• 30-07-2016

    Otra bofetada a la sociedad

    El narcotraficante condenado Jarvis Chimenes Pavão vivía a cuerpo de rey en una habitación especialmente acondicionada para él en la penitenciaría de Tacumbú, mientras miles de otros reos se hacinan en pabellones y pasillos compartiendo suciedad, enfermedades, promiscuidad. Es otra bofetada que recibe la sociedad, jaqueada por escándalos que involucran a autoridades y delincuentes de toda laya, que hacen ostentación de poder y fortunas malhabidas, frente a una población que sufre toda clase de carencias. ¿Cómo es que los funcionarios responsables permiten semejante afrenta? Aún más, ¿cómo el ministro del Interior, Francisco de Vargas, no sabía que Chimenes Pavão continuaba dirigiendo su organización delictiva desde la cárcel? ¿Cómo consiguió tantas ventajas este interno? Hay una sola respuesta posible y evidente: todas las personas que conocían lo que allí sucedía estaban sobornadas por el brasileño. La rápida respuesta del presidente Cartes al ordenar que se cumpla instantáneamente su orden de trasladar al citado interno a la Agrupación Especializada, así como la subsecuente destitución de los funcionarios, constituyeron una actitud oportuna y adecuada.

  • 29-07-2016

    Otro proyecto que atenta contra el medioambiente

    Tras la construcción en marcha de mil “viviendas sociales” en un terreno de 24 ha. que era uno de los pulmones verdes de la capital, ahora se vislumbra un atentado aún más grave, promovido por el “asesor político” presidencial Basilio Núñez y por el diputado Ramón Duarte (FG). Estos insensatos personajes buscan que se expropien y loteen nada menos que 8.000 ha. de un esteral situado en el municipio de Villa Hayes, cuya vegetación protege a Asunción y al Área Metropolitana. La disparatada intención reflota y empeora un proyecto de ley que en 2010 ya había sido impulsado por el mismo Núñez cuando era intendente municipal, pretendiendo instalar fábricas en un área de 1.500 ha. del humedal. El Congreso acogió la soberana estupidez y sancionó el proyecto de ley de expropiación, pero el entonces presidente Fernando Lugo vetó la medida con base en un minucioso informe de la Seam. Si se llegara al absurdo de construir “viviendas sociales” en el mencionado lugar, se vulneraría el derecho a un ambiente saludable que tienen no solo los habitantes de Asunción y del Área Metropolitana, sino también quienes se conviertan en los beneficiarios de la expropiación.

  • 28-07-2016

    El respeto a las Fuerzas Armadas

    El presidente Horacio Cartes dijo que el comandante de las Fuerzas Militares, general Luis Garcete, goza de su confianza y que “debemos respetar una institución tan importante como las Fuerzas Armadas”. Todo indica que se refería a las publicaciones de nuestro diario, que desnudaron varias irregularidades en el seno del estamento militar y afectaron, sobre todo, al mencionado comandante. Por nuestra parte, estamos convencidos de que ABC Color no ha incurrido en irrespeto a las Fuerzas Armadas por denunciar, con elementos de juicio, entre otras cosas, las actividades de la esposa del Gral. Garcete, la señora Lucía Duarte de Garcete, que afectan lo que debe ser el desenvolvimiento normal de la milicia. Tampoco creemos que fuera una falta de respeto a las Fuerzas Armadas nuestra denuncia de que un lavarropas cuesta 91 millones de guaraníes y de que esa máxima institución militar realiza contratos directos por 24.000 millones de guaraníes. Dicho lo cual, resulta alarmante que la crítica a una gestión sea equiparada a la falta de respeto a un organismo del Estado, tal como se desprende de las palabras del presidente Cartes.

  • 27-07-2016

    Política de gallinero

    Como viene ocurriendo ya desde hace varios años, nuevamente en el Congreso se observa una lucha comparable a una jauría que se disputa un zoquete, esta vez tan solo para nombrar a miembros de comisiones, una tarea que debiera ser de rutina, designando a los más aptos para cada grupo de trabajo. Pero no: la vergonzosa politiquería contamina hasta los espacios más insignificantes en ese poder del Estado. De este modo, en este momento son los senadores los que, una vez más, están ofreciendo un feo espectáculo de irracionalidad y desconsideración hacia la ciudadanía, haciendo que el Congreso se parezca más a una cocina, donde se mezclan los ingredientes a gusto de los comensales, que a un cuerpo colectivo gobernante. Además, altos exponentes, como el senador Enrique Bacchetta y el propio titular del Senado en aquel entonces, Mario Abdo Benítez, admiten que el dinero que corre bajo la mesa permea al Congreso. ¿Cuánto tiempo más los ciudadanos y las ciudadanas deben aguantar –y solventar– a quienes vienen traficando desvergonzadamente con sus genuinos intereses? Se trata de delincuentes con fueros, la mayoría de los cuales ingresaron al amparo de las nefastas “listas sábana”.

  • 26-07-2016

    Nulo aporte de los síndicos de las entidades públicas

    En veinticuatro entidades estatales existen síndicos designados por la Contraloría General de la República, quienes tienen la misión de fiscalizarlas, sin intervenir en sus actos administrativos. Participan con voz, pero sin voto, en las reuniones del Consejo o Directorio. Con las funciones específicas que tienen esos síndicos, se convierten en los ojos y oídos de la CGR. De esta manera, la Contraloría tendría que estar al tanto de los manejos contables, administrativos, legales, económicos y financieros de cada uno de los organismos en donde sus agentes deben hacer oficina. Sin embargo, los escándalos en el IPS, en la ANDE, en Petropar o en el Indert se suceden desde hace años, como si los síndicos no hubieran tenido la menor idea de los negociados en torno a las licitaciones, a los endeudamientos o a la compra y venta de tierras. Si tuvieron conocimiento de lo que se tramaba y de lo que se consumó más tarde, pero no informaron al menos al contralor general, encubrieron un hecho punible y deben ser solidariamente responsables con los organismos sometidos a su control, cuando estos fueron deficientes o negligentes.

  • 25-07-2016

    Primer zarpazo de un negociado inmundo

    Ahora el MOPC informó que el metrobús no llegará hasta el centro de la ciudad de San Lorenzo, como estaba previsto en principio, porque la Junta Municipal de esa ciudad revocó su resolución por la que había ratificado el convenio firmado entre la Intendencia y el citado ministerio, según el cual, la línea pasaría por la calle Julia Miranda Cueto de Estigarribia. El repentino cambio de postura de los ediles sanlorenzanos ha generado opiniones en favor y en contra de los habitantes. No faltan quienes especulan que, en contrario a lo que públicamente manifiesta, la negativa de la Comuna de San Lorenzo le viene como anillo al dedo al MOPC, pues le saca de encima un peso muerto: ahora no tienen que buscar recursos para financiar lo que hubiera sido el primero de los tres tramos en que inicialmente dividió la traza del metrobús, aclarando de paso que solo había dinero para construir el tramo central del proyecto, de modo que la supresión del citado tramo es para el MOPC una ganga fortuita. Estas tantas idas y vueltas nos confirman el convencimiento de que estamos frente a un emprendimiento chapuceramente concebido, con muchas incógnitas que no están debidamente aclaradas.

  • 24-07-2016

    Quieren continuar mamando de las tetas del Estado

    El Presidente de la República ha manifestado más de una vez que no tiene el menor interés de ser reelecto, aunque más tarde fue relativizando su afirmación para acomodarla a la famosa frase de quienes quisieron eternizarse en el poder: “Si el pueblo lo pide”. Mientras tanto, los adulones de siempre siguen levantando la perdiz, como si el tema fuera de capital importancia para la ciudadanía. A ellos, empezando por el titular de la ANR, el diputado Pedro Alliana –catapultado a ese cargo justamente por el actual titular del Poder Ejecutivo– no les mueve la convicción teórica de que la reelección sería algo bueno para la marcha del país, sino solo el interés inmediato de que Horacio Cartes continúe en el cargo para que sus allegados puedan seguir gozando de las prebendas que genera la cercanía al poder. Les importa un bledo lo que al Paraguay le convenga: lo que les impulsa es el afán de seguir medrando a costa de los contribuyentes. Las agrupaciones políticas que quieren un país mejor, las organizaciones sociales y los ciudadanos y ciudadanas en general deben hacer oír su voz ante la pretensión de unos cuantos chupamedias que quieren continuar mamando de las tetas del Estado.

Cargar más