• 26-02-2017

    Aña Cua, entre gallos y medianoche

    Mientras los gobernantes y políticos paraguayos están enzarzados en una encarnizada lucha por el poder, la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) está a punto de ser nuevamente hipotecada a los argentinos. La torta en juego es la maquinización del brazo Aña Cua, proyecto hidroenergético complementario de la represa principal –no previsto en el Tratado de Yacyretá–, que según el director ejecutivo argentino, Humberto Schiavoni, demandará una inversión inicial de US$ 550 millones, cuando que en la época de los expresidentes Néstor Kirchner y Nicanor Duarte Frutos, se hablaba de una inversión de US$ 400 millones. Al acecho de esta multimillonaria inversión pública están agazapados políticos y empresarios paraguayos y argentinos, afilando sus dientes para maximizar a la estratosfera los costos inherentes a la obra, con una ingeniería financiera elástica destinada a cubrir las coimas que se verán obligados a pagar a las autoridades nacionales y a funcionarios cómplices de una y otra margen, para ser adjudicados como contratistas de obras y de suministro de equipos. Lo muy grave de este asunto es que el Gobierno paraguayo está decidido a llevar adelante a cualquier precio el proyecto Aña Cua sin arreglar previamente las cuentas de la EBY.

  • 25-02-2017

    El EPP humilla a la gente trabajadora

    Mientras el presidente Horacio Cartes y los senadores Fernando Lugo (Frente Guasu) y Blas Llano (PLRA) se confabulan contra la Constitución para satisfacer sus respectivas ambiciones de poder, la banda criminal EPP mantiene en sus garras a cuatro secuestrados: un policía, dos colonos menonitas y un ganadero. Si las víctimas sufren el dolor inmenso de estar privadas de su libertad y del trato con sus seres queridos, los familiares que los aguardan se ven sometidos a la crueldad de su ausencia, y como si ello no bastara, son obligados a humillarse y pedir dinero prestado para poder pagar el rescate exigido por los desalmados, o son forzados a comprar y distribuir grandes cantidades de víveres en comunidades indígenas y campesinas. ¡Qué triste espectáculo constituye ver a colonos menonitas, cuya vida está dedicada al trabajo, compelidos por los marginales a cumplir una tarea como si fuesen delincuentes purgando una condena! La imagen de gente trabajadora siguiendo órdenes de los facinerosos en las mismas narices de la fuerza pública hiere la sensibilidad de la gente de bien, mientras el presidente Cartes y sus colaboradores tienen otras prioridades: conseguir la reelección y endeudar al país.

  • 24-02-2017

    Resolución judicial chavista

    Mediante una insólita y peligrosa resolución, que refleja el sometimiento del Poder Judicial al Ejecutivo, la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia dispuso el 14 de febrero que durante la tramitación de una “acción declarativa de certeza constitucional”, promovida por el ministro de Hacienda Santiago Peña, se hallan vigentes para el ejercicio fiscal 2017 los arts. 73, siguientes y concordantes de la Ley 5554/16, “con la consecuente autorización otorgada por el Congreso Nacional al Poder Ejecutivo para emitir bonos del Tesoro Nacional, dentro de los límites establecidos en las normas citadas”. Como la declaración de “certeza constitucional” no está prevista en nuestro ordenamiento jurídico, los genuflexos ministros Raúl Torres Kirmser, Myrian Peña Candia y Antonio Fretes le dieron a la mencionada acción el trámite propio de una inconstitucionalidad, aunque no se haya atacado la validez de ninguna ley ni de otro instrumento normativo. El fondo de esta cuestión, que afecta severamente a la institucionalidad republicana, consiste en que el Poder Ejecutivo pretende seguir endeudando al país, esta vez soslayando al Congreso con toda mala fe. De hecho, lo que el Ejecutivo pretende es darse a sí mismo una carta blanca para hacer lo que se le antoje con el dinero.

  • 23-02-2017

    Escuelas que parecen odiar a sus alumnos

    Hoy, decenas de miles –tal vez cientos de miles– de alumnos del sistema educativo público retornarán a las aulas o atravesarán por primera vez en sus vidas el umbral de escuelas que les transmiten un mensaje doloroso: los odiamos, no son bienvenidos, no son dignos de que nos molestemos siquiera en pasar una mano de pintura o asegurar el ventilador para que no caiga sobre sus cabezas. Es un mensaje que, disparado directamente a la autoestima de los niños, les hace crecer llevando en el alma la idea de que no son importantes. Y las escuelas no solo odian a sus alumnos. Algunas hasta son asesinas en potencia. En los últimos años han caído decenas de techos y paredes, y ayer se produjo un caso más en Ciudad del Este. La escuela genera sentido de pertenencia, y en los casos de alumnos de escuelas en mal estado, lo que se genera es pertenencia a una sociedad donde son aceptables la mugre y la infraestructura de segunda mano y peligrosa. Se crean ciudadanos que crecen con la resignada creencia de que “así nomás luego tiene que ser”. Es de desear que el presidente Cartes haga una pausa en su inconstitucional pretensión de reelección, y preste atención al drama que sufren hoy decenas de miles de niños en el país.

  • 22-02-2017

    La ciudadanía debe perseguir a las autoridades ladronas

    Cada cierto tiempo, cada habitante de este país debe preocuparse en observar la conducta de los gobernadores, intendentes y concejales de los departamentos y las localidades del interior, personas que se corrompen, que defeccionan y que traicionan a sus compueblanos y cuyas trapisondas permanecen en el anonimato por falta de divulgación. Muchas localidades están dirigidas por intendentes y concejales que dan la impresión de carecer de sentido de orden urbanístico elemental. Los munícipes hacen vito de los aportes de Fonacide y los famosos royalties de Itaipú sin ningún escrúpulo ni temor. De que haya políticos haraganes, bandidos y negligentes entre los gobernadores, intendentes y concejales son responsables, en mayor medida, los partidos políticos que los propusieron como candidatos y los promocionaron en las campañas electorales. Pero también lo son los propios vecinos de cada departamento y municipio, que, conociendo la personalidad negativa de esos candidatos, que son sus compueblanos, en su mayoría les otorgaron sus votos. Estos últimos no tendrán, por tanto, de qué quejarse si sus pueblos y ciudades continúan en el atraso.

  • 21-02-2017

    Inaceptable demora

    La semana pasada, el Instituto Brasileño de Medio Ambiente dio luz verde para la construcción del segundo puente entre nuestros dos países sobre el río Paraná. La falta de esa autorización, supuestamente, era uno de los obstáculos para el inicio del antiguo proyecto. Anuncios de este tipo ya se produjeron en el pasado y se daba como inminente el inicio de los trabajos. La obra tiene una larga historia de promesas de sucesivos mandatarios del vecino país, pero todas quedaron en la nada. Recientemente, durante una visita del titular del MOPC, Ramón Jiménez Gaona, al Alto Paraná, y ante requerimiento de las autoridades locales sobre el esperado puente, el ministro respondió que “Brasil nos está jugando una mala pasada”. Anunció un próximo viaje al Brasil para reunirse con el ministro de Transporte de ese país, Mauricio Quintella Lessa, a fin de recabar información sobre la demora en el comienzo de la obra, habida cuenta de que ya hace un año que debió iniciarse. Un rápido arranque de los trabajos puede levantar todas las dudas y sospechas que se ciernen sobre este inexplicablemente demorado proyecto.

  • 20-02-2017

    Los ladrones continúan con las manos intactas

    A comienzos del 2015 el presidente Horacio Cartes instó a los funcionarios a que “paren de robar” y aseguró que “si aparece un ladrón, van a ver que le vamos a cortar la mano”. A estas alturas es notorio que los primeros siguen robando y que los segundos no han tenido la ocasión de observar a algún facineroso manco. Con excepción del exjefe de Policía Francisco Alvarenga, ningún funcionario fue destituido ni enjuiciado; a lo sumo, como es habitual en las entidades públicas, algunos cuestionados fueron trasladados de un puesto a otro como si eso fuera un castigo, y los “maletines” siguieron circulando. Así es que, luego de lo de “paren de robar” y de la amenaza de la amputación, siguieron apareciendo muchos ladrones. En su momento las palabras del Presidente despertaron esperanzas en la población, pero se las llevó el viento, mientras los bandidos siguen allí, con su integridad física intacta, para continuar enlodando al país ante el mundo e impidiendo que se venza a la pobreza. Y mientras los ladrones engordan, el Gobierno sigue endeudando al país para “bicicletear” la deuda pública.

Cargar más