet puedes encontrarte con más de cincuenta millones de artículos, comentarios, poemas, libros, obras musicales, películas de cine, obras de teatro, etc., que tratan de ella. Si los diccionarios la definen como “estado de ánimo”, Aristóteles decía que es “un estilo de vida que se alcanza por la virtud” y Nietzsche la criticó como aspiración de los mediocres. Pero la verdad es que todos aspiramos a ser felices y, aunque no sepamos definirla, soñamos con alcanzarla, si no la hemos alcanzado todavía. Quien más quien menos si no logramos su plenitud seguramente que todos podemos decir que al menos la hemos gozado en algunos momentos destacados de nuestra vida.

  • 25-12-2017

    Motivos de la felicidad

    En estos días es costumbre expresar nuestros mejores deseos de felicidad a las personas queridas y cercanas. Los que conocemos a Jesucristo y creemos en Él lo hacemos con motivo de celebrar su nacimiento, porque le queremos y porque es excepcional acontecimiento de la historia, fuente inagotable de bienes trascendentes para la humanidad. Felicitamos además porque coincide en fechas el romanticismo que le damos a cerrar un año y, sobre todo, abrir otro, festejando por lo hecho y recibido y por la esperanza de que todo irá bien y mejor en el año que estrenamos.

Cargar más