31 de Octubre de 2002

 

Padres analfabetos ayudan a sus hijos a estudiar

La reforma educativa instalada en la educación básica demanda de los padres un involucramiento que antes no tenían. Muchos de los padres de los alumnos de la Escuela 4.450, de Obligado 22 -a 70 kilómetros de Encarnación- son analfabetos. Pero eso no es impedimento para que ayuden a sus hijos en las tareas y para que estos obtengan un alto rendimiento.

Los padres de los alumnos que asisten a esta escuela, donde los chicos lograron alto rendimiento en las pruebas del Sistema Nacional de Evaluación del Proceso Educativo, son agricultores. Muchos son analfabetos o cursaron pocos grados. El 96 por ciento son de escasos recursos.

Aun así, todos se involucran en el aprendizaje escolar de sus hijos y ese es un factor que el Prof. Baldomero González, considera muy importante para el éxito de sus alumnos.
‘‘Tenemos el problema de que muchos padres no pueden entender lo que hacen sus hijos. Pero yo les digo que ellos no solo pueden ayudarlos a hacer el contenido de la tarea, sino darles buenos consejos, incentivarlos a estudiar, ayudarlos a cumplir con su responsabilidad y hacer que los hijos tengan un espacio y un momento para estudiar’’, dice el profesor Baldomero.
Los propios alumnos comentan que sus padres no entienden ‘‘casi nada’’ de lo que ellos hacen en la escuela.
Los adultos se involucran con la escuela. Algunos trabajan en la huerta o realizan actividades para recaudar fondos. Gracias a eso pudieron cumplir el anhelo de los chicos, que querían tener un parque infantil con hamacas y sube y baja. Edwald Sapper es el presidente de la comisión de padres y hace nueve años que trabaja con el Prof. González. En su niñez, el mismo estudió en esa escuela, que tuvo tiempos peores, según recuerda.
Ahora tiene una única aula de madera y un solo profesor. Pero antes era realmente precaria y ni siquiera estaba ubicada en un terreno propio.
‘‘Los padres estamos muy conformes con la educación que reciben nuestros hijos. Estamos demasiado contentos. Sabemos que esta escuela es un poco distinta a las demás’’, dice Sapper. Y cuenta con orgullo que hace cuatro años que no se registran aplazos en la escuela.
Los alumnos de esta escuela lograron promedios superiores a la media nacional. Además, superan a sus pares de la zona y del departamento. Sapper lo corrobora: ‘‘Cuando nuestros alumnos van a seguir estudiando a otras escuelas siempre se destacan’’.

Es que la escuela tiene hasta sexto grado y no tiene posibilidad de crecer, porque la zona se está despoblando. Para concluir la primaria los alumnos deben trasladarse a unos cinco kilómetros. Sapper también cree que el buen rendimiento se debe a que los chicos casi no ven televisión. Los alumnos dicen que les encanta ver dibujitos animados y novelas. Pero no todos tienen televisor y quienes lo poseen no pueden tenerlo encendido permanentemente. ‘‘En todas las casas ponemos horarios para ver la tele’’, cuenta el presidente de la comisión. La Escuela 4.450 es un ejemplo de que la dedicación, el esfuerzo y el entusiasmo pueden vencer a la adversidad.
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar