• 30-07-2014

    Nos creen idiotas

    Las últimas corruptelas en la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) revelan que el sermón presidencial recibido por sus altos funcionarios el 10 de febrero, de no robar más y aumentar las recaudaciones, no ha servido para nada. En efecto, en estos días el Ministerio de Industria y Comercio denunció que funcionarios de los puestos aduaneros de Itá Enramada y Vista Alegre hacían la vista gorda y que uno de ellos tiene registrada a su nombre una camioneta con documentación falsa, ingresada precisamente por el lugar donde ese mismo funcionario se convirtió en jefe de Visturía. Los hechos referidos bastan para que, aparte de la investigación fiscal que corresponda, el presidente Horacio Cartes tome alguna medida mucho más enérgica que la de ingenuamente instar a la honradez a los funcionarios. Lo que corresponde es que el Presidente, como jefe de la administración general, imparta órdenes claras y firmes a sus subordinados y destituya a quienes las desobedezcan. Los delincuentes que fungen de funcionarios públicos en Aduanas deben ser investigados, enviados a la justicia y encarcelados.

  • 29-07-2014

    Evo y Stroessner, un solo corazón

    Pese a que la Constitución Nacional establecida por su propio Gobierno solo permite la reelección presidencial para un segundo mandato, el presidente de Bolivia, Evo Morales, se postulará nuevamente para otro mandato arguyendo que su actual periodo de gestión no es el segundo sino la continuación del primero, interrumpido por la entrada en vigencia de la nueva Carta Magna. Así mismo ocurrió con Stroessner, cuyo primer ejercicio no fue computado por ser considerado un “periodo complementario” de otro anterior. Pero cuando ya no era posible su permanencia legal en el cargo, atendiendo “el clamor popular”, en 1967 Stroessner consiguió hacerlo mediante la reelección indefinida, cambiando la Constitución Nacional. Evidentemente, Evo ha hecho suyo el libreto del siniestro dictador militar paraguayo. No se trata de una similitud casual, sino de una exacta coincidencia, con la única diferencia de que el dictador paraguayo oprimía a su pueblo con la mano derecha, y el boliviano lo está haciendo con la mano izquierda

  • 28-07-2014

    Acabar con las roscas que dominan las licitaciones con el Estado

    Al cabo de una licitación pública, el Comité de Evaluación de Ofertas (CEA) de la Corte Suprema sugirió que el servicio de limpieza en el Palacio de Justicia sea realizado durante dos años por la firma Renova SA, a un costo de 7.362 millones de guaraníes. La adjudicataria tiene solo tres empleados inscriptos en el IPS, según su representante legal. Es censurable que la citada empresa participe y gane una nueva licitación, ya que fue denunciada en 2012 en el marco de otra que ganó en el IPS en consorcio con la firma Cevima, del cuestionado exdiputado José Chamorro. En esa ocasión, los limpiadores denunciaron que se les pagaba solo 900.000 guaraníes, pero que debían firmar recibos por 1.658.232 millones, el salario mínimo legal vigente entonces. ¿No quedan anotados estos antecedentes en la DNCP para impedir que la misma empresa continúe ganando licitaciones? La práctica de la ilegalidad debe ser un obstáculo insalvable para contratar con el Estado.

  • 27-07-2014

    Insultantes montos en impuesto inmobiliario por tierras rurales

    Desde hace mucho tiempo nuestro diario viene insistiendo en la imperiosa necesidad de ajustar la valuación fiscal de los inmuebles a los valores del mercado, pues lo que se abona en concepto de impuesto inmobiliario en la actualidad no solo es ya ridículamente irrisorio sino hasta insultante. La falta de correspondencia entre impuesto y precio de las tierras beneficia no solo a los productores, sino también -y sobre todo- a los especuladores, que mantienen sus tierras ociosas, confiando en que alguna obra pública o el simple paso del tiempo encarezca el valor de sus inmuebles para venderlos. La adecuación de los valores fiscales a los del mercado y un inteligente mecanismo punitivo les induciría a explotar la finca o a venderla a quienes deseen hacerlo, favoreciendo así a la producción agropecuaria. Las instituciones del Estado que resultan directamente afectadas por la falta de correspondencia en esta materia son las municipalidades y las gobernaciones.

  • 26-07-2014

    La culpa del despilfarro la tienen los diputados y senadores

    Los principales responsables del indignante despilfarro del dinero público en materia de salarios y otras remuneraciones al personal público son los legisladores que sancionan la ley del presupuesto nacional. Son ellos los que destinan el dinero de los contribuyentes al pago de todo tipo de emolumentos a funcionarios y contratados que, en general, no se destacan ni por su idoneidad, ni por su honradez ni por su inteligencia. Son ellos los que crean cargos innecesarios para ubicar a sus operadores políticos, a sus parientes cercanos y a sus amistades íntimas o hasta para encubrir el pago de sus empleados particulares con fondos públicos. Son ellos, en fin, los que traicionan a los ciudadanos al privarlos de hecho de servicios básicos que no pueden ser cabalmente proveídos porque casi toda la recaudación impositiva debe destinarse al pago de extravagantes remuneraciones. Es tiempo de que las víctimas –los paraguayos y paraguayas– se movilicen en defensa de su dinero miserablemente malgastado.

  • 25-07-2014

    Escandalosos beneficios de los funcionarios públicos

    En 1989, el general Andrés Rodríguez dispuso que los funcionarios cobraran, por primera vez, un aguinaldo. Quiso ganarse así la lealtad de quienes habían sido fieles servidores de la dictadura y, de hecho, lo consiguió. Con el mismo objetivo, los sucesores del general creyeron que valía la pena dar el gusto a los burócratas, y fueron concediéndoles una serie de privilegios, siempre con el aval presupuestario del Congreso. Es muy fácil ser dadivoso con el dinero ajeno, razón por la cual el salario real del personal público, que incluye hasta un premio por puntualidad o un aguinaldo por grado académico, ha venido creciendo mucho más que el de los trabajadores del sector privado. Un claro ejemplo de la superpoblación causada por el clientelismo y el prebendarismo es el propio Palacio Legislativo, donde los apadrinados, que hoy tildan de explotadores a quienes pretenden recortar sus privilegios indebidos, vagan por los pasillos por ni siquiera tener sillas para sentarse. Se debe dignificar la función pública para que quienes la ejercen no sean considerados por sus compatriotas como unos parásitos, sino como verdaderos servidores.

  • 24-07-2014

    Pretenden conculcar nuestra soberanía en las Binacionales

    Al mejor estilo de los “ingenieros paraguayos 60 hertz” cooptados por las autoridades brasileñas del ente binacional Itaipú para servir preferencialmente a los intereses de ese país antes que al suyo propio, el director general paraguayo, James Spalding, declaró que la acción de inconstitucionalidad presentada ante la Corte Suprema –contra la Ley N° 5189, que obliga a todas las instituciones públicas, incluidas las Binacionales, a informar sobre el uso de recursos públicos en el ámbito de sus competencias– responde a una resolución del pleno del Consejo de Administración de dicho ente, como si este fuera una suerte de autoridad supranacional que puede dictarle normas al soberano pueblo paraguayo; o, lo que es lo mismo, desconocer leyes votadas por sus representantes instalados en el Parlamento Nacional. Ninguna disposición de los Tratados de Itaipú y Yacyretá confiere autoridad a las entidades binacionales para inmiscuirse en los asuntos internos de los Estados signatarios. La acción de inconstitucionalidad presentada debe ser rechazada “in límine”.

Cargar más
 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar