28 de Diciembre de 2008 00:00

 

Se fue Ovidio Casartelli, campeón en 1949 con Guaraní

Los memoriosos, los estudiosos y los amantes del fútbol que ya están próximos a subir la cuesta de los 70, de seguro lo recuerdan. En primer lugar por su apellido, en segundo lugar por su calidad futbolística y, sobre todo, por su simpatía y su amabilidad como persona.

Ovidio Casartelli formó parte de aquel equipo de Guaraní que, en 1949, obtuvo un campeonato peleado palmo a palmo con Nacional, y que recién se decidió en la última fecha de la competencia. Una fecha antes del final, Nacional encabezaba las posiciones con dos puntos de ventaja sobre Guaraní, pero cayó goleado por Sportivo Luqueño 6-0. Guaraní, a su turno, goleó a River Plate 7-1 y le dio caza en la punta.

El domingo siguiente, Nacional medía al debilucho Sol de América, pero entre denuncias de incentivo y otras lindezas del fútbol, los azules le birlaron un punto a los tricolores, en tanto que los aurinegros demolían a Atlántida con un contundente 4 a 0, ganando un nuevo campeonato, tras 26 años de sequía.

En aquel equipo, dirigido por Fulgencio Romero, sentaban plaza, al lado de Casartelli, figuras de la talla de Miguel Salinas, Eduardo Galarza, Armando González, Carlos Fatecha, Patrocinio Otazú, Lorenzo Calonga, Arsenio Gómez, Francisco Peralta, Pablo León, Meza, Atilio López, Ranulfo Miranda, Juan Patiño y Félix Vázquez, la mayoría de los cuales emigraron a Colombia, al año siguiente.

Allá fue también Casartelli con su bagaje de talento, simpatía y calidad humana. Se enroló en el Deportivo Pereira, donde estaban muchos paraguayos, a tal punto que en la temporada de 1951, bajo la dirección de Vicente Sánchez “Vicente”, los 11 titulares eran paraguayos: Marcelino Vargas (ex Libertad); Armando González (Guaraní) y César Santomé (Nacional); Castor Cantero (Olimpia), Ovidio Casartelli (Guaraní) y Lorenzo Calonga (Guaraní); Casimiro Avalos (Cerro Porteño), Ranulfo Miranda (Guaraní), Pedro Fernández (Cerro Porteño), César López Fretes (Olimpia) y Enrique Avalos (Cerro Porteño).

Pasó luego al Nacional de Medellín, donde fue campeón en 1954, junto a Casimiro Avalos, uno de los goleadores del torneo colombiano de ese año. Emigró luego a Chile convirtiéndose en uno de los primeros paraguayos en jugar en ese país, enrolándose en el O’Higgins de Rancagua, donde jugó varios años.

Como entrenador, se formó y empezó su carrera en Chile, dirigiendo al Everton de Viña del Mar, y al club donde había comenzado jugando. Pero su éxito más resonante lo consiguió en 1964, conduciendo al club “Luis Cruz Martínez” de Curicó al ascenso a la división mayor. Hoy ese club se llama “Curicó Unidos” y milita en el fútbol mayor de Chile. En Colombia dirigió al Unión Magdalena y, en nuestro país, donde residió un tiempo, fue DT de Sport Colombia, de Presidente Hayes y de las inferiores de Guaraní.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar