• HOY

    17°
    MIN
    29°
    MAX
     

    Despejado

  • Martes 20

    20°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado, vientos variables.

  • Miercoles 21

    22°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado vientos del noreste.

  • Jueves 22

    23°
    MIN
    33°
    MAX
     

    Caluroso, cielo mayormente nublado, vientos del noreste. Precipitaciones dispersas y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Viernes 23

    21°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos variables, luego del sur. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Sábado 24

    20°
    MIN
    29°
    MAX
     

    Cálido, cielo nublado a parcialmente nublado, vientos del sureste. Precipitaciones dispersas, luego mejorando.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.800

    venta
    G. 6.000

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 130

    venta
    G. 190

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.500

    venta
    G. 1.600

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

17 de Enero de 2018

 

Inaceptable despilfarro municipal

Trabajadores agremiados de la Terminal de Ómnibus de Asunción tomaron en alquiler sanitarios móviles por el pésimo estado en que se hallan los baños para los visitantes, pero la Municipalidad destinará unos 860 millones de guaraníes a la compra de ¡1.600 trajes de “corte italiano” para sus funcionarios y unos 324 millones a la compra de 1.906 pares de zapatos, taco 10, para sus funcionarias! Según el director de Hacienda, Óscar Orué, los uniformes serían “importantes para que los funcionarios estén aptos para recibir a la ciudadanía”. Lo más probable es que al contribuyente que va a pagar una tasa o a reclamar una atención no le importe tanto que quien esté detrás de un escritorio, de una ventanilla o de un mostrador luzca un traje “corte italiano” o unos zapatos “taco 10”, como el hecho de ser atendido pronta y amablemente. Este escandaloso derroche del dinero de los contribuyentes habla muy poco en favor del gobierno municipal, ejercido por la Junta y la Intendencia. Queda claro así que las autoridades municipales hacen un mal uso de los fondos públicos, porque anteponen el interés de los burócratas comunales al bienestar de los vecinos. Para tratar de impedir que hagan cuanto se les antoje, es preciso que los vecinos los pongan bajo la lupa.

Trabajadores agremiados de la Terminal de Ómnibus de Asunción tomaron en alquiler sanitarios móviles por el pésimo estado en que se hallan los baños para los visitantes, pero la Municipalidad destinará unos 860 millones de guaraníes a la compra de ¡1.600 trajes de “corte italiano” para sus funcionarios y unos 324 millones a la compra de 1.906 pares de zapatos, taco 10, para sus funcionarias! Serían una “necesidad básica”, en palabras del director de Hacienda, Óscar Orué.

Si una “necesidad básica” es aquella cuya insatisfacción arriesga la salud física o mental de las personas, cuesta creer que la de los servidores públicos de la Comuna corra algún peligro si no lucen cierto tipo de traje o de calzado, proveído a costa de los contribuyentes. Quizá la expresión usada por el funcionario fue un lapsus, pues a su criterio los uniformes serían “importantes para que los funcionarios estén aptos para recibir a la ciudadanía”, según precisó.

Lo más probable es que al contribuyente que va a pagar una tasa o a reclamar una atención no le importe tanto que quien esté detrás de un escritorio, de una ventanilla o de un mostrador luzca un traje de “corte italiano” o unos zapatos “taco 10”, como el hecho de ser atendido pronta y amablemente. Por lo demás, solo 250 funcionarios se ocupan de atender al público, así que los 3.250 restantes se vestirán o calzarán a expensas de quienes también les pagan el salario, sin tener que entrar en contacto con ellos.

Este escandaloso derroche del dinero de los contribuyentes habla muy poco en favor del gobierno municipal, ejercido por la Junta y la Intendencia. La responsabilidad recae sobre ambos órganos, pues el gasto superfluo referido consta en el presupuesto municipal, cuyo proyecto fue presentado por Mario Ferreiro y aprobado por los concejales, al igual que el pliego de bases y condiciones del llamado a licitación pública para adquirir las vestimentas y los calzados.

Por lo tanto, es llamativo que el concejal Sebastián Villarejo (PQ) haya anunciado que pedirá un informe sobre las razones de cada una de las cantidades de artículos a ser adquiridos, “para aclarar las dudas que hubiere”, como si la cuestión nunca hubiera pasado por sus manos cuando fue remitida para estudio en la Junta. Si además se recuerda que su colega Carlos Arregui (PDP) pidió un informe a la Intendencia sobre la cantidad de funcionarios del órgano “normativo, de control y deliberante”, casi dos años después de haber asumido el cargo electivo, resulta que allí se ignoran asuntos de gran relevancia para la gestión municipal. También se desconoce, por lo visto, que la calidad de los gobernantes debe juzgarse, en primer lugar, por las prioridades establecidas en el presupuesto, dada la inevitable limitación de los recursos materiales.

Como es sabido, la corrupción distrae recursos que deben invertirse en los servicios municipales, como salió a luz con el reciente incendio de un pabellón del Mercado de Abasto –se rendían cuentas sobre una cantidad muy inferior de los locales alquilados–, o con la denuncia presentada ahora por la propia Municipalidad sobre un faltante cercano a los 1.000 millones de guaraníes por multas cobradas por su Dirección de Tránsito. Sin embargo, no debe perderse de vista el despilfarro habitual, proyectado por la Intendencia y aprobado por la Junta. La directora de Adquisiciones de la Municipalidad, Gloria Núñez, afirmó que el proceso abierto para la compra de los trajes “corte italiano” y de los zapatos “taco 10” permite un control ciudadano. El problema aquí no consiste necesariamente en que la licitación pública pueda orientarse hacia cierto oferente o que las adquisiciones puedan estar sobrefacturadas, sino en que ese gasto, que es claramente inútil, se haya incluido en el presupuesto. No se trata de una corrupción eventual, sino de un dispendio ya resuelto por un intendente y unos concejales manirrotos con el dinero ajeno. Quieren hacer un regalito más a su clientela política, sin atender las carencias de Asunción ni las obviedades antedichas.

Queda claro así que las autoridades municipales hacen un mal uso de los fondos públicos, porque anteponen el interés de los burócratas comunales al bienestar de los vecinos. Así se explica que prefieran tratar solo entre ellos el gasto municipal, sin convocar a una audiencia pública para recabar la opinión de la gente, como lo permite el art. 69 de la Ley Orgánica Municipal. Con toda certeza, si la compra de trajes de “corte italiano” y de calzados “taco 10” hubiera sido puesta a consideración de los presentes, la repulsa hubiera sido general. Ciertamente, la opinión popular no habría sido vinculante, pero podría haber influido en la decisión finalmente adoptada.

El caso comentado enseña, una vez más, cuán necesario es hacer uso de los mecanismos de participación ciudadana para evitar que se resuelva entre cuatro paredes malgastar el dinero de todos. Aparte de instar a la Municipalidad a que convoque a audiencias públicas, conviene exigir a la presidencia de la Junta que cumpla la ley, publicando con antelación los órdenes del día de las sesiones, que son públicas, y sugerir a las organizaciones ciudadanas que participen en las reuniones de las comisiones asesoras. Sin duda, no se puede confiar en que el intendente Ferreiro y los concejales tengan un sano criterio a la hora de disponer qué hacer con el dinero de los contribuyentes, de modo que es necesario que se vean controlados.

Está visto, así, que mucho de lo que ocurre en la Municipalidad en perjuicio de los contribuyentes es culpa de los propios asuncenos y asuncenas. Para tratar de impedir que hagan cuanto se les antoje, es preciso que los vecinos los pongan bajo la lupa.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo