El error de Mario Ferreiro

Posteado por Edgar Ruiz Diaz el 21-12-2015

El 15 de noviembre último los ciudadanos que viven en Asunción votaron por el cambio y eligieron a Mario Ferreiro como nuevo intendente de la Capital, el candidato que arrasó en los comicios derrotando por decenas de miles de votos a Arnaldo Samaniego.

Durante su campaña, Mario Ferreiro prometió el cambio radical en la Municipalidad de Asunción con la implementación de una nueva política comunal con hombres nuevos, dinámicos, honestos, transparentes y de buenos antecedentes.

El flamante intendente asunceno asumió en horas de la tarde este sábado último en medio de la alegría de la ciudadanía que lo eligió para llevar adelante un duro trabajo que exigirá el bacheo de calles, ordenar, mejorar y reconstruir gran parte de nuestra querida Asunción.

Tras la ceremonia de toma de posesión de cargo, el nuevo Lord Mayor de la capital paraguaya dio a conocer la composición de su nuevo gabinete, momento en que surgieron los malos recuerdos de antecedentes feos de un par de nuevos directores municipales.

Y fue así que a muchos les llegó la decepción porque Mario Ferreiro nombró como altos funcionarios a dos cuestionadas personas envueltas en denuncias públicas, mala gestión y presuntos hechos de corrupción durante el gobierno del presidente Federico Franco (2012/13).

La primera desilusión surgió con la designación de Max Rejalaga como nuevo jefe de gabinete del intendente capitalino. Rejalaga había sido sindicado presunto cerebro de las famosas engañosas “paladas iniciales” y protagonistas de otros hechos que se verán más adelante, según denuncias  y críticas realizadas en su momento a la gestión del entonces cuestionado ministro Salyn Buzarquis.

El segundo desencanto con Mario Ferreiro trajo consigo el nombramiento de Braulio Ferreira como nuevo director de Administración y Finanzas de la Municipalidad de Asunción. Ferreira se desempeñó como viceministro de de Finanzas del ministro de las “paladas iniciales”.

Además de denuncias públicas por presuntas gestiones irregulares, Ferreira y Rejalaga cumplieron una cuestionada gestión en una multimillonaria licitación del MOPC para la pavimentación de la ruta Santa Rosa-Capitán Bado. A causa de ese hecho, que generó todo un escándalo, el entonces “ministro palada inicial” se vio obligado a destituirlos. Ese antecedente e información el amable lector puede leer aquí.

Rejalaga, el nuevo jefe de gabinete de Mario Ferreiro, así como el flamante director de finanzas Braulio Ferreira, también fueron objeto de otras denuncias, una de ellas realizada ante el Ministerio Público por “S.O.S. Patrimonio Cultural del Paraguay”, por presunta “lesión de confianza, apropiación y daño a las cosas de interés común”. Esa noticia está en internet y puede leerse aquí.

Además de las “famosas paladas” iniciales, en los historiales de las gestiones públicas del nuevo jefe de gabinete y el flamante Director de Finanzas de la Municipalidad de Asunción también están informes y denuncias sobre presuntos pagos irregulares de subsidios a transportistas.

Rejalaga también tiene en su haber otro grave antecedente como viceministro de de Obras Públicas en relación a 17 kilómetros del tramo de la ruta  Piribebuy-Caacupé a Azcurra que quedó inconclusa y abandonada.

Detalles de ese antecedente puede verse aquí.

Rejalaga y Ferreira serán hombres de entera confianza del nuevo intendente capitalino, pero como se ve, los antecedentes de ambos conspiran contra la confianza y no favorecen al cambio anunciado.

Lamentablemente Mario Ferreiro se equivocó al nombrar a esas dos personas en delicados cargos.

Sin embargo, el nuevo titular comunal de Asunción tiene tiempo para corregir su equivocación y evitar contar en su equipo con funcionarios cuestionados.

¿Habrán más antecedentes negativos de ambos?

¿Utilizará Mario Ferreiro su nueva  lapicera para enmendar el error?

 

Reportar error

Enviar a un amigo