• 23-08-2014

    ABC Color y Nitu Pérez

    El 22 de marzo de 1984, el ministro del Interior de Stroessner Sabino A. Montanaro firmó la fatídica resolución 227 por la que se suspendía “por tiempo indeterminado” la impresión y distribución de ABC Color. El documento acusaba a nuestro diario de violar la Constitución, de “subvertir el orden público, poniendo en peligro la paz de la República... con la prédica diaria de opiniones de corte sedicioso... y sirviendo de vocero permanente de grupos políticos irregulares”, entre otras cosas. Traemos a colación este retazo del lado oscuro de la historia política paraguaya porque ha tenido recientemente su exacta réplica en Venezuela, bajo el autoritario gobierno de Nicolás Maduro. El Gobierno del país caribeño “suspendió”, con similares argumentos, un programa radial conducido por la periodista Nitu Pérez Osuna, transmitido por Radio Caracas Radio. No pretendemos hacer futurología, pero estamos seguros de que la lucha de los venezolanos por la libertad no menguará con el aumento de la represión de su Gobierno.

  • 22-08-2014

    Espantosa degradación moral de nuestros políticos

    La degradación moral de los políticos ha llegado a un punto crítico. Preocupado por la situación, el obispo de Caacupé, Claudio Giménez, los ha instado a que dejen de robar. Les ha pedido con ahínco que dejen de apropiarse del dinero de los ciudadanos para no impedir su progreso. La cuestión ahora es saber si a los ladrones de cuello blanco les importan los efectos perjudiciales que su enriquecimiento ilícito tiene sobre los demás. Por lo que se ha venido observando, puede asegurarse que no. Los paraguayos y las paraguayas decentes se ven cada vez más burlados y burladas por quienes pidieron su voto solo para lanzarse al latrocinio impune. Están advirtiendo que abusaron de su confianza y son cada vez más conscientes de que, en última instancia, la avidez de los dirigentes impide que los niños asistan a escuelas bien equipadas, los enfermos sean atendidos en hospitales dotados de medicamentos y los agricultores puedan utilizar caminos transitables todo el año. Están sabiendo que el dinero sustraído al erario sale de sus bolsillos.

  • 21-08-2014

    ¿Por qué nos quejamos de los Gobiernos que tenemos?

    La Senavitat es uno de los más brillantes ejemplos de corrupción e ineficiencia administrativa. Actualmente se contabilizan nada menos que 19.525 construcciones abandonadas, que estaban destinadas a viviendas económicas, a lo largo y ancho del país, la mayoría del período 2011 al 2013. Las viviendas están amontonadas en terrenos pequeños, se edificaron sobre inmuebles sin titulación, se construyeron en terrenos anegadizos, se utilizaron materiales ordinarios, entre otras cosas. Cuando esto sucedía, ¿hacia dónde miraban los gobernadores, los intendentes, las juntas municipales, las comisiones vecinales? ¿Y los presidentes de seccionales coloradas y de comités liberales, los sindicatos y asociaciones civiles, las ONG que dicen ocuparse de servicios sociales y todos los grupos organizados que se promocionan como dedicados a observar el comportamiento de las entidades de servicio público? Si es que no somos capaces de corregir este estado de cosas, ¿por qué nos quejamos de los Gobiernos que tenemos?

  • 20-08-2014

    La intimidad del hombre público y la libertad de prensa y de información

    No se puede concebir la existencia de la democracia moderna sin la libertad de expresión, de prensa y de información. Así lo entendieron nuestros constituyentes al otorgarle a esta libertad un sitial específico en la Constitución Nacional. La consagración de estos derechos no fue una dádiva caprichosa de los convencionales. Fue la comprensión más acabada de que la democracia únicamente es practicable con una sociedad informada. Esta especial situación garantiza a los medios de comunicación una libertad esencial para su desenvolvimiento y a la sociedad el primordial derecho de recibir información, máxime cuando la noticia se refiere a hechos, actos o circunstancias vinculadas a figuras públicas. La censura y el ocultamiento de los actos de los hombres públicos cercenan y destruyen la opinión pública, enfermando mortalmente a la sociedad.

  • 19-08-2014

    La ciudadanía debe denunciar a los empresarios corruptos

    En una reciente entrevista periodística, el presidente de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), Carlos Jorge Biedermann, dijo, entre otras cosas, que “el sector privado apuesta todavía a lo ilegal y el Paraguay ya no da para eso”. Efectivamente, esta es una infame situación de la que actualmente la ciudadanía tiene claro discernimiento de repudio, y para ser contrarrestada con eficacia requiere la consolidación de una conciencia pública proactiva que se traduzca en acciones ciudadanas efectivas enderezadas a denunciar a los cuatro vientos los actos de corrupción –tanto públicos como privados– que dañan el tejido moral de nuestra sociedad. Para controlar de modo eficaz la gestión pública, la sociedad debe también controlar y denunciar no solamente a los servidores públicos desleales, sino también a los grupos de intereses privados mercantilistas que están detrás del lucro no por la vía legal del libre mercado, sino mamando indebidamente de las ubres del Estado.

  • 18-08-2014

    El negociado de la represa de Yguazú

    Bajo los corruptos gobiernos de la era democrática que sucedieron al régimen dictatorial de Alfredo Stroessner, hasta ahora ha sido una constante la colusión público-privada enderezada a favorecer indebidamente a una determinada empresa nacional o extranjera con la adjudicación de contratos de obras y servicios públicos, financiados con recursos genuinos del Estado o con préstamos de agencias internacionales de crédito. Cuando creíamos que con la promesa del presidente Cartes acabaría esta nefasta práctica de inmoralidad pública, destituyendo y enviando a la cárcel a los concusionarios que se atrevieran a intentarlo de nuevo, he aquí que la gente se ha topado con la sorpresa de que a la formal y reiterada promesa presidencial en tal sentido se la ha llevado el viento. Al menos, a estar por lo que continúa sucediendo campantemente en el ámbito de la ANDE con el proyecto de maquinización de la presa Yguazú.

  • 17-08-2014

    Nos roban nuestra electricidad y encima tenemos que agradecerles

    La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, vino a presionar con refinada hipocresía a su homólogo paraguayo a fin de sacarle a toda costa el compromiso de que se construya la ampliación de la represa de Yacyretá con nuevas turbinas y la construcción de la presa de Aña Cua que, con dientes afilados, vienen tratando de concretar, a como dé lugar, funcionarios paraguayos y argentinos desde los tiempos de los gobiernos de Nicanor Duarte Frutos y Néstor Kirchner, respectivamente. Sin duda, el objetivo del viaje de Cristina puede resumirse en tres puntos: a) continuar con la vil explotación con el pago de un precio pichincha por nuestra electricidad; b) continuar sin pagar la cuenta; c) preparar una nueva enorme torta con los nuevos proyectos, para repartirse las coimas entre funcionarios venales de los dos países. De ninguna manera el Gobierno paraguayo debe permitir este nuevo atropello a nuestra soberanía y a nuestros intereses.

Cargar más
 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar