22 de Enero de 2006

 

Visión objetiva de la evolución de la pobreza en Paraguay

La pobreza es un fenómeno multidimensional y puede ser abordada desde diferentes perspectivas. En consecuencia, existen diferentes métodos empleados para su medición -el método de las necesidades básicas insatisfechas, el método de la línea de pobreza, el método combinado, etc.- que no siempre son de fácil comprensión para un sector importante de la sociedad. Por otro lado, en gran parte de América Latina y Paraguay no es la excepción, los datos estadísticos que se difunden no necesariamente gozan de alta credibilidad.

Henry R. Jackelen (*)

Por las razones esgrimidas, consideramos importante reflexionar acerca de la evolución de la pobreza en Paraguay y de la consistencia técnica de los datos que respaldan su dinámica en los últimos años. El método más difundido es el que define a la población pobre como aquel conjunto de personas cuyo nivel de bienestar (expresado a través del ingreso o consumo), es inferior al costo de una canasta básica de consumo. El costo de esta canasta se denomina línea de pobreza.

De acuerdo a los datos oficiales la evolución de la pobreza ha sido creciente en el periodo 1997-2003, pasando de 30,3% a 41,4%; es decir 11,1 puntos porcentuales más; la pobreza extrema pasó de 17,3% al 20,1% en el mismo periodo. En el segundo semestre del año 2004, la pobreza se redujo con respecto al mismo periodo del año 2003 al 39,2% (2,2 puntos porcentuales) y la pobreza extrema bajó a 17,1%. (3 puntos porcentuales).

Si en lugar de considerar datos relativos (porcentajes) analizamos la evolución en valores absolutos (número de pobres) la cantidad de población en condición de pobreza pasó de 1.585.000 a 2.345.000 en el periodo 1997-2003; es decir, alrededor de 760.000 nuevos pobres. Sin embargo, el número de personas que vivían en condición de pobreza en el segundo semestre del año 2004, conforme a los resultados de la última encuesta de hogares de la DGEEC, fue 2.345.000, inferior al mismo periodo del año 2003 en cerca de 112.000 personas.

Un sector de la población no percibe este dato como fiel reflejo de la realidad, posiblemente porque los niveles de reducción aún no son significativos y porque el fenómeno de pobreza creciente se concentró en los últimos años en las áreas urbanas. En el 2004, hay mayor porcentaje de población pobre en las áreas urbanas (38,4%) que en el periodo 1997/1998; sin embargo, en las áreas rurales la pobreza registrada (en porcentaje) en el segundo semestre del año 2004 (40,1%) es inferior al periodo 1997/1998 (42,5%).

El Sistema de Naciones Unidas considera que las informaciones relacionadas con las variaciones en el número de pobres en el Paraguay reflejan adecuadamente la realidad. En primer lugar, los indicadores difundidos son congruentes con el comportamiento de otros indicadores macroeconómicos como la evolución del Producto Interno Bruto, que en el año 2003 experimentó un aumento de 3,8% y en el año 2004 de 4%; por otro lado, la tasa de desempleo abierto pasó de 8,1% en el 2003 a 7,3% en el año 2004.

Adicionalmente, este comportamiento de la pobreza, que es medida por el ingreso medio de las personas, se ajusta al comportamiento de indicadores similares en los países limítrofes, particularmente de la Argentina, cuya crisis ha tenido una repercusión directa en la economía de Paraguay.

La Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos ha sido objeto de un proceso permanente de modernización en los últimos quince años. Sus datos (entre ellos los referidos a pobreza) han demostrado ser crecientemente fiables, aun cuando, todavía existe un margen importante para mejorar el sistema estadístico del país.

Como parte de ese margen para mejorar, en el Sistema de Naciones Unidas, consideramos fundamental que Paraguay avance hacia la creación del Sistema Estadístico Nacional (SEN) capaz de generar, recopilar y difundir las estadísticas oficiales de manera integrada, coordinada, racionalizada y bajo una normativa técnica común e independiente; para ello es necesario contar con una oficina estadística con mayor grado de independencia que posibilite a toda la sociedad el seguimiento continuo de los indicadores estadísticos nacionales, que en gran medida son el reflejo de las políticas públicas.

En este sentido, el Sistema de Naciones Unidas considera que se debe acelerar el estudio del Proyecto de Ley de creación del Sistema mencionado que se encuentra en el Congreso como un paso decisivo hacia la modernización del Estado. Finalmente, es importante recordar que el crecimiento económico con equidad es absolutamente necesario para que el país tenga mayores oportunidades de empleo productivo y más gente salga de la pobreza.

Pero definitivamente no es posible lograr crecimiento y desarrollo económico sustentable sin apuntalar el capital humano como uno de sus principales pilares, y esto se logra con crecientes, sostenidas y eficientes inversiones sociales. Precisamente, el informe del Proyecto Gasto Social en el Presupuesto que se presenta a continuación reflexiona acerca del tratamiento parlamentario relacionado a los recursos previstos para la inversión social en Paraguay para el año 2006.

Las encuestas integradas de hogares son multitemáticas, es decir, además de medir el comportamiento del mercado laboral y de la pobreza permiten realizar una amplia gama de estudios de las condiciones de vida de la población. Las encuestas permanentes de hogares concentran su atención principalmente, en el mercado laboral y la pobreza. Los planes iniciales contemplaron hacer encuestas integradas de hogares cada dos años y encuestas permanentes de hogares cada año; sin embargo, restricciones presupuestarias de la DGEEC han impedido cumplir con los planes iniciales.

Anterior al año 1997, también se disponen de resultados de encuestas de hogares que permiten evaluar la pobreza en el país; sin embargo, con la encuesta integrada de hogares del periodo 1997/1998 entra a regir plenamente el apoyo del programa del BID denominado MECOVI que permitió realizar encuestas con tamaños muestrales con representatividad nacional y con criterios técnicos que permiten una comparación más rigurosa entre los años.

La construcción de diferentes canastas por dominios geográficos permite al Paraguay contar con mayor precisión en la estimación de la pobreza. No todos los países de América Latina cuentan con este avance. Las encuestas de Argentina y Paraguay que miden la pobreza no son estrictamente comparables, pero se pueden hacer comparaciones para evaluar las tendencias. El comportamiento de los indicadores macroeconómicos es congruente con el comportamiento de la pobreza en Paraguay.

(*) Coordinador Residente Sistema de Naciones Unidas en Paraguay
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar