10 de Febrero de 2016

| empresa de transporte sospecha que adelantamiento indebido desencadenó la tragedia

Una pasajera paraguaya del bus de NSA sigue con pronóstico reservado

Una paraguaya radicada en Argentina, madre de los dos niños fallecidos en el vuelco de un bus de Nuestra Señora de la Asunción (NSA), en Argentina, es la única pasajera que continúa en grave estado en el país vecino. Ayer salieron de alta otros cinco heridos y quedaron en observación otros dos. La empresa de transporte alega que la pericia del disco tacógrafo del micro determinará si hubo exceso de velocidad, aunque la versión que ellos recibieron del chofer es que un vehículo efectuó un adelantamiento indebido y desencadenó la tragedia.

Dos altos funcionarios de la empresa de transporte Nuestra Señora de la Asunción, la gerenta de Ventas, Rossana Fustagno, y el gerente de Líneas Internacionales, Ariel Somoza, explicaron ayer que el trágico accidente ocurrido el lunes de mañana sobre la Ruta 14 de Argentina, en la rotonda de entrada a la colonia Elía, a 1.000 kilómetros de Asunción y 250 km de Buenos Aires, difícilmente pudo haber sido provocado por el exceso de velocidad del coche Nº 795, ya que en la zona hay una capa asfáltica nueva, ancha y completamente señalizada.

Además, a solo 1.000 metros del lugar del percance hay un puesto de peaje y el chofer que conducía en ese momento, Víctor Jacquet, llevaba más de dos años cubriendo la mencionada ruta y sabía que debía regular la velocidad, de acuerdo con lo que manifestaron Fustagno y Somoza.

Estos indicaron igualmente que la empresa tiene cómo demostrar la velocidad a la que se desplazaba el colectivo en ese instante, a través de la verificación del disco tacógrafo, que es un mecanismo que va inserto debajo del velocímetro y que registra todo el trayecto. El dispositivo debe ser retirado del camión por la Policía argentina y sometido a peritaje.

Sobre las medidas de seguridad del ómnibus siniestrado, dijeron que al menos para los pasajeros de la primera fila es obligatorio el uso de cinturón de seguridad, aunque aclararon que los 64 pasajeros tenían en sus asientos el cinturón.

Al ser consultados sobre la cantidad de fallecidos que dejó el accidente, cinco en total, así como la importante cantidad de heridos, los gerentes de NSA relataron que la mayoría de las víctimas viajaban en los asientos del medio y que ellos creen que, como ocurrió a primeras horas es de la mañana, estas personas aparentemente estaban empezando a despertar para desayunar o justo se estaban acomodando parados en el pasillo.

Equipo de contingencia

Rossana Fustagno y Ariel Somoza fueron designados por el directorio de la firma, cuyos dueños son justamente los miembros de la familia Fustagno y el empresario Demetrio Rojas, para encabezar el equipo de contingencia que asiste a los familiares de los fallecidos y a los heridos.

En ese sentido, manifestaron que la prioridad en estos momentos constituye acelerar los trámites burocráticos para repatriar a nuestro país los cuerpos de los dos compatriotas muertos y ayudar a la familia de los dos hermanitos fallecidos, aunque como el lunes y ayer fueron feriados en el país vecino, por el carnaval, las diligencias se dilataron un tanto.

Afirmaron que están pendientes de todo lo que necesiten los heridos, siempre por cuenta de la empresa, aunque después seguramente va a intervenir el seguro.

El bus accidentado era de primera línea y cuesta unos 400.000 dólares. Los gerentes de NSA aclararon que la empresa tiene una política de apertura para proporcionar todos los datos del caso, pero detallaron que de momento están tratando solo con los familiares directos de los afectados, para evitar la aparición de oportunistas.

Nómina de los fallecidos

El vuelco del colectivo de Nuestra Señora de la Asunción (NSA), el lunes de mañana en Argentina, derivó en la muerte del paraguayo Bonifacio Benítez Ocampos (72), quien iba de visita a Buenos Aires.

El otro compatriota muerto fue Ramón Báez Brítez (51), radicado en Argentina, donde deja una esposa y dos hijos.

También perdieron la vida los hermanos Erwin Peralta Cristaldo (10) y Pamela Peralta Cristaldo (2), ambos argentinos, cuya madre paraguaya Deogilda Cristaldo, radicada en Buenos Aires, es la que está con pronóstico reservado.

El otro fallecido es el niño argentino Thiago Daniel Alviso (9).

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.
 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo