14 de Enero de 2018

| GOTAS DE PAZ

La llamada de Jesús

Por Hno. Joemar Hohmann Franciscano Capuchino

Jn 1,35-42.- El texto muestra la llamada de los primeros discípulos de Cristo y la reacción que ellos tuvieron, cosa que se va a repetir a lo largo de su vida.

El primer aspecto a notar es la actuación de Juan Bautista, que no solo era considerado un profeta, sino también un maestro de espiritualidad, y por ello, tenía sus seguidores. Cuando ve a Cristo lo comunica a sus discípulos: este es el Cordero de Dios, Él que quita los pecados del mundo, existía antes que yo y es a Él que ustedes deben seguir: váyanse.

Los discípulos lo dejan y van caminando a tras de Jesús, hasta el punto de que Él les pregunta: “¿Qué quieren?” Ellos contestan con otra pregunta: “Rabbí, ¿Dónde vives?” 

El diálogo muestra un clima extremadamente afectivo y el deseo de un encuentro más intenso, pues Cristo podría dar a entender que ellos le molestaban. Asimismo, con la pregunta “que quieren”, ellos podrían presentar una lista de sus necesidades más inmediatas, sin embargo, buscan conocerlo mejor.

Dentro de esta afinidad el Señor les invita: “Vengan y lo verán”. Ellos fueron y pasaron el restante del día con Él, pues ya eran las cuatro de la tarde. Punto interesante: si alguna cosa pasó en tu vida cinco años atrás y tu recuerdas la hora, es porque ha sido muy significativo.

Uno de los dos era Andrés, que luego en seguida va a encontrar a su hermano de sangre, Simón, y le va a transmitir que, en su opinión, han encontrado el Mesías, que traducido significa Cristo. Sin embargo, para ellos esperar la venida del Mesías era algo revolucionario y con muchas consecuencias.

Andrés llevó a su hermano para encontrarse con el Señor que le cambió de nombre: de Simón a Cefas, que quiere decir “Pedro”, indicando que sobre esta “piedra firme” Él iría edificar su Iglesia, que irá subsistir por todos los siglos, aunque fuera duramente combatida y mal comprendida.

Este pasaje está lleno de enseñanzas para nosotros del siglo XXI. El primer punto es el título: “La llamada de Jesús” para manifestar que Él convida a todos para seguirlo, pues sabe que en celar por su amistad está la verdadera finalidad y realización del ser humano.

Hemos de poner nuestro grano de arena y “tener tiempo” para compartir con Cristo, sea en la Misa del domingo, sea participando de algún grupo de voluntariado, para ayudar gratuitamente al semejante. Y de modo exigente y sanador: vivir las enseñanzas morales que nos indica todo el Evangelio.

Paz y bien

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo