26 de Setiembre de 2017

| DESDE EL YBYTYRUZÚ

Y... desde el corazón de América

Por Caio Scavone

El Paraguay tiene varios tipos de conducta o los tipos tienen variadas formas de conducta. Algunas diligencias son tan características que sellan y autentican la marca registrada que tiene la diversificada manera de comportarse el paraguayo.

Estamos nuevamente en la antesala o ya en la sala del Mburuvicha Róga para que un nuevo inquilino se instale ahí. De nuevo también a soportar los ataques que no bajan y que ya costaron varias bajas. Es que se usan armas de diverso tenor y calibre con las que los políticos partidarios se disparan a matar. En las carpas de los dos partidos más populares del Paraguay solo se respiran y exhalan aires de culebras y asteriscos en contra de sus ocasionales oponentes. El resto sano del país mira con la vista estupefacta, con la boca abierta y pasmada por los tantos sapos que deben tragarse y aguantar con el oído aturdido por escuchar tantos desatinos y mugrientos discursos sin contenidos.

Recuerdo que hace varios años, en Villarrica y entre colorados, peleaban los guiones rojos con los democráticos hasta tirándose con huevos podridos. Lo mismo ocurría entre liberales y levirales. Hoy siguen los candidatos sin que presenten alguna propuesta económica, agrícola, cambiaria, sanitaria ni educativa. La oferta se reduce a revolotear el pañuelo al aire para ventilar y purificar el trapo sucio que le adorna a su adversario y después, terminadas las elecciones, concederse el abrazo conciliador y el beso del nunca más al achaque y al menoscabo entre correligionarios. El afecto, la pasión y la ternura subsistirán hasta que se lleguen las elecciones siguientes.

Uno de los que más encienden los escenarios partidarios es un expresidente, quien ya tentó ser senador y su verborragia, o su verbo lleno de rabia, llevó a la llanura a su partido. Hoy tira asteriscos contra las rutas que se funden con el “trasporte de la soja“, le refresco su memoria que en su época se hizo el calamitoso asfalto entre Paraguarí y Villarrica y una gran parte de la ruta Transchaco que hoy ya no existe y desapareció el asfaltado sin que pasase sobre él un mísero grano de soja. De más queda comentarle que nomás hay que construir buenas rutas y controles sin coima porque hay más 50 millones de toneladas de alimentos que mover en camiones de enorme porte y que él cobraba su sueldo y sacaba tajadas de la producción agropecuaria paraguaya.

Hablando de rutas, los vacunos, equinos y porcinos siguen también siendo usuarios de todos los caminos en el Paraguay. Los campos comunales continúan aportando el retroceso genético y apuntalando los focos infecciosos. Con todo el ganado de esos sitios solo se gana la pérdida de vidas y accidentes vehiculares. Es vergonzoso el tácito manejo que se imprime a los campos comunales del Paraguay.

Otra aptitud “made in Paraguay” es el cruce peatonal que nadie respeta. Todo conductor no muestra reverencia ante la franja y también el paraguayo cruza la calle en cualquier parte a la otra calzada y tampoco respeta ni busca la franja peatonal. Estamos lejos de dejar de pertenecer a la categoría de aldeanos.

Las universidades continúan con la prórroga del acoso a cargo de sus autoridades y nada de mejoría se avizora en el frente. La mediocridad es la cosecha que a granel se hace después de cada colación de grados.

La fachada de cordura que tiene el manejo de la Gobernación del Guairá solo es, en el fondo, la falta de juicio y sensatez de las autoridades que impusieron tener más de un gobernador y hacer conocer las varias muestras de ingobernabilidad que se tiene en este país. La conducción convencional no existe y en el Guairá todo debe hacerse al revés.

Estas, y varias cosas más, son algunas de las conductas que aún prevalecen en este corazón de América y solo comparables a los semáforos de Sapucai: ¡infartantes...!

caioscavone@gmail.com

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo