10 de Octubre de 2008

| MISION MILAGRO I, UN ATROPELLO A NUESTRA SOBERANIA

Embajada de Venezuela se comporta como si Paraguay fuera una colonia

La Embajada de la República de Venezuela se comporta como si Paraguay ya fuera una colonia de Hugo Chávez. La Misión Milagro I, fachada para operaciones encubiertas en nuestro país, se lleva a cabo sin ningún control del Ministerio de Salud Pública. La delegación diplomática intercambia notas que confirman una actitud que raya con la grosería. Y Lugo quiere Milagro II.

Paraguay tiene excelentes oftalmólogos; sin embargo, la Misión Milagro I se maneja sin participación de compatriotas. La embajada pasa por encima de nuestras leyes.

Paraguay tiene excelentes oftalmólogos; sin embargo, la Misión Milagro I se maneja sin participación de compatriotas. La embajada pasa por encima de nuestras leyes. / ABC Color

La Misión Milagro I se convirtió en una burla a las autoridades sanitarias de nuestro país. La Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ni siquiera guarda las apariencias diplomáticas de respeto a las normas sanitarias del país anfitrión.

Como ejemplo del manejo de la embajadora Nora Uribe Trujillo podemos mencionar el intercambio de notas que tuvo lugar en setiembre de 2007, entre el Ministerio de Salud Pública y la delegación bolivariana.

La situación fue la siguiente: el 27 de setiembre, la embajadora Trujillo comunicó al Dr. Arturo Leguizamón, director del Hospital Regional de Ciudad del Este, que al día siguiente tendría lugar el octavo viaje de la Misión Milagro I, bajo coordinación de la representación diplomática.

Sin embargo, los médicos venezolanos llegaron y atendieron a pacientes el miércoles 26 y el viaje tuvo lugar el jueves 27, a primera hora, partiendo el avión desde el aeropuerto Guaraní.

En la carta con membrete de la delegación diplomática, la embajadora Nora Uribe sostuvo que el programa tendría lugar del 28 de setiembre al 4 de octubre. Este tipo de comunicación es una constante de la Embajada bolivariana, donde las fechas intencionalmente no coinciden o se alteran los programas sin previo aviso.

Otro detalle fundamental en la misma carta de la embajadora Nora Uribe, donde expresa: “Le informo que los médicos venezolanos autorizados por la Fundación Misión Milagro de la República Bolivariana de Venezuela que estarán al frente del operativo médico son el Dr. (Cnel.) Gustavo Sosa, Dr. Radamos Quijada, Dr. Francisco González”.

Estos tres supuestos médicos, entre ellos un coronel de las Fuerzas Armadas Bolivarianas, ejercieron en forma ilegal la medicina en Paraguay. No presentaron sus respectivos documentos en el Ministerio de Salud Pública, que tampoco realizó las acreditaciones correspondientes.

ATROPELLO A LA SOBERANÍA

La actitud de la embajadora Nora Uribe Trujillo sobrepasó los límites tolerables y raya con la grosería. El 29 de abril de 2008, el ministro Oscar Martínez Doldán solicitó lo siguiente: “Le rogamos nos brinde información referente a los vuelos (números, fechas y horarios) de la aeronave que transportará a los pacientes paraguayos”.

El entonces titular del Ministerio de Salud Pública también pidió detalles de los médicos venezolanos: “Solicitamos tenga a bien remitirnos, con la urgencia que le sea posible, la nómina de profesionales que componen la delegación, además de fotocopias de la documentación que los habilita como profesionales de la salud en su país, necesaria para expedirles el registro provisorio que les facilitará el ejercicio de su desempeño en el territorio nacional”.

La embajadora respondió ese mismo día y se limitó a enviar el listado de “médicos”: Dra. Neiba Pire, Dra. Fiorella Reige y Dr. José Luis Negrin, sin incluir documento que pudiera avalar que son profesionales de la salud, por lo tanto no contaron con la habilitación respectiva.

El 30 de abril, el director del Hospital Regional de Ciudad del Este confirmó cuanto sigue: “Debo informarle que dichos profesionales no han presentado ninguna documentación que los acredite en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, Dirección de Control de Profesiones, por lo tanto no están habilitados legalmente para ejercer la profesión en territorio paraguayo” (negritas son nuestras).

Otro tanto sucedió el 17 de junio pasado. La embajada comunicó que los “médicos” Yolimar Alberti, Soraya Rangel y Gustavo Troconis llegarían a Paraguay para realizar atenciones del 23 al 29 del corriente.

El 23 de junio, la Dirección de Control de Profesiones confirmó: “No están debidamente registrados para la habilitación legal del ejercicio de la profesión”.

La Embajada de Venezuela se mueve en nuestro país del mismo modo que lo haría en una colonia de Hugo Chávez Frías.

La representación diplomática no entrega la lista de pacientes que viajan para cirugías y menos aún facilita el nombre de los jóvenes que viajan por períodos de cuatro meses para entrenarse como “líderes sociales”.

Fernando Lugo firmó en San Pedro del Ycuamandyyú el inicio de la Misión Milagro II, como si no fuera suficiente con Milagro I.

roque@abc.com.py
  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo

 

Estimado lector

Esta funcionalidad estará disponible a partir del lanzamiento oficial del nuevo sitio de ABC Color.
Gracias por su comprensión.

Reloj animado Estimado lector, la página se refrescará en Cancelar