11 de Marzo de 2016

 

Continúa impune cacería de animales en el Chaco

TTE. ESTEBAN MARTÍNEZ, Presidente Hayes (Rocío Portillo, corresponsal). Tres personas que fueron detenidas con 200 kilos de animales silvestres (conejo y yacaré) fueron liberadas en cuestión de horas. Se trata de Gregorio Franco Recalde (51), su hijo Héctor Damián Franco (19) y Estanislao Fernández Benítez (46), todos oriundos de Caaguazú.

La detención se produjo durante un control de rutina en el puesto policial ubicado en Paso Douglas por el suboficial Francisco Cartes. Del poder de los mencionados fueron incautados una escopeta calibre 20 mm, que está a nombre de Estanislo Fernández Benítez y presuntamente utilizaron para la cacería de los animales silvestres.

La carne faenada venía en conservadoras en la carrocería de una pickup color blanco, marca Mazda, con chapa XAK 389, propiedad de Gregorio Franco. En total, contabilizaron 200 kilos de carne de animales silvestres.

Según los detenidos, regresaban de Tte. Rojas Silva de esta localidad, donde realizaron la cacería e iban con dirección al departamento de Caaguazú.

Los detenidos fueron llevados a la comisaría 4ª de Villa Hayes y luego liberados bajo el pedido de criterio de oportunidad, que es una salida alternativa, según explicó el fiscal de medio ambiente Ariel González, quien intervino en el caso.

No fueron imputados “porque prosiguen las averiguaciones”, dijo el fiscal.

Según denuncias, los 200 kilos de carne de animal silvestre fueron vendidos por el fiscal Ariel González a un comisario retirado Benito Núñez, quien supuestamente se acercó con su abogado hasta la fiscalía y pagó G. 1.500.000 para la liberación de los detenidos y la carne.

El fiscal Ariel González, al ser consultado, dijo que se procedió de acuerdo a lo que establece la ley; se decomisó la carne y se procedió a su destrucción e incineración. Además, solicitó revelar la identidad de los denunciantes.

El encargado del puesto policial del paso Douglas, suboficial Francisco Cartes, dijo que se intensificarán los controles por tratarse de una zona donde es habitual la cacería de animales silvestres como mborevi, guasu, tatu, jabalí, yacaré y otros.

La Ley 96/92, De vida silvestre, prohíbe terminantemente la caza, colecta y utilización de los productos derivados de la fauna silvestre paraguaya, que es letra muerta en nuestro país.

Un grupo de ganaderos de la zona denunció que pidió la intervención de la Secretaría del Ambiente (Seam) para evitar que continúe la impune cacería de animales, pero fueron ignorados por los responsables de la institución.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo