• 22-10-2017

    De héroe a villano

    El viernes pasado, la ciudadanía se desayunó con una noticia proveniente del ámbito judicial que la dejó perpleja. Un fiscal, Jalil Rachid, presentó una acusación formal contra una persona de nombre Rubén Figueredo, por “procesamiento ilícito de desechos” y pidió para él tres años y medio de cárcel. Un tribunal finalmente lo condenó a dos años, con medida sustitutiva de prisión. Figueredo es un antiguo ambientalista que trabaja gratis, voluntaria y desinteresadamente en su proyecto particular de retirar de circulación pilas y otros desechos peligrosos, y los almacena en un inmueble de su propiedad hasta tanto las autoridades encuentren un modo idóneo para transformarlos en material inocuo. El mismo firmó acuerdos con la Seam y la Municipalidad de Asunción, que, además, emitieron sendas resoluciones que declaraban su trabajo de “interés ambiental” e “interés municipal”, respectivamente. Así, de ser Figueredo un héroe civil, un ciudadano consciente y responsable, pasa a ser, según la acusación del fiscal Rachid, un villano peligroso que amenaza a la sociedad tan gravemente que pide para él condena de cárcel.

  • 21-10-2017

    Se menoscaba la dignidad de las Fuerzas Armadas

    La humillante escena de un oficial subalterno del otrora glorioso Ejército Paraguayo sosteniendo un paraguas para resguardar de la lluvia al precandidato colorado a la Presidencia de la República por la facción oficialista, Santiago Peña, en un acto oficial en Emboscada, causó espontánea y justificada indignación pública, según puede constatarse con la reacción de la gente en los medios de comunicación y las redes sociales. Este bochornoso suceso de menoscabo a la dignidad de un oficial militar viene a sumarse a otro acaecido recientemente, cuando un jefe militar y tres subalternos actuaron de escoltas del narcotraficante Felipe “Barón” Escurra, tras su irregular excarcelación de Tacumbú, hasta su domicilio en Capitán Bado. Tampoco se puede olvidar la reciente remoción del comandante del Ejército, Gral. Derlis Cáceres, a poco tiempo de su nombramiento, por tener un hermano político militando en la disidencia colorada al oficialismo. El Comandante en Jefe debiera tener en cuenta que las FF.AA. constituyen una organización destinada a la defensa de la patria en caso de guerra y al servicio público en tiempos de paz; no para aportar lacayos de lujo que sostengan paraguas o ceben tereré en actos políticos.

  • 20-10-2017

    Negligencia inaceptable

    Unas 14 cabras de la granja experimental de esos animales de la Facultad de Ciencias Veterinarias (UNA) están infectadas de brucelosis. Una alumna de la institución fue contagiada con la enfermedad y unos 200 alumnos están en riesgo de contraerla, teniendo en cuenta que la transmisión se produce a través de las partículas suspendidas en el ambiente como por el consumo de productos de animales infectados. Es inadmisible que, habiéndose lanzado la alarma hace ya al menos tres meses, las autoridades de la institución, encabezadas por la decana, doctora Azucena Cabrera, no hayan adoptado las medidas correspondientes, sino más bien procuraron mantener el caso en el mayor hermetismo, cuando la situación ameritaba una reacción inmediata para evitar o minimizar las dañinas consecuencias en potencia. Es más, la leche de las cabras se siguió vendiendo hasta varios días después de la confirmación del brote. La tremenda negligencia en que incurrieron las autoridades de la Facultad debe ser motivo de una minuciosa intervención por parte de las altas autoridades de la UNA, para impedir que se repita esta inexcusable falla en la bioseguridad y evitar otros problemas similares.

  • 19-10-2017

    Familias políticas plagas

    Con el correr de los años, clanes familiares enteros se han apoderado de las bancas parlamentarias y de determinadas instituciones del Estado. Asimismo, numerosos parlamentarios se han eternizado en sus bancas y no piensan abandonarlas. La larga lista de parientes centrada en las precandidaturas de los dos partidos tradicionales muestra que la política paraguaya presenta un carácter “familiar”. Los parentescos y las influencias tienen más importancia que los méritos que puedan exhibir los candidatos. Así, los cargos se vuelven hereditarios, como si fuesen parte de una fortuna familiar, lo que ha llevado a la formación de verdaderos “clanes” multimillonarios que se ramifican en el Congreso y varias instituciones en todo el país. Ciudad del Este, Fernando de la Mora, Limpio, Pedro Juan Caballero han estado o siguen estando bajo el dominio de caciques locales. Se tiene así que el caudillismo continúa imperando porque la ignorancia y la pobreza inducen a buscar la protección de políticos poderosos, que mantienen una amplia red de relaciones sostenida con los favores distribuidos a costa del dinero que aportan los contribuyentes. La madre de este infortunio que azota a nuestro país es la “lista sábana”. Liberarse de esta plaga ha de ser el objetivo inmediato de todos los paraguayos.

  • 18-10-2017

    Degradante para la educación

    Una de las figuras jóvenes que surgieron como una esperanza de redención del Partido Colorado en los últimos tiempos es la del abogado Enrique Riera. La ciudadanía recogió con justificada indignación los despropósitos que profirió en un exaltado discurso dirigido a los docentes colorados del Guairá. En cínica alusión a los coordinadores y coordinadoras del MEC, dijo que, “por extraña coincidencia, son colorados”, y luego les instó a que lleguen a todos los supervisores y docentes del país para “que se pongan la camiseta del Partido Colorado... y la camiseta de la Lista 2”, porque, según agregó, “de los docentes colorados depende ganar o perder”. La partidización y la movilización política del magisterio son propias de un régimen totalitario y hablan muy poco de la vocación democrática de un ministro joven, que parecería no tener compromisos con ese pasado ominoso en el que los presidentes de seccionales coloradas designaban de hecho a los directores y docentes de las escuelas y colegios del Estado. Degradó el cargo que debe estar al servicio de todos los paraguayos, porque habló en su condición de titular de una cartera y se reunió solo con los docentes colorados. La degradación de la educación y el ultraje a los docentes de parte de los políticos son el mayor infortunio del Paraguay.

  • 17-10-2017

    Municipalidad de Asunción: incompetencia, debilidad y corrupción

    A lo largo de estas décadas, en numerosas ocasiones se hizo notar en la prensa la debilidad institucional crónica que padece la Municipalidad de Asunción. Esta institución nunca se hizo respetar, nunca impuso sus reglas; en consecuencia, nadie le presta mayor atención. Las autoridades comunales se contentan con aplicar algunas multas o hacen intervenciones aquí y allí, que la mayoría de las veces solo sirven para enriquecer a inspectores, policías de tránsito y los coimeros de sus oficinas. ¿Por qué nadie le “da pelota” a la Municipalidad de la capital? Porque carece de autoridad moral; no es respetable; no despierta temor por la ley. ¿Cómo perdió este atributo esencial de toda institución pública? Por la politización sectaria de sus funcionarios. En cuanto a las distintas empresas municipales, como mercados de abasto y zonales, mataderos, terminales, plantas asfálticas, talleres, etc., cada una se ha convertido en “negocio” que se reparten los concejales para su “aprovechamiento”. En este alto punto se halla la decadencia moral e institucional de las Municipalidades en nuestro país. El caso de la de Asunción preocupa, porque la administración de Mario Ferreiro no logró superar un milímetro la esterilidad de su antecesor, Arnaldo Samaniego.

  • 16-10-2017

    La corrupción debe ser imprescriptible

    El exprocurador peruano Julio Arbizu sostiene atinadamente que los delitos de corrupción deben ser imprescriptibles, que la posibilidad de aplicar la sanción penal a sus autores no debe extinguirse por el mero transcurso del tiempo. Nuestra Carta Magna otorga ese carácter solo a los crímenes de lesa humanidad. Como bien dice el citado exprocurador, la corrupción vulnera derechos básicos de los ciudadanos y las ciudadanas, en la medida en que priva al Estado de los recursos materiales necesarios para que todos y todas puedan acceder a la Justicia, así como a la salud y a la educación pública, entre otras cosas. Cuando se roba el dinero proveniente del pago de los impuestos, la colectividad entera resulta afectada. En nuestra región se ha venido observando una lucha ejemplar contra los ladrones de fondos públicos, y actualmente muchos expresidentes y otros altos funcionarios están procesados o fueron condenados. Es de desear que en nuestro país también surjan fiscales y jueces honestos para enfrentar a los políticos bandidos de gran poder y enviarlos a la cárcel.

Cargar más