• HOY

    18°
    MIN
    27°
    MAX
     

    Nublado

  • Viernes 21

    20°
    MIN
    32°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos variables, luego del noreste.

  • Sábado 22

    23°
    MIN
    34°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del norte.

  • Domingo 23

    24°
    MIN
    35°
    MAX
     

    Caluroso, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del norte.

  • Lunes 24

    24°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • Martes 25

    23°
    MIN
    31°
    MAX
     

    Cálido a caluroso, cielo mayormente nublado, vientos variables. Precipitaciones y ocasionales tormentas eléctricas.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.700

    venta
    G. 5.890

  • EURO 

    compra
    G. 6.600

    venta
    G. 7.000

  • PESO 

    compra
    G. 120

    venta
    G. 180

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.310

    venta
    G. 1.410

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

29 de Marzo de 2015

 

Lecciones del “Titanic”

Por Alcibiades González Delvalle

El escritor francés León Bloy decía que para saber lo que pasaba en el mundo leía la Biblia. Nosotros, para enterarnos de lo que pasa en el Paraguay, tenemos que ver la película “Titanic”.

A nadie le deleitaría ver la enorme embarcación hundirse lentamente en el océano mientras la tripulación y los pasajeros de primera y segunda clases –en los inicios de la tragedia– tomaban con despreocupación lo que se les venía encima. Algunos pasajeros de primera, que advirtieron el peligro inminente, creyeron que salvarían la vida con la muerte de los de segunda, que estaban más cerca del agua. Tuvieron la siniestra idea de que mientras se ahogaban los de abajo, los de arriba tendrían tiempo para recibir ayuda. Esta es una idea que suele repetirse en todos los órdenes porque, generalmente, las personas de primera suelen utilizar a las de segunda para su salvación.

Desde hace tiempo –demasiado tiempo– estamos embarcados en una nave frágil e insegura.

Lo del “Titanic” fue un terrible accidente. Pero nuestra embarcación –también con pasajeros de primera y de segunda– está en malas condiciones porque nosotros así lo hemos hecho. Todavía no hace dos años que hemos cambiado de tripulación. Como cada cinco años en punto, había esperanzas en el capitán. Prometió que nos llevaría por un nuevo rumbo y sonaban bien sus palabras. Navegar por un nuevo rumbo significaba que dirigiría la nave lejos de las aguas turbulentas y la mayor de las veces con viento a favor. Contaba, nos dijo, con una tripulación seleccionada entre las mejores. ¿La tripulación? Pronto la conocimos y la padecemos.

En menos de un año y medio del “nuevo rumbo”, saltaron las internas coloradas para elegir a un nuevo titular de la Junta de Gobierno. El capitán se olvidó de sus pasajeros, tiró al agua la imparcialidad y se convirtió en jefe de campaña de su candidato para sorpresa de los propios colorados. Estos esperaban que saliese de entre ellos quien ocupara el sillón partidario.

Inquilino de la residencia presidencial, creyó que era el dueño y dijo que Mburuvicha Róga es de los colorados. Justificaba así, de tan mala manera, las reuniones partidarias, a cualquier hora, en un sitio propiedad del Estado. Es decir, de todos los paraguayos. A esas reuniones pronto fueron convocados los elementos más repelentes de nuestra política: madrinas y padrinos de narcotraficantes, de asesinos, entre otros. Creen que fotografiarse con el capitán del nuevo rumbo es una forma de santificarse.

En las antiguas civilizaciones el pueblo ya habría hecho sacrificios –de personas o de animales– para convertir en bonanza los padecimientos; para desviar de rumbo el viento negro que azota la nave.

Nosotros los sufrimos con piadosa resignación, salvo cuando nos refugiamos en la prensa y en las redes sociales. Por lo demás, tenemos que ver con las manos atadas cómo saltan los malos instintos, las intenciones aviesas, los trucos más burdos disfrazados de ingeniería política.

Nuestra embarcación navega entre dos aguas. En su edición del pasado martes, ABC Color incluyó (pág. 22) las opiniones del economista Luis Saguier Blanco, para quien nuestro país “no solo está atrayendo la atención de inversores internacionales, sino también es hoy un oasis dentro de un contexto internacional complejo (…) no es sorpresa que Paraguay tenga en la región una de las monedas más fuertes y valoradas, una economía competitiva y sana”.

En la misma edición del diario (pág. 38) leemos también: “Campesinos e indígenas que se disputan unos lotes en el distrito de Santa Rosa del Aguaray (San Pedro) viven en la absoluta miseria (…) gran parte de los lotes ocupados por las familias indígenas no es apta para la agricultura, debido a que es arenal”.

Los pasajeros de primera y segunda clases tendrán la misma suerte, salvo aquellos –¡cuándo no!– que se aseguraron a tiempo el salvavidas.

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo