• 24-06-2017

    Los narcos gobiernan cada vez más al país

    Un informe emitido esta semana por una oficina especializada de las Naciones Unidas señala que el mercado mundial de la droga está prosperando. Se trata de una realidad que la estamos sufriendo también en el Paraguay, donde los narcotraficantes han venido permeando diversas esferas de nuestra sociedad, incluidos todos los ámbitos del Estado. Allí están hoy, en todas partes, agazapados, estirando sus tentáculos hacia los ámbitos del Estado o de las empresas particulares desde donde pueden ejercer influencia, amedrentando, sobornando o imponiendo autoridades en puestos públicos funcionales para ellos. Moviéndose en el sector privado, sus cada vez mayores patrimonios les crean una dificultad: tienen que disimular sus fortunas tras actividades económicas que deben aparecer ante el público y la ley como lícitas, es decir, tienen que lavar su dinero y sus activos. El anonimato –como el que ofrecen las sociedades anónimas que emiten acciones al portador, o el financiamiento sin control a los partidos– es la forma ideal de esconder todo lo que esté al margen de la ley. Por eso, es preciso poseer las restricciones legales que cada uno de estos casos merece y, sobre todo, hay que tener autoridades con coraje suficiente para aplicarlas.

  • 23-06-2017

    Vergonzosa cobardía generalizada

    El canallesco despido de quince empleados liberales de la cooperativa Luque Ltda. –manejada por el senador colorado Óscar González Daher– por haberse negado a asistir a un mitin de apoyo a las candidaturas de Santiago Peña y Luis Gneiting, realizado en una seccional colorada de esa ciudad, no ha merecido hasta hoy el enérgico repudio que cabría esperar por parte de las organizaciones de trabajadores y de empleadores del sector privado, ni de las entidades públicas encargadas de velar por los derechos laborales, en particular, y por los derechos humanos en general. ¡Ni de las propias cooperativas! Todos guardan un profundo silencio, como si el agravio a la dignidad y a la libertad de esos empleados no les concerniera en absoluto. Todo lo contrario a su inexplicable pasividad, dichas organizaciones deberían estar muy inquietas por el hecho de que la política intervenga en el sector privado hasta el punto de condicionar la relación obrero-patronal a la filiación política de las partes. Se debe perder el miedo al poder político para liberar a la población de la enorme cárcel en que ha venido siendo encorsetada desde la época de dictadura de Stroessner, y en la que la siguen manteniendo sus émulos de hoy.

  • 22-06-2017

    Canallesco atropello a la dignidad y libertad de empleados privados

    El ansia de los políticos en el Gobierno de continuar teniendo el timón del poder está sobrepasando todos los límites. No solo proyectan su maligno influjo sobre las instituciones gubernamentales, sino que ya persiguen hasta a trabajadores privados que no comulgan con su postura, violando cualquier ley que encuentran en el camino. Varios empleados de instituciones del Gobierno han venido denunciando que prescindieron de sus servicios, y ahora, quince empleados de una cooperativa luqueña fueron también despedidos días después de haberse negado a asistir a un mitin realizado en una seccional colorada para promover la candidatura de Santiago Peña y Luis Gneiting. Este episodio rememora prácticas similares que aplicaron numerosas empresas privadas en la época de la dictadura de Stroessner, que igualmente obligaban a sus empleados a asistir a cualquier acto protagonizado por el “único líder” y a apoyar a sus candidatos en las viciadas elecciones que se realizaban en la época. Es para no creer que a casi tres décadas de la caída de la sanguinaria y corrupta dictadura, un partido que dice ser democrático recurra nuevamente a un sectarismo rampante. El país requiere urgentemente cambiar el “nuevo rumbo” por otro más respetuoso de la ley y de la dignidad de las personas.

  • 21-06-2017

    Usan al Gobierno para un fatazo en Ciudad del Este

    Según las últimas revelaciones en torno al inminente despojo de las casi doce hectáreas de la “zona primaria” de Ciudad del Este, pertenecientes a la ANNP y valuadas en unos 185 millones de dólares, la ilícita operación en marcha fue planeada ya en octubre de 2013, durante la misión oficial a Israel encabezada por el ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite. Los empresarios y las autoridades que la integraron fueron agasajados por el empresario venezolano-israelí Simón Falic, dueño del Duty Free de las Américas y vinculado con numerosas corporaciones y fundaciones radicadas en Panamá y Estados Unidos. La sucesión de hechos condujo finalmente a la aprobación por el Poder Ejecutivo, el 3 de marzo de 2017, del “proyecto turístico y de inversiones” a desarrollarse en el referido predio portuario, en contra de lo que disponen las leyes. Conocidos personajes de nuestra política están involucrados en este asunto. El presidente Cartes debe poner fin a este nauseabundo emprendimiento en el que se vio envuelto por la excesiva codicia de sus allegados del “nuevo rumbo”. Los muy sucios trapos de estos tipos salieron a la luz, y lo que corresponde no es blanquearlos, sino enviarlos al basurero, para que el Poder Ejecutivo no quede pegado a una maniobra fraudulenta tan descarada.

  • 20-06-2017

    Nada que festejar

    Hace 25 años, una Convención Nacional Constituyente, reunida en representación del pueblo paraguayo, sancionaba la actual Constitución Nacional. Un cuarto de siglo ha vivido ya nuestro país con una herramienta jurídica dictada con la expresa intención de establecer la democracia en la República del Paraguay, después de 53 años de sucesivos regímenes omnímodos, autoritarios, de partido único, sin comicios libres o con elecciones fraudulentas. Como resultado, puede afirmarse, hoy en día, que nuestra Constitución tiene muchos más puntos positivos que negativos; estos últimos se reducen a grietas jurídicas, fallas institucionales que, en determinados casos, no podían haber sido previstas en aquel momento. De cualquier manera, se convirtieron en rendijas por las que pudieron infiltrarse las maniobras malintencionadas y oportunistas. Hay una realidad evidente: si la Constitución paraguaya tuviese que regir en cualquiera de los países más civilizados del mundo actual, funcionaría de maravillas; Y, a la inversa, si adoptáramos la que fuese considerada la mejor Constitución del mundo, muy pronto nuestros gobernantes y políticos convertirían su aplicación concreta en una práctica desastrosa. Es el elemento humano el que nos falla en el Paraguay.

  • 19-06-2017

    Otro negociado más de ANDE

    Desde hace más de un año la ANDE viene anunciando tratativas para vender a la Compañía Paranaense de Electricidad (Copel) energía eléctrica generada por la usina de Acaray. A estar por la más reciente información, el acuerdo comercial podría concretarse en el segundo semestre de este año, aunque existen cuestiones legales y técnicas que deben resolverse antes, entre ellas la construcción de una estación convertidora de frecuencia, cuyo costo está estimado en unos 50 millones de dólares, ya que en Paraguay se genera en 50 megahercios y en Brasil en 60. La mira de los jerarcas de la ANDE y de sus patrones en el alto nivel del Gobierno no estaría enfocada precisamente en la venta de energía generada en Acaray, sino en el potencial botín que representa la construcción de la estación convertidora de frecuencia. La opción más conveniente para la ANDE sería vender a la Argentina la totalidad de la energía de Acaray a precio de mercado, habida cuenta de que nuestra electricidad tiene igual frecuencia que la utilizada por el vecino país. Es hora de que se acaben los negociados de todo tipo que se realizan a costa de nuestras usinas hidroeléctricas, nacional o binacionales, y ello solamente ocurrirá cuando las autoridades y los barones involucrados en los mismos vayan a la cárcel por su corrupción y falta de patriotismo.

  • 18-06-2017

    Repudiable atropello a las instituciones

    Los recientes acontecimientos políticos exponen ante nuestra vista un nuevo escenario creado por una coalición dirigida y sostenida económicamente por el presidente Horacio Cartes. Nos conducen por un “nuevo rumbo”, pero no de los que llevan hacia cumbres panorámicas y luminosas, sino de los que nos aproximan al despeñadero, al absolutismo. El régimen absolutista, como se sabe, constituye la antítesis de la democracia. Con la sucesión de groseras maniobras ocurridas en los últimos días, quedaron claros varios puntos negros de nuestro presente político. En primer lugar, que el contubernio carto-lugo-llanista, que se había conformado para intentar violentar la Constitución a fin de introducir la reelección por la vía de la enmienda, continúa vigente, activo y listo para cualquier otro atropello a los cánones democráticos que les convenga a los tres. En segundo lugar, que el presidente Cartes pasó a confirmar su firme control de las riendas del poder, incrementando día a día la lista de políticos que se inclinan ante él, con servilismo e impudicia sin límites. Así, en este momento, Cartes domina las dos Cámaras, ya controlaba la Corte Suprema y el Ministerio Público, y ahora pasó a dominar también el Consejo de la Magistratura y el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados. Este proceso de acumulación de poder político conduce inevitablemente al absolutismo.

Cargar más