02 de Enero de 2018

| DESDE EL YBYTYRUZU

El cerebro compactado

Por Caio Scavone

Al inicio del nuevo año quiero empezar esta columna, que se destila desde las vistosas faldas del Ybytyruzú, pensando y escribiendo en mi condición de ingeniero agrónomo que desde hace 45 años vengo ejerciendo para que mi entorno familiar pueda vivir –como dice el resultado de la educación paraguaya– “un poco más mejor” y también los agricultores que suelen usar algunas de las capacitaciones que suelo hacer con un equipo agrícola y productivo al que acompaño.

Provengo de una época en que el monte era un suelo y un recurso totalmente improductivo y catalogado con la vara de tierra ociosa, inactiva y hasta indolente. Su relación con la actividad productiva era de una maraña de árboles, lianas y un sotobosque que no presentaba ninguna relación con la actividad productiva salvo la de extraer rollos de valor para entregarle vida a “obrajeros”, aserraderos y gente como encargada de llevar la madera en bruto hacia la Argentina y el Brasil.

Las leyes amparaban derrumbar cualquier bosque nativo para entregar amparo y espacio a la necesaria agricultura con la diligente acción del hacha que tiraban al suelo enormes fustes de las ricas especies como el lapacho, cedro, ybyraró, peterevy, incienso, kurupay, ybyrá pytá, cancharana y otras de valor. Esto correspondía a la parte Oriental ya que en el Chaco solo su parte central conseguía producción con el trabajo tesonero de los menonitas agricultores. El resto chaqueño era depredado por las empresas foráneas dedicadas a lucrar con la industria del tanino extraído del quebracho y formaron imperios como Puerto Casado, Sastre y Puerto Colón. El palo santo también entregó muchas rentables bendiciones a los que llevaron postes al Uruguay para las alambradas en estancias uruguayas. Ahora muchas zonas chaqueñas están siendo deforestadas para que las pasturas ocupen su lugar y algunas leyes ambientales solamente sirven para algunos.

También provengo de un tiempo en que las dos aradas y dos rastreadas eran casi obligatorias para que el suelo pudiera recibir cualquier tipo de semilla. Hoy una mínima buena práctica me obliga a un laboreo inicial del suelo, uso de abonos verdes, rotación de los cultivos para culminar en la benefactora siembra directa, labranza cero y buenas cosechas. Olvidarse del intenso laboreo con la pesada rastra debe ser la constante.

El Ministerio de Agricultura (MAG) acaba de malgastar G. 3.270.584.000 para “luchar” contra la pobreza campesina –beneficiando, cree el MAG– entregando 15 tractores y 9 rastras a miembros del Movimiento Agrario Popular que se hará hasta completar la suma de G. 17.160.054.000 para “beneficiar” a 2.875 familias de la Agricultura Familiar (AF).

Nadie niega la importancia de la agricultura mecanizada, conste que hasta esa organización que recibe las máquinas está en contra de esa manera de cultivar. El tractor y sus implementos son tan necesarios pero entregan la rastra que se usa para compactar rutas y caminos de todo el mundo. Los suelos paraguayos y el cerebro del MAG están todos compactados y lo que se necesita es aflojar el suelo y las neuronas de ese Ministerio. El poco rinde de nuestros suelos es clara señal de las malas prácticas que se siguen cometiendo. Los suelos se compactan con ese tipo de rastra y se necesita mayor infiltración, disponibilidad y aprovechamiento del agua y su menor escurrimiento en el suelo, desarrollo radicular, menor erosión y más producción de los cultivos.

El MAG, las Gobernaciones y los Municipios se pusieron a cantar en el mismo tono y la mediocridad que los caracteriza hace que la AF genere cada vez más suelos compactados y más sequía, menos producción de la AF y cerebros rígidos pero alta y enteramente flácidos para la coima y las burradas del Ministerio de Agricultura del Paraguay.

Y, en idioma guaí les hablo: ¡qué bueno lo del MAG y qué bien comenzamos el año...!

caio.scavone@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo