• HOY

    20°
    MIN
    20°
    MAX
     

    cielo claro

  • Miercoles 27

    18°
    MIN
    26°
    MAX
     

    nubes dispersas

  • Jueves 28

    17°
    MIN
    26°
    MAX
     

    cielo claro

  • Viernes 29

    17°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 30

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 31

    22°
    MIN
    30°
    MAX
     

    cielo claro

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.980

    venta
    G. 6.200

  • EURO 

    compra
    G. 6.000

    venta
    G. 7.080

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.510

    venta
    G. 1.630

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

29 de Junio de 2010

 

El Paraguay japonés

Por Lourdes Peralta

Los japoneses llegaron al país hace 67 años y la mayoría era gente agricultora. Venían ya de largas filas de migrantes que, según dice la historia, comenzaron a salir de su país en 1868 cuando el rey de Hawai solicitó el cruce de 150 japoneses. Luego, cuando Hawai formó parte de EE.UU., los japoneses empezaron a emigrar a Perú y Brasil donde se había abolido la esclavitud y faltaba mano de obra para las plantaciones de café y goma. Pero debido a la gran explotación que sufrían (en reemplazo de los esclavos) empezaron a salir de esos países. Además, Brasil en el año 1934 presenta fuertes leyes contra la inmigración japonesa que de 20.000 por año bajó a 2.500. En el año 1935, después de varias negociaciones, el gobierno paraguayo (Rafael Franco) admite a los 100 primeros inmigrantes. Entre los recuerdos del Sr. Kasamatsu (primer presidente de la Federación de Asociaciones Japonesas del Paraguay) leemos cómo recuerda su primera visita a la actual zona de La Colmena: "Cuando llegué a esta tierra para la investigación eran las 11 de la noche, con el frío y el hambre estaba extenuado física y espiritualmente, y encima de todo fui atacado por chinches. Pero en la mañana siguiente ¿qué escena se avistaba ante nuestro ojos? Era el mismo paisaje de campo de nuestra madre patria. En nuestros corazones sentíamos la sensación como de ensueños, y así contemplamos fascinados los alrededores de la zona" (según libro aniversario de los 20 años de historia de La Colmena).   

La historia continuó con sus puntos blancos y negros. Cuando Japón perdió la Segunda Guerra Mundial (con Alemania e Italia) el Gobierno paraguayo cortó relaciones internacionales. Luego, mediante negociaciones políticas se restableció el contacto debido a la abundante inmigración en busca de otros horizontes que, saliendo de Japón, solucionaba la superpoblación de ese país.   

Después de superar las dificultades, abrir surcos en las selvas y ser aceptados como grupo, las prósperas colonias japonesas fueron haciendo un enorme aporte a la variedad alimenticia en Paraguay. Para bien de la economía, pero imperdonablemente a costa de miles de paraguayos exiliados de sus tierras, Stroessner apoyó el desarrollo de la agricultura japonesa. Su mayor contribución fue la soja (que no era transgénica), los aportes de siembra directa y la producción de trigo.   

Muchos ancianos que viven en zonas cercanas a las colonias japonesas recuerdan aquellos vendedores con carretillas que –aún– a las 8 de la noche golpeaban las manos para ofrecer auténticos, sabrosos tomates y zanahorias.   

Actualmente la población de la colectividad japonesa es de 7.000 habitantes. De sus disciplinadas colonias han surgido profesionales más allá de la agricultura, en el ámbito industrial, financiero y comercial en otros departamentos del país. Los nikkei han conservado su lengua y, aunque muchos solo la hablan en sus casas, aumentan los paraguayos interesados en aprender este idioma. Pero quizás el más valioso aporte lo dio el amor; venciendo los prejuicios ambas culturas se han fusionado en felices familias.   

Hoy Paraguay y Japón se enfrentan en el Mundial en un partido difícil, eliminatorio. Disfrutemos del juego, pero con educación a la japonesa, evitando las bromas de mal gusto como los gastados: "Son todos iguales" y "tienen olor a ajo". Aquí existen japoneses y paraguayo-japoneses que son parte de esta tierra y cultura. Para ambos equipos ¡buena suerte! O en mi japonés de curso ultra-rápido, ¡ganbatte! 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo