• HOY

    23°
    MIN
    33°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • Jueves 25

    22°
    MIN
    29°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Viernes 26

    23°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Sábado 27

    18°
    MIN
    22°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Domingo 28

    16°
    MIN
    24°
    MAX
     

    cielo claro

  • Lunes 29

    14°
    MIN
    26°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

30 de Enero de 2011

 

Agresión al fútbol

Por Sergio Peña

El partido entre Guaraní y Cerro Porteño que debía cerrar la primera fecha del torneo Apertura no se jugó anoche en Luque debido a una agresión sufrida, cuando estaba para arrancar el juego, por el portero aurinegro Pablo Aurrecochea desde la tribuna en la que estaba ubicada la parcialidad azulgrana. La pedrada le abrió en la cabeza una herida de 4 centímetros que mereció dos puntos de sutura. El árbitro Ulises Mereles suspendió el partido y sus antecedentes pasarán al Tribunal de Justicia, que determinará al respecto. Por su parte, el nuevo Olimpia ganó de virada su partido ante Nacional por 2-1.

Ganó el vandalismo criminal

 

La peor promoción para el fútbol se vio en Luque, donde Guaraní y Cerro Porteño no pudieron ni siquiera poner a rodar el balón. Justo antes del comienzo, un proyectil criminal impactó en la cabeza del arquero aborigen, Pablo Aurrecochea. El juego fue suspendido por falta de garantías.

 

Esperábamos ver más gente en el estadio Feliciano Cáceres, por la historia y jerarquía de los contendores y por la expectativa que generó el partido entre Guaraní y Cerro Porteño, correspondiente a la primera fecha.

Sin embargo, a la vista de los acontecimientos, no podemos cuestionar a los aficionados que prefirieron no asistir al partido y solo resta darles la razón.

Es cierto que la violencia está latente en cada sector de nuestra sociedad, pero ni el más pesimista en ese contexto pudo haber pensado que en el momento en que iba a comenzar el partido, se produciría un acto criminal que terminaría dejándonos en ayunas a quienes fuimos a ver un encuentro de fútbol.

En la elección de los arcos, se asignó el del sector Sur, hacia donde estaba la hinchada de Cerro, al arquero aborigen, Pablo Aurrecochea, y el opuesto, frente al público de Guaraní, a Diego Barreto. El árbitro, Ulises Mereles, se disponía a dar la señal de inicio, cuando desde las gradas fue lanzada una piedra que impactó de lleno en la cabeza de Aurrecochea, quien cayó al suelo manando sangre de una herida de consideración, cerca de la sien, lado derecho.

Estupor, sorpresa, incredulidad, fastidio, todo eso junto se apoderó del público deseoso de ver un espectáculo futbolístico, que veía cómo la acción vandálica se enseñoreaba del mismo. El vergonzoso hecho daba para que de inmediato se decidiera la suspensión. Sin embargo, se deliberó mucho, se asumió protagonismos innecesarios, para terminar en lo que exigía la situación. ¡Pobre fútbol paraguayo!

Se complica la agenda cerrista

Sin saber aún en qué terminará el triste episodio referente al partido entre Cerro Porteño y Guaraní, salta a la vista que se complicará considerablemente la agenda de compromisos de los azulgranas.

Cerro viaja mañana a Venezuela para el partido revancha con el Petare, que será el jueves. El retorno de los azulgranas está previsto para el sábado, por lo que no podrá jugar el domingo su encuentro de la segunda fecha, como local, frente a Tacuary. Si se le encima el juego ante Guaraní, Cerro se verá envuelto en una seguidilla de partidos. Un gran perjuicio sin duda el causado por uno de sus supuestos seguidores, aunque a esa clase de inadaptados no se les puede considerar como aficionados al fútbol.

Entretanto, los dirigentes azulgranas buscarán que se asigne una nueva fecha para que se cumpla el partido con Guaraní. Un argumento que será esgrimido es que en el Art. 28 del Reglamento, donde se refiere a la suspensión de partidos, solo se habla del juego una vez comenzado, cuando que el de ayer no empezó. Tampoco se menciona la figura de "falta de garantías", que fue el motivo de la suspensión.

El capitán cerrista Diego Barreto opinó: "La agresión a un colega nos produce rabia e impotencia. Pero creo que se debe fijar otra fecha y jugar".

Exigirán los puntos

Más allá de los dos puntos que mereció la herida de cuatro centímetros en la cabeza de Pablo Aurrecochea, la dirigencia de Guaraní exigirá que se le concedan los puntos en juego frente a Cerro.

El tema todavía será debatido, ya que el caso quedará a cargo del Tribunal de Justicia, que considerará el informe del árbitro Ulises Mereles y del veedor Michel Sánchez.

Para el presidente aborigen, Alberto Acosta, el tema es muy claro: "Nosotros pediremos los puntos en juego porque esta situación la generó alguien del público de Cerro. Esto ya no es extraño, ya que hace unos días se vio otro espectáculo lamentable protagonizado por esta misma gente en un partido internacional".

"Presentaremos la nota correspondiente a la APF y esperamos que se obre de acuerdo con las leyes y que de alguna manera se castigue a los responsables de esto, que le perjudica al mismo Cerro Porteño y a la afición deportiva".

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo