• 25-04-2015

    Urge depurar nuestra educación superior

    En su reciente visita al país, el psicopedagogo español Juan Manuel Bautista señaló que el Paraguay debe resolver el problema de la excesiva cantidad de universidades, coincidiendo así con el experto uruguayo en educación superior Carlos Rama, quien había dicho hace casi un año que el Paraguay debe consolidar las universidades existentes, en vez de seguir creando otras nuevas. Abundan las universidades que no reúnen los más mínimos requisitos de la excelencia educativa. De qué serviría que haya más estudiantes universitarios si la formación que reciben es pésima y si las carreras elegidas no responden a las ofertas de empleo ni a las necesidades del mercado. En gran medida, nuestra educación terciaria no es más que una burda estafa. Su masificación puede conllevar un aumento correlativo de la mediocridad, si no se realiza un gran esfuerzo en todos los niveles del sistema educativo. Por eso, aparte de frenar la creación de universidades, hay que intervenir y clausurar las fraudulentas.

  • 24-04-2015

    Incorrecto empleo de recursos del Fonacide

    La Ley Nº 4758/12, “que crea el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) para la Excelencia de la Educación y la Investigación”, viene siendo violada no solo por los gobiernos departamentales y municipales, sino también por el propio Poder Ejecutivo. Los recursos del Fonacide no están previstos para cubrir gastos militares o policiales. Puede que, efectivamente, los Ministerios del Interior y de Defensa Nacional hayan necesitado dinero para comprar equipos o ampliar algunas instalaciones, pero es de toda evidencia que el Tesoro Nacional no debió financiar esas operaciones con los recursos del Fonacide. La cuestión no radica en la conveniencia, sino en la legalidad del gasto. La norma no dispone explícitamente que el dinero recibido por el Tesoro Nacional deba destinarse a programas y proyectos de infraestructura relacionados con el desarrollo, la educación o la salud públicas, pero resulta claro que tal es el espíritu de la ley.

  • 23-04-2015

    Acertado veto del Poder Ejecutivo

    La Cámara Baja trataría hoy sobre tablas el veto parcial opuesto por el Poder Ejecutivo al proyecto de ley, aprobado por el Congreso, que obliga al Consejo de la Magistratura a incluir en la terna a ser presentada a la Corte Suprema de Justicia a –entre otros– los magistrados y fiscales que deseen continuar en el cargo al haber vencido su primer o segundo período de cinco años. Los senadores ya rechazaron el veto, de modo que si los diputados hicieran lo mismo, el Presidente de la República tendrá que promulgar una ley inconstitucional. Si la ley forzara al Consejo de la Magistratura a incluir en la terna a un magistrado o a un fiscal, lo que en realidad haría este órgano es conformar un binomio, pues el proyecto de ley le obliga a excluir de la selección y el examen a los magistrados y fiscales que deseen seguir en el cargo, como si fueran miembros natos de toda terna. El proyecto de ley mutila las facultades constitucionales del Consejo de la Magistratura, precisamente cuando está dando muestras de haber dejado de lado los criterios político-partidarios a la hora de conformar las ternas.

  • 22-04-2015

    No a las reelecciones

    La pretensión de presentarse a una tercera opción de reelección comicial que hicieron conocer algunos intendentes constituye un abuso al que hay que ponerle freno. ¿Cómo se va a pretender involucrar más a la juventud en las cuestiones de interés público, se va a incentivar su ingreso a las organizaciones políticas y fomentar su participación más activa en la organización democrática de la sociedad, si al mismo tiempo se permite que senadores, diputados y concejales puedan ser reelectos indefinidamente, cerrando el camino de ascenso a las personas de edades más bajas, que están deseosas de dedicarse a esas funciones o que ya comenzaron a desempeñarse en esas carreras y alientan la legítima y normal pretensión de ir ascendiendo en ellas? La no reelección es la regla, la reelección debe ser la excepción. Así debemos entender nuestro régimen político fundamental, si pretendemos luchar contra el estancamiento, la obsolescencia y la corrupción de los políticos que se aferran a los cargos y alcancías públicas para perpetuarse.

  • 21-04-2015

    Controlar a los políticos a través de las redes sociales

    El Senado postergó por segunda vez el tratamiento de un proyecto de ley referido al financiamiento político, que también busca regular el de las campañas electorales internas y había sido aprobado por la Cámara Baja. Ya no sería sancionado antes de las próximos comicios internos, por lo que las cuantiosas sumas invertidas en las elecciones internas previas seguirán escapando a todo control estatal y queda a cargo de los tribunales electorales internos de cada organización “controlar” el origen de los recursos económicos y el movimiento de los mismos. La ciudadanía tiene el derecho de conocer cómo los candidatos o precandidatos manejan los recursos electorales. Solo resta confiar en que la ciudadanía –a través de las redes sociales– se preocupe de poner bajo la lupa a todos los candidatos, para impedir que las municipalidades, así como gobernaciones y bancas parlamentarias, caigan en manos del crimen organizado o de quienes reciben donaciones a cuenta de futuros negociados.

  • 20-04-2015

    Profesionales “mau” en el Instituto de Previsión Social

    En el IPS hay una rosca que no solo permite que 69 enfermeros y químicos farmacéuticos sospechados de haber comprado sus respectivos títulos académicos sigan poniendo en riesgo la vida de los pacientes, sino que incluso ha logrado que la mayoría de ellos reciba un aumento salarial. La perversa alianza, que habría puesto en manos de unos delincuentes la salud de los asegurados, aún no ha sido quebrada mediante sanciones administrativas y penales. Es preciso que los órganos pertinentes expongan a la ciudadanía la situación en la que hoy se hallan los funcionarios y comisionados del IPS, así como las condiciones en que opera la Universidad Privada del Guairá de la que egresaron. El manto de silencio debe ser levantado cuanto antes para desvanecer la fuerte impresión de que se intenta encubrir a los involucrados en presuntos hechos punibles.

  • 19-04-2015

    Se desperdicia la capacidad de los menonitas en el Chaco

    La comunidad menonita instalada en el Chaco Central desde antes de la Guerra con Bolivia es la sociedad civil absolutamente pionera a la que debemos el desarrollo económico de ese inmenso territorio destinado a convertirse en el emporio agroganadero del Paraguay del futuro. Las tres colonias, con una población estimada en 15.000 habitantes, han establecido un sistema productivo muy importante para la economía del Paraguay. Han aportado también un importante bagaje cultural como comunidad en extremo laboriosa. Lamentablemente, hasta ahora no ha habido una política centrada en el aprovechamiento directo de los calificados recursos humanos y maquinarias disponibles en las colonias menonitas del Chaco para la ejecución de obras viales e hidráulicas en la región. Como política de Estado en el largo plazo y de gobierno en la actualidad, el MOPC debiera hacer participar a los menonitas en libre competencia –entre otros– en todos los trabajos viales que no sean asfaltados a ser ejecutados en el Chaco.

Cargar más
 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar