Problemas adultos para niños

Posteado por Ilde Silvero el 12-10-2017

Vuelven al ataque algunas ONG locales y ciertos organismos internacionales para intentar convencer a la opinión pública paraguaya que la ideología de género representa un avance en la educación de nuestros niños y adolescentes. Tal propuesta es absolutamente inaceptable porque pretende instalar en escuelas y colegios algunos problemas vinculados con la sexualidad que son de personas adultas.

 

Por supuesto que una bien orientada educación sexual de los adolescentes es recomendable, con miras a que, cuando llegue el momento adecuado, los jóvenes asuman con conocimiento y responsabilidad sus relaciones sexuales. Con una instrucción seria y éticamente aceptable, podría disminuir sensiblemente el número de mujeres adolescentes embarazadas, que tanto utilizan como bandera los propulsores de la ideología de género.

Una buena y generalizada educación de los jóvenes en valores constituye el instrumento más adecuado para combatir la violencia contra la mujer, así como los conflictos intra familiares.

El tema de la lucha contra toda forma de discriminación no necesita ninguna ley pues hay artículos de la propia Constitución Nacional que prohíben expresamente cualquier tipo de discriminación por la causa que fuere. Esto se ve en los hechos, en la vida cotidiana, pues en nuestra sociedad existe una amplia tolerancia y aceptación de las diversas opciones de conducta sexual de las personas. Habitualmente, nadie es perseguido ni reprimido porque es bisexual, homosexual, transexual, lesbiana, travesti, etc.

Lo que no corresponde y, en consecuencia, no se puede permitir es que esta problemática de las opciones de conductas sexuales se enseñe ya en las escuelas, a niños que están empezando su proceso de conocimiento y adaptación al mundo al cual llegaron. No tiene sentido ni justificación meter a los escolares en la discusión sobre “género”, que es una construcción ideológica propia de personas adultas.

En las aulas, resultan suficientes las clases de anatomía sobre las características de los dos sexos, el masculino y el femenino, del ser humano y las orientaciones sobre relaciones sexuales a adolescentes que están concluyendo su educación media.

El concepto de “género” no es un tema para incluir en las mallas curriculares de la educación escolar básica, por la sencilla y natural razón de que los niños todavía no están en edad de analizar y tomar decisiones sobre “opciones de identidad sexual” cuando físicamente lo único que saben con certeza es su condición de varón o de nena.

Por favor, dejemos que los niños sean niños y que elijan libremente si quieren jugar con pelotas o muñecas, pero no los obliguemos a incursionar en la ideología de género y a preguntarse a sí mismos si quieren ser heterosexuales, bisexuales, homosexuales o lesbianas. Cuando sean grandes, ya tendrán conocimientos y tiempo para plantearse el tema pero, por ahora, dejemos simplemente que los niños sean nenas o varones y punto.

 

Reportar error

Enviar a un amigo