• 27-06-2016

    Creen que el Estado es botín de los funcionarios colorados

    El art. 101 de la Constitución dice claramente que “los funcionarios y empleados públicos están al servicio del país”. Sin embargo, por lo visto muchos de ellos creen estar antes que nada al servicio del Partido Colorado y no del país. Creen que el carnet partidario y el activismo político son los requisitos válidos para ingresar y escalar posiciones en el aparato estatal. Para ellos, el Estado constituye solo un botín que el partido de Gobierno debe distribuir entre sus afiliados, sin atender los requisitos legales. Esta mentalidad retrógrada, que traba el desarrollo del país al impedir que tengamos una administración pública eficiente, es la que han exhibido los miembros de una Coordinadora Nacional de Funcionarios Públicos Colorados, Docentes y Jubilados, quienes se quejaron ante el titular de su partido, Pedro Alliana, porque no son recibidos por los jefes de las instituciones públicas. Antes que llenar las oficinas del Estado de zánganos, el “nuevo rumbo” que pregona el presidente Cartes debe procurar que el aparato estatal se libere del perjudicial sectarismo que frena el desarrollo del país.

  • 26-06-2016

    Terminar con las “recaudaciones” para la corona

    Antes que aumentar la carga impositiva, lo que se debe hacer es combatir la evasión fiscal existente, aconsejó el exministro de Hacienda de Chile Felipe Larraín. Se estima que en nuestro país la evasión del IVA llega al 50% y la del impuesto a la renta al 30%. El citado experto –hoy asesor del Ministerio de Hacienda paraguayo– cree que las oficinas recaudadoras deben valerse de recursos tecnológicos, como la factura electrónica y el voucher de la tarjeta de crédito, que en otros países sirvieron para reducir notablemente la evasión impositiva. Sin negar en absoluto la importancia de la tecnología, puede afirmarse sin lugar a dudas que, en el Paraguay, la enorme porción de la torta que no se tributa va a parar al barril sin fondo de la corrupción rampante, en beneficio de los delincuentes de guante blanco. Por lo tanto, la moral es prioritaria: sin ella los más modernos equipos y procedimientos valdrán muy poco. La vieja práctica de los “maletines” no tiene que ver tanto con la carencia de equipos modernos, sino más bien con el contubernio entre funcionarios, evasores y políticos delincuentes.

  • 25-06-2016

    Acabar con las ONG ladronas

    Se volvió bastante frecuente en nuestro país que gobernaciones, municipalidades y aun instituciones del Gobierno central otorguen concesiones a organizaciones no gubernamentales (ONG) para realizar obras de prestación de servicios públicos. Tenemos el caso de la perforación de pozos artesianos, obra de interés general que corresponde ejecutar al Indert y que este, en vez de proceder a llamar a licitaciones, como se hace habitualmente en el ámbito de las obras estatales, “encarga” el trabajo a ONG. En nuestro país ha proliferado la formación de estas organizaciones, que deben ser sin fines de lucro, lo que hace pensar que existe una gran multitud que sintió el llamado a la solidaridad social, o que dentro de estas asociaciones se están cocinando brutos negociados, que están causando el entusiasmo febril con que se multiplican. Dada la experiencia, nos inclinamos por esta segunda posibilidad: muchas de estas organizaciones no gubernamentales, si no la mayoría de ellas, son creadas para robar dinero del Estado, mediante contratos semirregulares, semilícitos, en connivencia con altos funcionarios del Gobierno.

  • 24-06-2016

    Ineptitud y corrupción generan otra tragedia en el Pilcomayo

    La tragedia ecológica que supone la falta de agua en ciertas regiones chaqueñas es un hecho ya hartamente conocido por la población, debido a las incontables veces que este problema se repitió a lo largo de nuestra historia reciente. Nuevamente este año, la Comisión Nacional del Pilcomayo, creada para mantener abierto el canal que transporta el agua del río hacia nuestro territorio, no cumplió con su cometido y comienza a producirse la mortandad de animales por la falta del líquido. Según denuncia presentada por el propio MOPC, la mencionada comisión encaró obras que no fueron fiscalizadas y que evidentemente no estuvieron dirigidas a la solución del problema mencionado. Mientras tanto, en la zona donde viven y trabajan los menonitas ocurren muy pocos problemas por falta de organización o de previsión. Por tanto, si el Gobierno desea solucionar el relacionado con el ingreso de las aguas, debería encargar a la Gobernación de Boquerón que entable contactos con los directivos de las colonias y ver la posibilidad de que sean los técnicos y colonos menonitas quienes se encarguen de mantener abierto el canal paraguayo del Pilcomayo todo el año.

  • 23-06-2016

    Los prepotentes hijos del poder

    El 10 de abril pasado, el abogado Antonio Álvarez Núñez agredió a policías que le detuvieron por circular a gran velocidad y rozar a un motociclista en una calle de Asunción. Luego se dio a la fuga, llevándose la radio de uno de los intervinientes, no sin antes amenazar de muerte a los uniformados y avisarles que influiría en el comandante de la Policía Nacional para que sean trasladados al Chaco. En el incidente, cuyo video causó indignación en las redes sociales, también intervino el hermano del agresor, el abogado Andrés Álvarez Núñez, el mismo que en 2006 irrumpió en la redacción de nuestro diario para atacar a un periodista. Sin embargo, quienes insólitamente acabaron presos, por orden del juez penal de garantías, fueron los policías agredidos. Resulta que los prepotentes hermanos son hijos del exdiputado colorado y camarista en lo Comercial y Laboral de Paraguarí, Antonio Álvarez Alvarenga. Su condenable comportamiento es propio de la cultura del mbarete, y muestra que, a casi tres décadas de la caída de la dictadura, siguen existiendo los “hijos prepotentes del poder”.

  • 22-06-2016

    Urge prestar atención a la desbordante inseguridad pública

    La pesadilla de terror que la población de Pedro Juan Caballero vive despierta en los últimos tiempos amenaza con rebasar los límites de lo que humanamente una sociedad es capaz de tolerar pasivamente, antes de caer en la sicosis del “sálvese quien pueda” y obrar por cuenta propia en defensa de sus vidas y de sus bienes, como sucede en las ciudades mexicanas donde hasta ahora se hacen fuertes los cárteles de las drogas. Mientras tanto la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), bajo cuya jurisdicción cae el departamento del Amambay y responsable operacional de brindar seguridad a la mencionada población, hasta ahora ni siquiera ha conseguido rescatar del poder de sus captores a los secuestrados Edelio Morínigo y Abrahán Fehr. Ante el desconcertante déficit de seguridad pública que tiene en su haber el Gobierno del presidente Horacio Cartes, los ciudadanos y las ciudadanas –en especial los que viven en los departamentos bajo la responsabilidad de la FTC– tienen una opción trágica: resignarse a morir o ver morir a su prójimo a cualquier hora y en cualquier parte, o reaccionar tomando las armas para defender su vida o su propiedad por cuenta propia.

  • 21-06-2016

    Atroz error de la Senad

    El sábado pasado, en Nueva Italia, un atroz operativo de nueve agentes especiales de la Senad, supervisados por el fiscal Carlos Alcaraz, causó la muerte de una niña de tres años y graves heridas a su tío. La camioneta en que viajaban las víctimas recibió diecinueve impactos de bala por parte de quienes no se dieron a conocer como agentes, utilizaron camionetas sin matrícula ni logotipo y, no satisfechos con su ataque a mansalva, molieron a golpes a quien había resultado ileso. Recién ayer el presidente Horacio Cartes aceptó la renuncia del titular de la Senad, Luis Rojas, cuando lo que se imponía, ante la espantosa gravedad del caso, era que no dudara un instante en destituirlo. El ministro Luis Rojas, que siempre se destacó por su locuacidad, hasta el punto de que llegó a afirmar que el 70% de sus funcionarios son corruptos, tiene ahora la ocasión de dar cumplidas explicaciones sobre la aberrante actuación de sus subordinados. Por la delicada tarea que cumple la Senad, dicho organismo debe ser dirigido por un funcionarios idóneo, honrado y diligente, que combata el narcotráfico con la ley en la mano, y no con pistoleros desaforados que dirigen sus balas hacia miembros honestos de la sociedad.

Cargar más