• 28-04-2016

    Complicidad inevitable

    La destitución del presidente de Petropar, el ingeniero Rómulo Campos Krauer, es una medida encomiable que podría haber iniciado una limpieza a fondo de la empresa pública más corrupta y deficitaria del país si es que en su reemplazo no hubiese sido nombrada, como presidente interina, la hasta ayer gerente general, Catherine Vargas. Si el Poder Ejecutivo ordenó también, con todo tino, la suspensión de los procesos licitatorios en curso y la revisión de los ya concluidos, es incoherente que ahora confíe la conducción de la petrolera estatal precisamente a quien, junto con el extitular, fue la máxima responsable de las licitaciones amañadas de los últimos tiempos.

  • 28-04-2016

    Autoridades inútiles

    El alevoso asesinato del intendente municipal de Tacuatí, Walberto Ramón Carrillo, no se puede evaluar sin relacionarlo con el atentado fatal contra otros dos exintendentes, uno de ellos secuestrado por el EPP luego de ejercer la intendencia municipal, y con el rol que cumple la Fuerza de Tarea Conjunta instalada ahí para combatirlo. Esta Fuerza debe realizar un mayor esfuerzo para terminar con estos asesinatos, aun cuando al parecer no tengan en principio nada que ver con el EPP. Además, la autoridad respectiva debe asumir la responsabilidad de este grave hecho, sancionando ejemplarmente a quienes debían impedirlo. No se puede permitir que todo siga como si nada haya pasado.

  • 27-04-2016

    El Congreso ampara el robo de la Opaci

    El 17 de marzo pasado, modificando la ley de tránsito, la Cámara de Senadores retiró a la Opaci la atribución de controlar la base de datos de las licencias de conducir, con lo que, de promulgarse la norma, esta inútil entidad debería desaparecer para siempre. Pero los senadores demoran la remisión de este proyecto a la Cámara de Diputados y, entretanto, Opaci continúa succionando alegremente fondos que podrían ser muy útiles para encarar y salvar múltiples falencias de las que municipalidades medianas y pequeñas adolecen desde tiempo inmemorial.

  • 27-04-2016

    Esfuerzos por mantener en la ignorancia a los campesinos

    Lamentablemente, la mayoría de los dieciséis centros de experimentación y capacitación agropecuaria construidos por misiones técnicas extranjeras y transferidos luego al Estado se hallan hoy desiertos y en ruinas. Funcionaron mientras fueron gestionados por los generosos donantes, pero se echaron a perder en cuanto el Ministerio de Agricultura y Ganadería se hizo cargo de ellos, de acuerdo a los convenios suscritos. El hecho debe llenarnos de vergüenza ante los Gobiernos de países que, como los de Alemania y la República de China, quisieron alentar el desarrollo rural; y de indignación ante los Gobiernos nacionales que lo impidieron por “falta de presupuesto” para mantener los proyectos, es decir, por falta de interés en el bienestar de los campesinos.

  • 26-04-2016

    43 años de indignante explotación colonialista

    El 26 de abril de 1973, las dictaduras militares que detentaban los gobiernos de nuestro país y de la República Federativa del Brasil firmaron el Tratado de Itaipú, una vil moneda que, en una de sus caras registraba la sumisión vergonzosa de los derechos de un Estado soberano y, en la otra, un indignante acto de explotación colonialista del subimperio brasileño en pleno siglo XX. Hoy, 43 años después, ya en los umbrales del vencimiento del plazo de medio siglo, que también establece este convenio para revisar sus expoliantes disposiciones, denunciamos, una vez más, que en Itaipú los gobiernos de turno del Brasil, fuesen del signo que fueren, robaron y continúan robando al Paraguay.

  • 26-04-2016

    Políticos ricos, pueblo pobre

    Con solamente observar a nuestro alrededor es posible comprobar cómo, personajes que hace cinco o diez años veíamos mantenerse esforzadamente con empleos de poca remuneración, ejerciendo comercio de pequeña escala u otro tipo de labores, penando para alcanzar fin de mes, de pronto se los ve vertiginosamente enriquecidos. Se trata de una situación deleznable como para que la fracción honesta y patriota de la ciudadanía se dedique a reconsiderar en qué ha fallado; es decir, por qué todavía tenemos remesa tras remesa de políticos cada vez más ricos y una mayoría popular cada vez más pobre.

  • 25-04-2016

    Cárceles inhumanas

    La capacidad máxima de la penitenciaría de Tacumbú –la principal del país– llega a 1.500 reclusos, pero allí están encerradas unas cuatro mil personas, custodiadas en cada turno por 45 guardiacárceles, mal entrenados. Estas cifras resumen una alarmante situación de larga data, que atenta contra la dignidad humana, y de la que solo escapan, en buena medida, aquellos privilegiados que ocupan las llamadas celdas VIP, gracias al dinero mal habido o a la influencia de algún padrino. La promiscuidad reinante en las cárceles solo puede atizar el rencor y el deseo de venganza, aparte de favorecer la transmisión de técnicas delictivas, así como el tráfico de drogas ilícitas y las riñas constantes.

Cargar más