Richard Ashcroft: fútbol, nuevos éxitos, sin eludir a The Verve

Posteado por Annabel Pitaud el 28-10-2016

El ex The Verve pasó una semana en Buenos Aires con su familia disfrutando principalmente de la cultura futbolera, antes de lo que sería su primer par de presentaciones en suelo porteño en el marco del Personal Fest. Paraguay estuvo ausente de este tour, no así sus fans paraguayos.

Sabemos del fanatismo de muchos rockeros ingleses por el fútbol. Un ejemplo reciente son los Kasabian que ofrecieron un concierto gratuito en su ciudad al salir el Leicester City campeón de la Premier League, teniendo en cuenta que un año antes el club estaba por descender. O cuando a Noel Gallagher le tocó ver en Chile el partido de la final del mismo campeonato en el 2012, donde el Manchester City se coronó campeón luego de 44 años con un gol del Kun Agüero en el minuto 93:10 y gritó tanto, que tuvo dificultades con su voz durante su show. Otro de Manchester que es súper fanático es Kevin Cummins, fotógrafo de Joy Division, quien fue a disfrutar de un partido en La Bombonera y después se tatuó ese minuto del gol triunfador para el City en su brazo derecho. Y así, sigue la admiración hacia algunos deportistas argentinos, con Maradona a la cabeza, siguiendo por Messi, Tévez, el Kun y la lista puede continuar.

La semana pasada continuó esta tradición Richard Ashcroft que fue a la cancha de Boca y también Pete Doherty que simuló “la mano de Dios” junto a un graffiti y lo compartió en sus redes. Si bien no era la primera vez en Buenos Aires para Doherty, sí lo era para el esperado Richard Ashcroft.

El ex frontman de The Verve se presentó como el principal artista internacional del Personal Fest. Apareció vistiendo una campera roja, ataviado como en el último video “These People” que da título a su reciente disco. A lo largo de sus canciones se mostró dramático, peleador, dando vida a sus temas, cantando para la gente y dejando que los fans coreen las más conocidas, que eran, por supuesto, las del gran “Urban Hymns”. Un álbum que es una joya del britpop de los 90s, un clásico, con canciones que rebosaron en las radios como “Sonnet”, “The Drugs Don’t Work”, “Lucky Man” y “Bitterweet Symphony”, a la que se refirió como el himno universal, con cierto aire de cansancio al anunciarla.

Fueron una hora veinte minutos de sencillos lanzados durante toda su carrera, destacando su fase solista con “Music is Power”, “Break the Night With Colour” y la bellísima “A Song for the Lovers”.

El Personal Fest mantiene de esta manera su tradición de juntar artistas de la corriente británica con lo mejor y surgente de la escena local. Más de 22 mil personas disfrutaron del recital y más de 200 mil personas lo vieron en vivo por el streaming oficial de empresa de telefonía móvil. Lo bueno de estos festivales, es que inventaron los Side Shows. Quiere decir que algunos de los artistas del cartel, dan también una presentación en algún boliche o teatro.

El lunes 24 se repitió la cita con el ex The Verve interpretando casi el mismo set, agregando que, a pedido de un fan, tocó “Weeping Willow” en versión acústica. El público le gritó el olé, olé, olé, olé, Ricardo, Ricardo… A propósito de la tradición rockera, vistió la albiceleste que le habían regalado con su nombre en la espalda y el número 10 (¡menos mal no decía Ricardo!). Al cántico, respondió: olé, olé, olé, olé, I thank you, I really doooo… ¡y prometió llenar el Luna Park en su visita del próximo año! (¡Qué buen dato!).

Lo mejor fue ver de repente una bandera paraguaya casi en el frente del escenario, era lo justo y necesario para hacer que todo se vuelva más genial de lo que ya era. Al salir, nos enteramos que esa tricolor había sido firmada el día anterior por Richard Ashcroft y que pertenece a fans que llegaron desde Encarnación. Cuando le explicaron que vinieron de Paraguay, Ashcroft les respondió que escuchó mucho de nuestro país porque su guardaespaldas era el mismo que acompañó a Noel Gallagher en su visita de mayo del 2012 y que le contó historias geniales… suponemos que habrá leído el post de Noel donde relataba con mucha buena onda que Paraguay es un país muy loco!

Ahora, después de dos geniales fechas con Richard Ashcroft y una deuda de 20 años saldada con Sudamérica, esperamos que pasen los días y se lo confirme en Paraguay en el 2017. Y para no elegir una sola canción del catálogo de este genio, mejor repasamos todo el show del Personal Fest y nos preparamos para (lo que podría ser) su próxima visita.

https://youtu.be/gU8xw6_RklE


 

Reportar error

Enviar a un amigo