Apuesto a los Fabrizios

Posteado por Antonia Delvalle Castillo el 03-04-2017

El senador llanista Ramón Gómez Verlangieri (PLRA) fue repudiando públicamente por uno de sus hijos, Fabrizio, por ser parte del grupo de 25 legisladores (colorados cartistas, liberales llanistas, Frente Guasu y Avanza País), que atropelló la institucionalidad del Senado, el martes 28 último. Es una clara señal de que la juventud ya no tiene ánimo de seguir como meros espectadores, tolerando, si siquiera a sus padres, cuando está en juego el futuro del país.

 

Por lo general, a partir de los 40 años, con experiencia acumulada, aparición de canas y arrugas, tendemos a querer menospreciar a los jóvenes. Denotamos contra ellos porque se pasan supuestamente en la pavada, muy contrario a lo que creemos era nuestra generación, una generalización que no corresponde.

Las revoluciones, los cambios, los inventos más descabellos en su momento y que después trascendieron por su importancia y valor, fueron iniciados por jóvenes. Es que en los años mozos uno tiene entusiasmo, es idealista, por lo general no está contaminado por factores externos y no tiene normalmente contraposición de intereses o compromisos que pudieran frenar sus proyectos, siempre que haya voluntad.

Los jóvenes en los últimos años y meses ya dieron suficiente muestra de que están cansados de los políticos mentirosos, de la falta de autoridades idóneas y capaces de apostar decididamente por el país y su gente, despojados de sus banderías políticas, intereses personales y sectarios. Así lo demostraron estudiantes de colegios, luego de universidades.

También cada día hay grupos juveniles que luchan desde donde les toca contra la corrupción, o apostando por la defensa de cauces hídricos y el ambiente. En San Lorenzo, por ejemplo, un grupo de 20 jóvenes lleva adelante una campaña ambiental "Quiero un San Lorenzo mejor" y el Grupo Che Kuerai (estamos hartos), tildados por las autoridades como “cinco gatos locos”, que valientes se enfrentan al sistema, que se nutre de ciudadanos que no se animan a salir de su zona de confort para enfrentar los problemas y buscar las soluciones a tantas necesidades de su ciudad o país.

Según el Fondo de Población de las Naciones Unidas, del 56% de la población menor de 30 años, el 29% se encuentran en el rango de 15 a 24 años. La juventud empoderada, capaz de convertir sus debilidades en fortaleza, es la que puede sacar al país hacia adelante, no los mañosos de siempre. Confío en la juventud, y de hecho juega un papel protagónico en la crispación producida por políticos que atentan contra nuestra Ley madre.

 

Reportar error

Enviar a un amigo