Salud Pública versus humo de tabaco

Posteado por Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el 28-09-2015

Pensar que fumar en los restaurantes estaría prohibido era casi una locura. ¿Cómo no acompañar la cerveza y una tapa de tortilla de papa con un cigarro? ¿Cómo me van a prohibir fumar un cigarro mientras me tomo una copa de vino en un bar? Esto es lo que pensaba la mayoría de los españoles fumadores antes de que la ley antitabaco de su país entrara en vigor. Pocos creían que esta norma entraría en vigor y sería respetada. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, lo fue. ¿Pero cómo se consiguió esto en un país de tradición fumadora?

/ Gentileza, BID

Por María Pilar Cascán Herreros.   

Tras años de dedicación al mantenimiento y fomento de la salud pública, desde APTA, la Asociación para la Prevención del Tabaquismo en Aragón (una región al noreste de España), ha llegado el momento de compartir las experiencias, en un intento de que ciudadanos, gobiernos o entidades sin fines de lucro de muchos otros países se incorporen al activismo social, en defensa de un derecho universal como es la salud.

Actualmente en mi país, España, está en vigor una ley que prohíbe fumar en lugares públicos que no sean al aire libre. Esto incluye bares, restaurantes, discotecas, transporte público, lugar de trabajo; claramente esta restricción no es suficiente. Aún así, llegar hasta aquí, no ha sido fácil, ha habido que recorrer un camino lleno de obstáculos, generalmente promovidos por la industria del tabaco, con gran influencia en instituciones gubernamentales por su gran poder económico.

El diálogo, la negociación constante con representantes de las administraciones públicas por parte de los dirigentes de APTA, así como la movilización ciudadana a través de campañas a pie de calle y  medios de comunicación, fueron factores clave para conseguir estos objetivos.

Se reclamaron leyes para regular la venta, publicidad y consumo de tabaco, posteriormente se propusieron modificaciones para avanzar en la consecución de ampliar los entornos libres de humo de tabaco, todo esto junto con la desmitificación de las campañas publicitarias de la industria, para contrarrestar la influencia en los más jóvenes y así evitar el inicio en el consumo de tabaco o retrasarlo. Tal y como suena, ha sido una lucha constante.

Para conseguir que esta ley que protege a la ciudadanía saliera a la luz, se trabajó junto a otras entidades y asociaciones del territorio nacional, vigilando permanentemente el cumplimiento de la misma, sobre todo en los lugares de ocio y hostelería. Para ello se mantuvieron reuniones con los empresarios y líderes del gremio solicitando colaboración para el cumplimiento de la ley y en defensa de la salud de sus trabajadores, al estar expuestos pasivamente y durante muchas horas al humo del tabaco. La respuesta fue muy positiva cumpliéndose esta ley masivamente.

En APTA, somos conscientes que las redes sociales tienen una tremenda influencia, sobre todo en los jóvenes, para ello a través de la plataforma ciudadana Porque nosotros no, también disponible en Facebook lanzamos información útil para mostrar los verdaderos peligros del tabaco.

Por otra parte, y aunque parezca irónico, en APTA no nos olvidamos del fumador, sino todo lo contrario. Creemos que es, indiscutiblemente, la víctima de la industria, y al que como premisa fundamental de este movimiento asociativo hay que ayudar para que cese en el consumo de tabaco.

Lo hacemos a través de consultas de deshabituación tabáquica, perteneciente a la asociación y repartidas por el territorio de Aragón, ya que se trata de un territorio muy disperso. Estas consultas están gestionadas por profesionales de la salud, médicos, enfermeras y psicólogos.

En ellas se acompaña al fumador en todo el proceso de deshabituación proporcionándole el acceso a los diferentes tratamientos avalados científicamente para tratar el síndrome de abstinencia y alejándolo de aquellos tratamientos alternativos que han demostrado poca eficiencia terapéutica.

Pero nuestra labor no queda aquí. Se lanzan campañas publicitarias haciéndolas coincidir con días significativos en la que se envían mensajes pro salud informando sobre las consecuencias del inicio y consumo de tabaco a la población. A la vez, se estimula a los fumadores para que dejen este vicio, ofertándoles la información de centros y unidades en los que pueden recibir ayuda.

En APTA, seguimos avanzando y asumimos como propia la lucha de la Organización Mundial de la Salud para conseguir el etiquetado genérico de los paquetes de tabaco, colaborando y formando parte de entidades de ámbito nacional como el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo.

El reclamo de que la prohibición se extienda al interior de vehículos cuando haya niños y a lugares compartidos por la población como playas o estadios deportivos es el objetivo actual. Siguen siendo muchas las barreras, pero el movimiento asociativo, es fundamental en la defensa de la salud de los ciudadanos, la lucha debe ser imparable para que se adopten medidas en materia de salud pública, en este y en todos los campos que lo requieran.

Cuéntanos sobre la ley antitabaco en tu cuidad. ¿Existen restricciones? ¿Tu gobierno hace algo al respecto? Comparte en la sección de comentarios o mencionando a @BIDgente en Twitter.

Pilar Cascán está graduada en enfermería por la Universidad de Zaragoza. Desde entonces, su compromiso por la lucha antitabaco es muy reconocido, sobre todo, por haber ocupado el cargo de Presidenta de la APTA durante muchos años. Además, ha sido miembro de la subcomisión y comisión de docencia del postgrado de la Escuela de Ciencias de la Salud y profesora asociada de la Universidad de Zaragoza. Actualmente es coordinadora de calidad de enfermería del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

ESTA COLUMNA FUE ORIGINALMENTE PUBLICADA EN EL BLOG GENTE SALUDABLE DEL BANCO INTERAMERICANO DE DESARROLLO BID.

 

Reportar error

Enviar a un amigo