• HOY

    20°
    MIN
    27°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Martes 19

    17°
    MIN
    27°
    MAX
     

    cielo claro

  • Miercoles 20

    20°
    MIN
    25°
    MAX
     

    nubes rotas

  • Jueves 21

    15°
    MIN
    20°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Viernes 22

    13°
    MIN
    21°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 23

    16°
    MIN
    22°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.040

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.620

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

22 de Febrero de 2016

| Ganó el menos flojo

“Claciclón” de verano

Por Sergio Peña

El clásico fue para Cerro Porteño que consiguió el triunfo sobre Olimpia por uno a cero. El gol del triunfo del conjunto de barrio Obrero llegó en el minuto 19 del primer tiempo, por conducto del lateral derecho, Raúl Cáceres. A los 8 minutos de la etapa complementaria, fueron expulsados con roja directa Alejandro Silva de Olimpia y Sergio Díaz, de Cerro Porteño. También fue expulsado el técnico cerrista César Farías por festejar fuera de su área el gol convertido por Cáceres.

Cerro Porteño ganó el clásico del fútbol paraguayo en su primera edición del año y se aproxima a la punta del torneo Apertura.

Dicho de esa forma, parecería que el Ciclón hizo “cartón lleno” frente a su rival de todos los tiempos, pero lo cierto es que el equipo, que hoy día no es azulgrana sino otra cosa, por el diseño de su casaca, superó al Olimpia más inexpresivo de los últimos tiempos, por el exiguo marcador de 1 a 0.

Jugando cómodamente, casi a sus anchas, Cerro Porteño tuvo todo para darse un festín, pero no supo capitalizar las situaciones favorables que se le presentaron en el partido. Terminó ganando con un gol logrado promediando el primer tiempo y por ser finalmente el menos flojo de los dos.

Olimpia no tuvo marca apropiada, no pudo hacerse nunca de la posesión de la pelota, ni siquiera de aquellas entregadas por los cerristas, que a su vez, también eran desperdiciadas por los franjeados.

Las proyecciones de Raúl Cáceres, nominado como lateral derecho en reemplazo de Bonet, fueron de lo más llamativo en los primeros tramos de un partido en donde ambos equipos parecían cuidarse en demasía de no cometer errores.

En una de las primeras llegadas de Cerro, Cáceres le había servido un pase a Torales dentro del área rival, pero el remate de primera de este salió lejos del arco. Barreto empezaba a tener trabajo, como en un remate de Sergio Díaz que atenazó. Entretanto, Olimpia no encontraba la fórmula para tener sorpresa en función ofensiva, pasando casi inadvertidos los hombres en punta, José Núñez y el juvenil debutante Fatecha.

Se aproximaba el minuto 20, cuando Alejandro Silva llevó una carga para Olimpia de forma individual. La defensa cerrista repelió el ataque y generó un contragolpe. Fabbro recepcionó en el mediocampo y de inmediato abrió a la derecha para Raúl Cáceres, quien emprendió una gran corrida por ese andarivel.

El lateral cerrista jugó con José Ortigoza, quien “pivoteo” como muchas veces frente a Leguizamón y le devolvió el balón a Cáceres. Este remató de derecha y Barreto tapó con rebote. La pelota le volvió a Raúl, quien esta vez de zurda remató a la red, abriendo el marcador y desatando el delirio entre los cerristas.

Olimpia no tuvo reacción y sí mostró muchas zonas realmente flojas, donde se imponían variantes que no surgieron del banco. De ahí que Cerro ganaba siempre por mayor presencia física de sus jugadores en defensa y mediocampo, pero tampoco lograba hacer daño en ofensiva, donde muchos intentos quedaron en la nada por la displicencia en la culminación de las jugadas.

En el arranque del segundo tiempo, a raíz de una falta de Raúl Cáceres en la mitad de la cancha, se tomaron Sergio Díaz y Alejandro Silva (este último ya amonestado) viendo ambos la tarjeta roja directa del árbitro José Méndez, de pobre trabajo.

Con diez hombres por cada equipo, las mejores condiciones siguieron siendo de Cerro para aumentar el marcador. El técnico Farías, expulsado tras festejar con sus jugadores el gol de Cáceres, algo que no debería tener razón de ser en el fútbol, no supo ordenar los cambios puntuales para que su equipo liquide el partido y gane por un marcador más holgado.

Si Olimpia fue inexpresivo, Cerro también pecó de conformista. Farías debe persuadirse de que la estirpe de Cerro le obliga a imponerse sin dejar margen de dudas, cuando las condiciones se lo permiten y no jugar a defender un marcador de uno a cero, que bien pudo alterarse en un remate de Cardozo que besó el travesaño, antes de decretarse el “claciclón”.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo