14 de Febrero de 2012

 

Paraguay sin violencia

Por Delfina Acosta

El martes 7 de febrero, un día que puede (ojalá) llegar a ser histórico dentro del calendario futbolístico, el Ministerio del Interior lanzó el operativo "Fútbol sin violencia". Con expectativas se recibe semejante noticia, pues aquellas miles de personas que buscan pasar un buen momento en la cancha, alentando al equipo de su simpatía, de su filiación futbolística, ya están bien hartas de las peleas, de las riñas, de las agresiones con finales trágicos.   

El fútbol es pasión de multitudes. La gente deja muchas veces sus preocupaciones en la casa para trasladar su ánimo a la cancha.   

El fútbol es parte de la forma de ser de un pueblo. No es sano, no es recomendable en los últimos tiempos ir a los estadios, pues lo que promete ser una distracción, un buen pasar, toma ribetes de violencia y de descontrol.   

En otras épocas lo peor que ocurría después de un encuentro deportivo era que los fanáticos de un club, desalentados por el resultado y creyéndose burlados por la actuación injusta del árbitro se acordaran de su madre. Aquellos eran tiempos en que el fútbol tenía una apasionante razón de ser domingo tras domingo.   

Quizás peco de ilusionada, pero creo que darse a la desazón, a la sensación anticipada de que las cosas no mejorarán, o que serán peores, no ayuda en nada. En la medida que uno quiere un fútbol sin violencia, puede ir aportando ideas a través de las redes sociales para que el mismo sea realmente un espacio de diversión sana. Esa diversión hace demasiada falta a tantas personas.   

Viendo el panorama general con una óptica un tanto más pretensiosa, los paraguayos también deberíamos buscar que la violencia en las calles vaya cediendo terreno. La violencia está instalada como un mal endémico, sobre eso no cabe dudas, pues a diario hay reportes periodísticos de gente que pierde la vida en un asalto, por ejemplo.   

Aquella muy comprensible preocupación de los padres cuyos hijos van en horario nocturno a la universidad debe ser considerada en toda su gravedad, pues ellos están expuestos a hechos violentos de distintos tonos.   

Y qué decir de la gente que trabaja en un negocio y no sabe a veces si el presunto comprador que se acerca al mostrador es o no un cliente.   

Tampoco en la misma casa, donde uno cree sentirse a resguardo de objetivos oscuros, existen ya paz y seguridad porque los ladrones profesionales se las ingenian para llevar algún dinero guardado.   

Esta diaria e indeseable convivencia con la violencia está llegando a un límite fatigoso.   

Las autoridades encargadas de velar por nuestra seguridad tienen que pensar urgentemente en las medidas necesarias para reducir esta plaga. Los presidenciables tendrían que ponerse en la piel de las gentes que salen a las calles y no saben ya, finalmente, si regresarán a su hogar. Creo que si quieren alzarse con algunos votos en las próximas elecciones, necesitarán presentar un plan eficaz de combate contra la violencia. Si no es así, si acudirán a los mismos folletos y a las improvisaciones de siempre, estarán hablando al santo botón. Pueden hablar con un encendido discurso sobre el honor y la tradición de su partido, y la democracia, pero no lograrán convencer a sus suegras ni a sus madres, pues esos versos están gastados y no tienen correspondencia con nuestra realidad.   

Un país violento ya no queremos.   

Ahora queremos un Paraguay sin violencia.

delfina@abc.com.py   
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar