03 de Enero de 2018

| Chofer de bus falleció ayer, producto del percance causado por alcoholizado

Accidentes de tránsito enlutaron las festividades del Año Nuevo

El chofer de la línea 27 Aurelio Escobar falleció ayer en el Hospital de Trauma, donde fue internado tras protagonizar un choque en pleno centro de la capital el lunes último al esquivar una camioneta que al mando de un joven alcoholizado pasó la luz roja del semáforo.

Poco antes de las 08:00 del lunes último, primer día del 2018, Escobar, al mando de un bus de la línea 27, al servicio de la empresa de transporte San Lorenzo CISA, efectuaba el recorrido de su itinerario cuando al llegar a la intersección de las calles Montevideo y General Díaz, pleno centro de la capital, se vio obligado a efectuar una brusca maniobra para esquivar una camioneta que pasó la luz roja.

El ómnibus fue a parar contra la estructura de un establecimiento comercial, donde el conductor sufrió severa lesiones en la cabeza, explicaron los agentes.

Por su parte, el conductor de la camioneta que generó el percance, Marcelo Ortiz (20), fue detenido y luego sometido al alcotest, cuyo resultado fue positivo. El joven tenía 1,03 mg/l, de alcohol en la sangre, según la Policía.

Al principio Ortiz fue imputado por exposición al peligro en el tránsito terrestre, pero con el fallecimiento del trabajador del volante la acusación se amplió a homicidio culposo. La expectativa de pena es de 6 meses a siete años y seis meses y hoy fue citado para comparecer ante el juez Gustavo Amarilla.

La Policía Nacional registró un total de 21 muertes violentas durante las festividades del Año Nuevo en todo el país. Doce casos fueron por accidentes de tránsito, causados en su mayoría por personas que estaban bajo los efectos del alcohol. Mientras que siete de los sucesos fatales fueron protagonizados por motociclistas.

En Hospital de Trauma se atendió a ocho lesionados por quemaduras de petardos

El director del Hospital de Trauma, doctor Aníbal Filártiga (foto), informó ayer que las fiestas de Año Nuevo dejaron ocho pacientes atendidos en este centro asistencial, por quemaduras producidas por petardos. Siete de ellos son chicos de entre 3 y 16 años de edad, y tres niños tendrán que ser sometidos a cirugías reconstructivas en las partes de sus cuerpos afectadas.

Los petardos más comunes este año fueron el “cebollón”, el “mariscal” y “King Kong”, que tienen gran potencia y son capaces de hacer daños muy severos a las personas.

El doctor Filártiga destacó que siempre son los padres los culpables de que sus hijos terminen con heridas e incluso pierdan varios dedos como consecuencia de la detonación de esos explosivos, al comprarles o permitirles su uso.

El doctor Luis Carlos Báez, director médico del centro asistencial, indicó que la cifra de internados, que llegó a 35, da una idea de la “magnitud del descontrol” ocurrido en esos días.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo