• HOY

    21°
    MIN
    22°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 19

    21°
    MIN
    34°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Sábado 20

    23°
    MIN
    33°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Domingo 21

    22°
    MIN
    26°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Lunes 22

    19°
    MIN
    22°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Martes 23

    17°
    MIN
    24°
    MAX
     

    nubes

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.090

    venta
    G. 6.170

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.150

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 170

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.610

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

13 de Agosto de 2018

| OPINIÓN

Alta expectativa, pocos resultados

Por Roberto Sosa Brítez

La vuelta al gobierno del Partido Colorado en 2013, de la mano de Horacio Cartes, generó en el ámbito económico una elevada expectativa en todos los ámbitos. La aparición de un “empresario exitoso”, como se lo “vendió”, alentó esperanzas de un cambio profundo hacia el desarrollo.

Se prometió en su momento un gran impulso económico, una lluvia de inversiones nacionales y extranjeras con números exorbitantes, un equipo técnico de primera y de avances sociales inigualables respecto al pasado. Adicionalmente, se promocionó que llegaba al poder un millonario que no necesitaba robar.

A cinco años de mandato, el gobierno que se va ha logrado mantener estables los principales indicadores de la economía, cuyo logro inicial está marcado por la era Nicanor. Crecimiento económico por encima de los países de la región, inflación y déficit fiscal controlado, equilibrio monetario y cambiario, entre otros. Los resultados más resaltantes se concentraron en acelerar la construcción de viviendas económicas y el mantenimiento de números positivos en el rubro agropecuario, aunque en este último ámbito primó más el trabajo del sector privado.

Sin embargo, el alarmante nivel de endeudamiento con bonos no ha producido un gran descenso en la pobreza y la miseria, ni ha conseguido una mayor equidad. Aquel “férreo” criterio técnico inicial cedió ante el prebendarismo partidario y a la corrupción denunciada en numerosos empredimientos de obras públicas.

La reiterada promesa de que estábamos por alcanzar el grado de “desarrollo”, que generaría un aluvión de inversiones, jamás se logró. Y, finalmente, el número de desempleados incluso creció en el área metropolitana, según cifras oficiales. La educación y la salud no mejoraron sustancialmente sus indicadores.

El mayor perjuicio de la administración que se va radica en el deterioro de la institucionalidad de la República. Ningún país logró alcanzar el desarrollo sin el respeto a las instituciones, y mientras los políticos, jueces y legisladores no lo entiendan, seguiremos siendo un país atrasado.

rsosa@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo