• 17-04-2014

    Grosero desatino

    Algunos concejales de la Junta Municipal de Asunción decidieron, por nueve votos a uno (son 24 miembros), reservarse en exclusividad la atribución de aprobar o rechazar las solicitudes de uso de la avenida Costanera y sus espacios circundantes, con el argumento de que, durante las festividades de mayo, varias entidades tendrían “la pretensión” de utilizar esos espacios para sus actos conmemorativos. Además de que una sorprendente disposición de esta naturaleza constituye una grosera conculcación de las atribuciones propias y exclusivas del intendente, quien es el administrador formal y oficial de los bienes municipales, y de que por este acto unilateral los concejales asuncenos se concedieron a sí mismos una atribución que la Ley Orgánica Municipal no les otorga, no se explica cómo estas personas entienden el principio de libre uso y goce que rige como basamento del concepto mismo de bien del dominio público.

  • 16-04-2014

    Justicia Electoral, coto de caza político

    Desde sus orígenes, la Justicia Electoral es un botín de la casta política, lo que se refleja tanto en el nombramiento y la contratación de su frondoso personal como en las negociaciones periódicas para ocupar los cargos de director y vicedirector del Registro Electoral. En cierto modo, la repartija de cargos y de dinero público en función del peso de los partidos está respaldada por la ley que reglamenta la Justicia Electoral y por el Código Electoral. En realidad, la Justicia Electoral es un coto de caza de políticos que se reparten el dinero público en beneficio propio y en el de sus allegados, sin importarles en lo más mínimo el control de la gestión administrativa. Es hora de que la ciudadanía alce su voz contra este manejo tan desdoroso.

  • 15-04-2014

    Indecentes

    Por una parte, como diputado, Víctor Ríos aprueba el presupuesto que ejecuta y liquida en su carácter de rector de la Universidad Nacional de Pilar (UNP); por otra, elige al contralor y al subcontralor general de la República, quienes encabezan el órgano que fiscaliza la ejecución y liquidación de ese presupuesto. Por una parte, como ministro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Antonio Fretes integra un órgano que puede juzgar los actos administrativos que él, por otra, dicta como decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Asunción (UNA); es decir, estos señores están a la vez en la procesión y en el campanario, lo que riñe no solo con la Constitución, sino también con la moral. Los cargos electivos y judiciales son incompatibles con cualquier otro cargo público, salvo el de docente. Más allá de los reparos de orden constitucional y del conflicto de intereses, el ejercicio simultáneo de un cargo electivo o judicial, uno administrativo y otro docente, también conspira contra la eficiencia.

  • 14-04-2014

    Buses

    El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) quiere solicitar al Gobierno coreano un crédito por valor de unos 200 millones de dólares para adquirir 2.000 buses a ser alquilados con opción de compra (“leasing”) a las empresas de transporte interesadas, las que deberán entregar sus vehículos con más de 15 años de antigüedad para que el ministerio las convierta en chatarra. Se endeudará a todos los paraguayos y paraguayas –es decir, al Estado– porque unos transportistas irresponsables y sinvergüenzas no cumplieron con su obligación de mantener una flota en buenas condiciones. Que los empresarios transportistas, como cualesquiera otros, busquen los caminos para modernizar sus unidades en vez de comprometer al Estado en tamaña aventura.

  • 13-04-2014

    Inequidad

    Nadie discute que una sociedad y un Estado modernos deben exigir a sus miembros que contribuyan con parte de sus ingresos para el bien común. Sin embargo, en las actuales circunstancias del Paraguay aumentar los impuestos a aquellos que ya los están pagando no solo es injusto, y hasta inmoral, sino que es económicamente contrario a los intereses del país. El Estado recaudaría mucho más sin afectar el bolsillo de los que ya contribuyen si quienes encabezan los Poderes Ejecutivo y Judicial no fueran tan pusilánimes. Acusar al sector privado, sin dar nombres, de que también allí hay corruptos, pero no tener el coraje de perseguirlos, es puro populismo y demagogia.

  • 12-04-2014

    El país del vaivai

    Ninguna novedad se dice cuando se hace notar el casi nulo aprecio que el paraguayo medio siente por la prolijidad, la eficiencia, el orden y la excelencia en su trabajo. Desde albañiles, pintores, carpinteros, electricistas, plomeros, herreros, jardineros, etc., etc., en la mayoría de los casos y salvo contadas excepciones, se limitan a cumplir con lo mínimamente necesario para que el resultado de su labor sea aceptado y remunerado. Para cualquier persona con educación y sensibilidad elementales, recorrer y contemplar nuestras ciudades, parques, rutas, caminos y lugares públicos en general, cursos de arroyos y hasta las avenidas por donde corren los raudales, las cosas pueden volverse intolerables, pues todo lo que se le presenta ante la vista está lleno de desorden, suciedad y desatención. Recorriendo las calles y avenidas de Asunción y sus localidades metropolitanas se puede apreciar que a nadie parece molestarle mucho la basura acumulada en los lugares donde desarrolla la mayor parte de su existencia diaria. No requiere mucha atención juzgar la incuria con que se tratan las oficinas de los edificios públicos. Esta subcultura del vaivai será superada solo con educación, sanción e intransigencia.

  • 11-04-2014

    Fuerzas Armadas que los contribuyentes puedan sostener

    El Poder Ejecutivo ha remitido al Congreso Nacional el proyecto de ley de modernización de las Fuerzas Armadas de la Nación que habrá de sustituir a la Ley 216/93 implementada durante el gobierno del presidente Andrés Rodríguez. El mismo presenta dos incongruencias de la mayor importancia: la primera, referida a que con la inserción del ministro de Defensa Nacional en la cadena de mando institucional se tendría que haber propuesto la supresión del Comando de las Fuerzas Militares y el fortalecimiento del Estado Mayor Conjunto. La segunda incongruencia es la creación del escalón Brigada dentro de la estructura orgánica de las dos Divisiones de Ejército previstas que suplantarán a los tres Cuerpos de Ejército actualmente existentes. El país necesita unas Fuerzas Armadas que puedan custodiar su integridad territorial y defender a las autoridades legítimamente constituidas, sin que para ello se conviertan en una pesada carga para el presupuesto nacional. Los principios de economía y eficiencia también deben valer para ellas.

Cargar más
 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar