01 de Junio de 2008

| EL ILUSTRE ARTISTA NECESITA AYUDA DE LA CIUDADANIA SOLIDARIA

“Kamba’i” Echeverría, un artista que lleva la música en el alma

Visitamos en su humilde residencia a Efrén “Kamba’i” Echevería, de 76 años, cuyo nombre resonará por siempre en la guitarra que solo él aprendió a dominar en su peculiar e ingenioso lenguaje folclórico, imitando el cacareo de la gallina “Ryguasu kokore” y remedando la renquera del perro con “Jagua’i karê”. Estas y otras composiciones le valieron gran popularidad por su talento costumbrista en veladas y festivales recorriendo el país desde la década de los ’60. Con varias distinciones, ahora no tiene para sus medicamentos.

Efrén Echeverría nació en 1932, en el departamento de San Pedro. Está casado hace 40 años y es padre de dos hijas.

El compositor, maestro y arreglador fue declarado “Tesoro viviente de la humanidad” por la Unesco, en junio del año pasado.

Nos recibió con una sonrisa de preocupación y resignación a sus 76
años de edad, aquejado de una larga enfermedad que le mantiene alejado de los escenarios.

Apenas nos dice que sobrevive con los recuerdos. A la vez de mostrarnos su esposa Magadalena de Echeverría las fotos de sus actuaciones por todo el territorio de la República. Pudimos ver los numerosos reconocimientos y distinciones, entre las que resalta “Tesoro viviente de la humanidad”, otorgado por la Unesco, maestro del arte y la cultura de Autores Paraguayos Asociados, Hijo dilecto de la Municipalidad de Asunción, etc.

Las distinciones de papel cuelgan en la pared de la humilde residencia del ilustre artista, en su casa de Luque, pero no le sirven a la hora de pagar los gastos de sus costosos medicamentos y sus consultas médicas.

Kamba’i Echeverría necesita un homenaje no solo de papeles en vida. Por eso apela a la ayuda solidaria del público al que él tanto agradó con su genio artístico.

Como profesor de guitarra enseñaba en el Servicio Nacional de Promoción Profesional, donde percibió durante tres años un sueldo de G. 600.000. Con el cambio de director de la institución, hace cinco meses que no recibe dicha suma por lo que no le alcanza el dinero para vivir dignamente.

Resalta que tiene una pensión de G. 2.000.000 y solo los gastos de medicamentos le alcanzan cerca de G. 1.000.000.

Además, como todo ciudadano debe pagar las altas y costosas facturas de los servicios de agua, luz, teléfono, además de los gastos de comida diaria.

La caridad comienza por casa

Malraux decía: “La cultura es lo que, en la muerte, continúa siendo la vida”. En este sentido, Kamba’i siendo tesoro viviente de la humanidad se debate en la carencia económica debido a su enfermedad que le impide seguir trabajando.

Por su lado, su esposa Magdalena no puede trabajar por no desatender a su marido que la necesita.

Ella afirma: “El dinero ya no vale, no alcanza para pagar los altos costos de vida. Todo está muy caro y ya no sé qué hacer. Es muy triste que mi esposo muera de mí porque no puedo comprarle su remedio. En similar situación están millones de personas en el país y el mundo, sin tener otra opción de vida que esperar la muerte o que alguna persona tocada por el espíritu solidario o empresarios con responsabilidad social, con alta sensibilidad humana, mitiguen la necesidad”, manifiesta doña Magdalena, con lágrimas en los ojos.

“Su medicamento Notrón sale 135.000 guaraníes, igual monto cuestan Omeprasol, Corolar, Solpan, y muchos otros que solo le sirven por un poco más de 10 días. Añade que el gran músico es poco valorado y reconocido en el país. Es lamentable.

El guitarrista de arte popular autodidacta que aprendió a ejecutar el instrumento por sí mismo a los 14 años en su pueblo natal “Lima”, del Segundo Departamento de San Pedro, tiene una técnica que se denomina “afinación del diablo”, pues al mismo tiempo puntea y rasguea los temas, muchos de los cuales son de su propia autoría.

A modo de ejemplo, cabe recordar que el afamado concertista de guitarra inglés, John Williams, cuando estuvo en Paraguay por primera vez en 1994, en el Centro Paraguayo-Japonés, no podía creer al verle interpretar a “Efrén” la guitarra pues quería saber cómo hacía para puntear y acompañarse al mismo tiempo.

El valor del artista

En el Blog de Mabel Rehnfeldt del ABC Digital del 21/03/2007 “Andá cantale a tu abuela”, se puede leer el valor que se les da a los artistas de nuestro país que reproducimos debido a la comunión de opiniones.

“Era de tarde cuando murió el genial músico don Reinaldo Meza, hermano de Luis Alberto del Paraná e integrante del inolvidable conjunto musical “Los paraguayos”. El había elegido venir desde Alemania para morir en su país, entre su gente.

“Esa tarde no tuvimos mucho tiempo para llorar, enseguida la desolación nos invadió: no había plata para pagar el sanatorio donde había estado internado. Menos iba a haber plata para el velatorio, pagar un cajón más o menos decente, llorar su muerte y prenderle un par de velas (...)

El viernes pasado volví a recordar a don Reinaldo Meza. Cuando me soplaron al oído que iban a llevar a la cárcel a empresarios que no pagaran a APA (...).

Fotos: Malena Olivetti
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar