Belleza vampira

Posteado por Mirtha González Schinini el 02-03-2013

Las modas llegan y se van, hace tiempo que ya casi nadie se escandaliza al ver un piercing en la lengua o en el párpado. Y no es exclusivo de jóvenes menores de 20, también se ven personas con canas que los llevan con orgullo.

¿El tatuaje? hay verdaderos adictos que llegan a imprimirse un jardín en el cuerpo, un delfín o la cara de un payaso ¿Recuerdan a la chica en una película reciente que se tatuó supuestamente un mensaje tribal y lo que en realidad decía su tatuaje era “salsa de soja”.

Lo más nuevo al parecer es cubrirse los dientes con metales, tipo el diente de oro de Pedro Navaja. Y una reciente moda oriental hace que miles de adolescentes vayan al dentista no para una ortodoncia, sino para limar sus dientes o hacerlos disparejos para crear un aspecto más natural.

Es increíble: lo único que tenemos con total dominio es el cuerpo. Eso fue lo que pensó una jovencita que dijo “este cuerpo es mío”, y se desnudó delante de su notebook para que su novio la viera, sin peligro, según ella. Pero internet es un mundo abierto y su imagen se paseó por todos los contactos que tenía el muchacho. 

Lo único que tenemos es nuestro cuerpo, nuestra vida, el resto es puro relleno. Eso fue lo que pensó un muchacho  al que le dijeron que no tendría el trabajo de sobrecargo en un avión de línea aérea extranjera porque tenía un tatuaje. Y una chica tuvo que escuchar que el llamativo color rosa de su pelo fue la razón por la que no la contratarán en una consultora.

En fin, la moda es una reina que se instala en  nuestras cabezas y nos impulsa a pintarnos las uñas con tonos fluo. No nos deja opción y tenemos que usar pantalones de cadera, aunque tengamos cuerpo de elefante. Las decisiones más arriesgadas las toman las mujeres que quieren ser hermosas cueste lo que cueste, y en una mesa de quirófano se van de este mundo con ese último deseo. 

Estamos en la era de la imagen, el culto a la belleza, con sus novedades: hombres depilados, mujeres de narices iguales a otras, colores de ojos divinos y absolutamente irreales. Ahora la moda de los  colmillos prominentes y la sonrisa estilo vampiro. Si lo ves no te asombres, es la moda que rige, define y excluye. Pensaba en estas cosas mientras escuchaba: “la pinta es lo de menos si sos un gordo bueno”.  

 

Reportar error

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar