04 de Abril de 2015

| Semana Santa: A conocer algunas maravillas del Chaco (3)

Una visita al mágico Cerro León

Ir al Cerro León vale la pena, aunque se encuentra a unos 800 km de la capital y desde Filadelfia son 265 km. La serranía del Cerro León comprende una formación montañosa de unos 40 km de diámetro y se encuentra en el oeste de Alto Paraguay, colindante con Boquerón.

FILADELFIA, Chaco (Marvin Duerksen, corresponsal). Viajando hacia el Cerro León, todo el paisaje es una gran planicie, por eso Thomas y Sabine Vinke de Paraguay Salvaje opinan que “no conocés el Chaco si nunca fuiste al Cerro León. Es un lugar único y mágico”.

Desde Madrejón, el centro administrativo del Parque Nacional Defensores del Chaco, se viajan cincuenta kilómetros al oeste, pasando al lado del límite del parque, bordeado del bosque xerofítico chaqueño. Solamente los últimos cinco kilómetros se entra directamente al parque, siguiendo una pequeña picada y “aun cuando uno ya está tan cerca, no se imagina la vista que de repente se abre, el primer cerro de la serranía que se levanta sobre el bosque chaqueño”, comentan.

Esta serranía aun está intocada e inexplorada científicamente. Solamente en los años ‘80 hubo una expedición al centro, hasta los cerros más altos, que alcanzan una altura de 604 metros.

“Existe un camino para subirse al primer cerro, donde la vista no solamente es maravillosa sino emocionante, recordando que uno está con la mirada puesta en uno de los últimos lugares del mundo que todavía se encuentra en estado prístino y solo muy pocas personas, entre ellos los indígenas ayoreo, tuvieron el privilegio de conocer esta selva”, dicen los Vinke.

Especies endémicas

Debido a su ecosistema especial, el Cerro León cuenta con varias especies de flora y fauna endémicas, es decir, que exclusivamente se encuentran en este lugar.

La parte boscosa del parque alberga muchas especies amenazadas, entre ellas el yaguareté y el puma, el taguá, cuatro especies de monos, la karumbe o tortuga de patas rojas y nadie sabe cuántas especies desconocidas más se encuentran aun aquí en esta hasta ahora impenetrable serranía, según relatan los productores de Paraguay Salvaje.

Territorio ancestral ayoreo

La serranía del Cerro León era hábitat de los indígenas ayoreo. En el año 2007 la Unión de Nativos Ayoreos del Paraguay (UNAP) y cinco ancianos ayoreos viajaron al lugar, para recontactar su territorio ancestral y colocar cuatro carteles.

El objetivo era que el coñone (hombre blanco) conociera los lugares con sus significados originales.

Estos carteles aún existen y se encuentran en Madrejón, con la leyenda “Odocobui” (monte limpio, con muchos conejos); en el camping frente al Cerro León, con la leyenda “Cucaani” (cerro); cerca del Cuartel Mayor Pablo Lagerenza, que reza “Guidaiode” (lugar donde los ayoreos vivieron de manera permanente) y sobre un brazo del río Timane con el nombre “Tiemane” (cauces que se abren como los dedos).

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo