01 de Octubre de 2012

| LOS PUERTOS FLUVIALES: BISAGRAS AGROINDUSTRIALES CON EL MUNDO (II)

El Paraguay está desaprovechando la potencialidad de puertos francos

Por Ing. Carlos Cáceres

La escasa conectividad interna como externa de nuestro país, sumada a la gestión poco eficiente por parte de la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP), hacen que se desaproveche la potencialidad que ofrecen los tres puertos francos ubicados en Brasil, dos en Argentina, dos en el Uruguay, uno en Chile, más un depósito privado en Iquique que nos conectan con el resto del mundo.

Vista de las instalaciones del puerto franco paraguayo en Rosario, en total estado de abandono, pese a que en sus muelles pueden atracar buques de ultramar de 60.000 Tn.

Vista de las instalaciones del puerto franco paraguayo en Rosario, en total estado de abandono, pese a que en sus muelles pueden atracar buques de ultramar de 60.000 Tn. / ABC Color

Desde su creación, la ANNP ha sido la responsable de operar los distintos depósitos francos del Paraguay en el exterior, producto de convenios con Argentina, Brasil y Uruguay en el Atlántico, y con Chile en el Pacífico.

Hasta la fecha, todo indicaría que las operaciones portuarias generadas en estos espacios concedidos por las autoridades de esos países habrían estado marcadas por sistemas de corrupción para enriquecer a las distintas administraciones de ANNP (presidentes, directores, delegados designados), a las cuales, poco les importó transformar estos espacios en centros logísticos que contribuyan a facilitar y a optimizar los costos y las necesidades logísticas de los productos paraguayos que se importan o exportan.

Desde las administraciones coloradas, incluyendo los “gobiernos de cambio”, estos depósitos francos operarían irregularmente en todo lo que atañe a ingreso de contenedores, sobre facturación de trabajos para “mantener” las instalaciones, intento de venta de activos, golpes de seguro, adjudicación y ampliación de concesiones fraudulentas, llegando a la realidad de hoy, en donde estos depósitos francos prácticamente se encuentran en estado de abandono, muchos se han perdido y poco a poco nos autoaislamos.

Convenios con Argentina

Desde el año 1979, nuestro país cuenta con una zona y puerto franco en Rosario (Provincia de Santa Fe), lo que debería ser el mayor puerto para cargas paraguayas. El mismo cuenta con una superficie de 27.000 m², un sitio de atraque de casi 300 m y 40 pies de profundidad, que permite la operación de barcos Panamax (con capacidad promedio entre 40.000 y 50.000 Tn.).

Cuando la zona franca de Rosario fue entregada al Paraguay por el Gobierno argentino, incluía una terminal ferroviaria, dependencias completas (oficinas, cocheras, baños, etc.), silos, maquinaria y equipos portuarios de la ex-Junta Nacional de Granos. Sin embargo, producto de las distintas administraciones de ANNP a través de las concesiones poco claras, todos estos elementos habrían sido robados y hoy se encuentran en total estado de abandono.

Desde el año 1943, Argentina también concedió a Paraguay un depósito franco en el puerto de Buenos Aires, a través del cual en la actualidad opera gran parte del comercio exterior de nuestro país. Sin embargo, resulta paradójico sacar las cargas de mayor volumen por el puerto de Buenos Aires y Nueva Palmira, teniendo en Rosario una zona franca con las características antes dichas.

Quizás la razón obedezca a que los delegados de la ANNP, designados por la presidencia y directores de turno, poco hacen para optimizar los servicios y logística que deben prestar, incluida la recaudación para la ANNP. Pero como ya señaláramos, el esquema de manejo por parte de los delegados de turno siempre fue poco claro, y todo hace pensar que la política de gestión y gerenciamiento de estos espacios, guardaría más relación con la conocida política de “los maletines”, como se dio en el “entreposto” de Paranaguá durante la gestión de Albino González.

Convenios con Brasil

Tal como se establece en un documento, este país concedió depósitos francos para las mercaderías exportadas o importadas por el Paraguay, asignándole un espacio en el Puerto de Santos, estableciendo en su Artículo 1º: “El Gobierno de Brasil se compromete a establecer en el Puerto de Santos, para recibo, almacenaje y distribución de las mercaderías de exportación de origen paraguayo, así como para recibo y remisión de las importadas por el Paraguay para su abastecimiento, un entrepuesto de depósito franco, dentro del cual, para los efectos aduaneros, tales mercaderías serán consideradas en régimen libre”.

Pasaron los años y en la actualidad este importante espacio logístico, por la mala gestión de ANNP, se ha perdido y a la fecha no existen perspectivas de recuperarlo. Lo mismo sucede con el depósito franco de Río Grande, el cual se encuentra en estado de abandono, y si tomamos en consideración la nula capacidad de gestión que la ANNP tiene en la actualidad, también está cercano a perderse, lo que debilitará aún más la matriz de logística y de transporte que Paraguay tiene en lo referente a su comercio exterior.

En el caso de los depósitos francos de Paranaguá, constituyen los mayores ejemplos de corrupción que ANNP ha consolidado en el terminal de cargas, que en la actualidad se encuentra suspendido por la autoridad portuaria de Paranaguá, al no poder cumplir los protocolos de seguridad, control de cargas, temas sociales, tributarios y ambientales.

Estas deficiencias, además de no contar con personal con capacidad suficiente, son las causas que confirman que este importante espacio logístico concedido en usufructo a ANNP por APPA, también está a punto de perderse.

Actualmente esta terminal ha sido trasladada a otro espacio que para su operación requiere cuantiosas inversiones, situación que constituye la antesala a que suceda lo mismo en los puertos de Santos y Río Grande.

También en el Puerto de Paranaguá funciona con un volumen mínimo de transferencia. La terminal de granos, que en su momento fue concesionada a Capeco por 20 años, para posteriormente, en complicidad con las autoridades de turno de ANNP, ampliaron este tiempo a cinco años más en forma irregular, esta terminal también está interdictada, requiriéndose importantes inversiones para generar los ansiados ingresos que el Estado paraguayo requiere.

Esta terminal ha sido generadora de operaciones irregulares. Concretamente, en la actualidad la ANNP recibe solamente 0,30 centavos por Tn., pudiendo perfectamente recibir un canon superior. La sospecha es que la diferencia entre el valor pagado y el real es muy posible que vaya a parar a los bolsillos de algunos jerarcas de turno.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar