20 de Junio de 2004

| LA GALERIA DEL DERROCHE (1)

Dinero del pueblo dilapidado en costosas obras inservibles

Construir por construir, al parecer, fue el único criterio utilizado por los gobernantes de turno para derrochar el dinero del pueblo en obras inservibles, paradójicamente en comunidades que soportan grandes necesidades. Pero lo que resalta es que el beneficio a la comunidad nunca importó y que lo que primaba más bien era adjudicar obras a empresas de los amigos, malutilizando fondos del Estado.

A las fastuosas construcciones inútiles, como gigantescos polideportivos, aeropuertos innecesarios y caminos inconclusos, llevadas a cabo por los sucesivos gobiernos nacionales, se sumaron también los gobernadores e intendentes, quienes con total desvergüenza impulsaron emprendimientos que son una burla a los ciudadanos agobiados por la crisis. En esta página, una muestra del cruel derroche.

Más de 5 millones de dólares en gigantescos polideportivos, otros 20 millones de dólares en inservibles aeropuertos, 30 millones de dólares en inconclusos caminos, son algunas de las muestras del derroche del dinero público por los administradores del Estado. A la galería del derroche del gobierno central se sumaron los intendentes y gobernadores, quienes llevaron adelante obras sin más criterios que beneficiar a empresas de amigos, dilapidando recursos que bien podrían haberse utilizado en infraestructura para salud, educación o caminos.

Con la cantidad de dinero que se despilfarró se pudo haber solucionado, si no todo, por lo menos gran parte de los problema que afectan a los más de 200 distritos del país. Lo más grotesco de todo este derroche es que todos esos fondos fueron derrochados en comunidades que soportan grandes necesidades, sin escuelas y centros de salud precarios, y que la mayor parte del año permanecen aisladas por falta de caminos.

Durante el gobierno del presidente Andrés Rodríguez (+), se construyeron 17 polideportivos supuestamente en respuesta a la necesidad de crear espacios para desarrollar actividades que fomenten la convivencia comunitaria.

Existen polideportivos en Concepción, San Pedro, San Estanislao, Tacuatí, Tobatí, Valenzuela, Juan de Mena, Caraguatay, Iturbe, San Salvador, Caaguazú, San José de los Arroyos, Yhú, Caazapá, Encarnación, Pilar y Pedro Juan Caballero.

Más de la mitad de estos locales actualmente están prácticamente en la ruina y el resto constituye una pesada carga para el presupuesto de las municipalidades que deben encargarse de su mantenimiento.

El gobierno de Wasmosy hizo lo suyo con la construcción de cinco aeropuertos con un costo aproximado de 5 millones de dólares cada uno. Hoy cada uno de estos no reporta ninguna utilidad a las localidades "beneficiadas" con la obra. Algunos son rapiñados y otros con serias sospechas de que son utilizados para el contrabando de mercaderías y el tráfico de drogas.

Pero los intendentes y gobernadores no se quedaron atrás y concretaron también sus "obras". Así tenemos el enorme tinglado de Encarnación, que además de destruir el paseo central de la avenida Japón, no aportó ningún beneficio a la comunidad. Los mercados gemelos de Curuguaty, donde el intendente colorado no se conformó con el mercado construido por un liberal y construyó otro, que tampoco sirvió y está abandonado. Le sigue el mercado de Paraguarí, construido en un lugar despoblado y ahora también es objeto de rapiña. Las "obras" suman y siguen y en nuestra recolección nos quedamos cortos, por lo que iremos publicando en sucesivas entregas.

AEROPUERTOS DE WASMOSY


PEDRO JUAN CABALLERO
La terminal aérea se mantiene en buenas condiciones, pero no sirve para nada a nadie, excepto para los políticos durante las campañas proselitistas y algunos que otros vuelos que realizan personas dedicadas a negocios ilegales.




CNEL. OVIEDO
El aeropuerto ovetense construido por 5 millones de dólares, durante la presidencia del Ing. Juan Carlos Wasmosy, constituyó siempre una obra inservible para la región. Actualmente está abandonado y solo aterrizaron avionetas de políticos.




SALTO DEL GUAIRA
Representa un culto al desperdicio del dinero público construido durante el gobierno de Juan Carlos Wasmosy; su escaso movimiento no justifica los 5 millones de dólares invertidos en la obra. Existe incluso fuerte sospecha de que la pista ubicada en la colonia Canindeyú sirve para el envío de cargas de contrabando al Brasil.




CAAZAPA
Su construcción terminó en 1997, pero hasta la fecha no ha sido habilitada oficialmente por la Dinac. Ahora no tiene energía eléctrica, ni agua ni teléfono, menos un radar o equipo de radio para controlar los vuelos de aviones.



SAN PEDRO DE YCUAMANDYYU
La terminal pavimentada construida en el año 1998, a costo superior a los US$ 4.000.000, está deteriorada y solo sirve a los animales para paseo y para algunas operaciones clandestinas. El edificio administrativo costó más de G. 500 millones y está convertido en una tapera. Al edificio no le queda ni una sola puerta ni ventana.

Día a día, año a año, la población de San Pedro de Ycuamandyyú clama por una ruta asfaltada que les saque del aislamiento. Son tan solo 70 kilómetros los que faltan asfaltar para que la capital departamental tenga un acceso de todo tiempo. No hubo un solo presidente que haya pasado en la era democrática que no haya escuchado el clamor de este pueblo.

Sin embargo, lejos de solucionar este problema, las autoridades les construyeron primero un inservible polideportivo y después un aeropuerto. Parece un chiste de mal gusto. Lo cierto es que los sampedranos siguen sufriendo.

POLIDEPORTIVOS

EN JUAN DE MENA Y CARAGUATAY
El gobierno de Andrés Rodríguez construyó inservibles polideportivos que permanecen inconclusos y prácticamente convertidos en ruinas. Juan de Mena es una ciudad que ni siquiera tiene camino de todo tiempo. En 1996, Wasmosy inauguró en Caraguatay el inconcluso polideportivo que ahora es un elefante blanco para la Gobernación y la municipalidad.



SAN PEDRO
En marzo de 1994, el Ing. Juan Carlos Wasmosy y los miembros de su gabinete inauguraron la costosa obra realizada por la DIBEN; el polideportivo habría demandado un costo aproximado a los 1.000 millones de guaraníes.



SALTO DEL GUAIRA
Tiene un polideportivo a medio construir y en ruinas, que costó a la Itaipú Binacional más de 2 millones de dólares. La obra fue adjudicada a la empresa EDB Construcciones durante el gobierno de Andrés Rodríguez, pero está paralizada desde hace aproximadamente 11 años, sin que nunca se haya conocido la verdadera causa de su interrupción.



CAAZAPA
Otro regalo al pueblo caazapeño constituyó la construcción del polideportivo, que hoy día es un "elefante blanco" que devora el presupuesto de la municipalidad local. La hermosa piscina no fue utilizada durante el pasado verano por falta de insumos para el tratamiento del agua. La piscina está llena de agua contaminada y restos de todo tipo de basura. Solo las algas crecen en abundancia en el agua del estanque.




SAN MIGUEL
Desde el momento mismo de la inauguración fue criticada la construcción porque los pobladores más necesitan de centros de salud, locales escolares en vez de edificios de costoso mantenimiento y que al final no cumplen con los objetivos trazados.



OTRAS ‘‘OBRAS’’

ENCARNACION
Los tinglados de la avenida Japón son uno de los costosos e inútiles proyectos junto con la "ciclovía" de la avenida Irrazábal, construidos durante la administración del ex intendente Lorenzo Zacarías (colorado). Se construyeron en el año 1993. El objetivo era reubicar a los vendedores informales de la zona baja. La negativa de estos a ser trasladados frustró el proyecto y las instalaciones quedaron abandonadas.



SAN IGNACIO
El puente en el lugar denominado Potrero Amor, en San Javier, distrito de San Ignacio, había quedado inconcluso por la administración del ex gobernador colorado Egidio Ruiz Pérez. La obra por la que supuestamente se gastaron 30 millones de guaraníes quedó abandonada y los vecinos tuvieron que organizarse para colocar madera para poder utilizarlo.



CURUGUATY
La estulticia hasta el extremo. La administración liberal de Atilano Arias construyó un mercado, luego entró el gobierno colorado y construyó otro mercado. Ambos edificios son inservibles y quedaron como monumento a la estupidez. Los "administradores" comunales derrocharon la friolera de G. 900 millones en ambas obras.



PARAGUARI
Construido en Paraguarí a un costo de 700 millones de guaraníes, durante la administración del gobernador Carlos María Santacruz (ANR), hoy diputado nacional, el mercado de Paraguarí actualmente está abandonado y sus instalaciones rapiñadas.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo