27 de Octubre de 2017

| POLILLA AZUL

El juguete era de madera

Por Jesús Ruiz Nestosa

SALAMANCA. Acabo de ver “Blade Runner 2049” (Denis Villeneuve, 2017) una de las películas llamativas de la temporada. Era imposible dejar de verla por ser la secuela de una película de culto: “Blade Runner” (Ridley Scott, 1982) una obra maestra dentro de su género. No voy a comentarla, ni siquiera contarles que el asesino es el mayordomo por si quieren ir a verla. Pero sí detenerme en un pequeño detalle.

La acción transcurre en el 2049, o sea que no falta mucho tiempo para eso, en un planeta arrasado, contaminado, deshumanizado en el que los seres humanos han sido puestos de lado por una legión de “replicantes“, robots con aspecto humano, que se encargan de realizar todo el trabajo sucio o esclavizante que los hombres ya no quieren hacer. A veces estas máquinas se sublevan pidiendo tener los mismos derechos que los humanos. Entonces deben ser eliminados por una policía especial cuyos agentes son llamados “blade runner”. El protagonista de la película, el agente “K” (Ryan Goslling) en medio de unos sueños confusos, ve que cuando niño tenía un caballito tallado en madera. Sus sueños le conducen a encontrar el juguete y termina llevándoselo a un anticuario para que le certifique que es de madera. “Es árbol”, le dice el hombre asombrado. Así descubrimos el paisaje, un páramo desolador en el que no crece ni siquiera una hoja verde.

La crítica especializada se ha detenido en analizar la película, la historia, los personajes, la fotografía, los efectos especiales (que abundan), la crítica que encierra a una sociedad consumista y al mundo de la publicidad, al mismo tiempo que la destrucción del entorno urbano. Sin embargo, me hubiese gustado decirle a todos esos sesudos críticos, que en realidad la historia de la película no es tan fantástica sino que ella ya ha empezado en Sudamérica, concretamente en Paraguay.

Acabo de leer el decreto promulgado por el presidente Horacio Cartes sobre los límites del talado de árboles. O, para ser más preciso, sobre los no-límites del talado de árboles. Según todos los comentarios, la nueva ley fue hecha a medida de sus necesidades para que así tenga abiertas las posibilidades de deforestar su estancia del Chaco para dedicar sus tierras a pastura artificial o lo que sea. O quizá nada más que para hacer un desierto en el que si ponemos dunas -con dinero se consigue todo- se podría practicar un deporte de moda en el desierto de Sáhara: el “sandboarding” versión corregida del “snowboarding”, es decir, deslizarse sobre la arena, en el primer caso, o la nieve, en el segundo, utilizando una tabla especialmente concebida para el caso.

¿Habrá en nuestro país alguna persona que se detenga a pensar que el clima está íntimamente ligado con la calidad del medioambiente? ¿Será por pura casualidad que de un tiempo a esta parte abunden las tormentas, los vientos huracanados, el granizo, las tormentas eléctricas? Sebastiâo Salgado, el famoso fotógrafo brasileño había heredado unas tierras en el árido nordeste del Brasil, una tierra estéril, desertificada, en la que se habían agotado todos los manantiales, arroyos, fuentes de agua. Mediante una labor cuidadosa, planificada, Salgado reforestó la zona recurriendo a las especies autóctonas y al cabo de unos años se recuperó el equilibrio, los manantiales volvieron a dar agua, los arroyos volvieron a correr y la fauna nativa regresó. Todo esto lo pueden ver en una película documental: “La sal de la tierra” (Juliano R. Salgado y Wim Wenders, 2014).

El futuro al cual nos dirigimos no será otra cosa que el fiel espejo de lo que en el presente es el país y su gente, lo que es el Estado y nuestros gobernantes: un estercolero; el páramo físico al que vamos con paso seguro será nada más que el reflejo del páramo moral en que ya estamos viviendo. Es el momento de preguntarse qué nos está pasando que nos dejamos humillar, a cada instante, por una clase política corrupta, inescrupulosa, desvergonzada, insolente, que bajo nuestras narices nos está robando el futuro.

jesus.ruiznestosa@gmail.com

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo