• HOY

    19°
    MIN
    21°
    MAX
     

    nubes rotas

  • Miercoles 27

    17°
    MIN
    26°
    MAX
     

    cielo claro

  • Jueves 28

    17°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 29

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 30

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 31

    24°
    MIN
    30°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.200

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.080

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

10 de Agosto de 2012 08:36

 

Australiana suelta las cenizas de su padre en el estadio olímpico

Por AFP

SÍDNEY. Una mujer australiana admitió haber llevado las cenizas de su padre al estadio olímpico de los Juegos de Londres-2012, donde las extendió sobre la pista del triple salto.

Es la prueba en la que el difunto había competido en los Juegos de 1948 también en la capital británica.

George Avery, fallecido en 2006, quería ir a los Juegos Olímpicos de Londres porque fue ahí donde quedó segundo en el triple salto en 1948, relató Robyn Glynn. Así que su familia compró entradas para el triple salto y viajaron a la capital británica con los restos del patriarca.

“Mi hermana y yo misma, con nuestros respectivos maridos, mi hija y nuestros nietos vinimos al estadio con las cenizas”, dijo Glynn a la radio ABC desde el estadio, en la noche del jueves, cuando se celebró la final del triple salto masculino, que ganó el estadounidense Christian Taylor.

“Luego hicimos algo más que colarlo (al fallecido en las instalaciones), nos acercamos a la pista y soltamos sus cenizas al aire, que las llevó justo encima de la pista de triple salto”, dijo.

Glynn dijo que su padre nunca alardeó de su éxito en los Juegos Olímpicos y guardó su medalla en un cajón, pero después de ver los Juegos de Sídney-2000, decidió volver a Londres. “Pensamos que éste es el lugar al que le habría gustado volver. Deseaba mucho estar aquí, pero al final no pudo”, añadió.

Avery luchó por la medalla de oro en triple salto de Londres-1948 tras distinguirse en las series clasificatorias, pero acabó segundo en la final por sólo cuatro centímetros por detrás del sueco de Arne Ahman.

 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo