• HOY

    12°
    MIN
    19°
    MAX
     

    cielo claro

  • Sábado 25

    10°
    MIN
    21°
    MAX
     

    cielo claro

  • Domingo 26

    15°
    MIN
    19°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Lunes 27

    17°
    MIN
    21°
    MAX
     

    lluvia de gran intensidad

  • Martes 28

    15°
    MIN
    18°
    MAX
     

    lluvia ligera

  • Miercoles 29

    15°
    MIN
    21°
    MAX
     

    lluvia moderada

  • DOLAR 

    compra
    G. 6.120

    venta
    G. 6.300

  • EURO 

    compra
    G. 6.720

    venta
    G. 7.220

  • PESO 

    compra
    G. 110

    venta
    G. 160

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.300

    venta
    G. 1.570

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

17 de Diciembre de 2018

| INYECTÓ MILLONES DE DÓLARES PROVENIENTES DEL EXTRANJERO EN SU AGROGANADERA

Messer aumentó movimientos con llegada de Cartes a la Presidencia

Por Mariana Ladaga y Juan Carlos Lezcano F.

Luego de fugarse del Brasil por sus problemas con la justicia del vecino país, Darío Messer creó sus primeras nuevas empresas en 2011 y hasta habilitó varias cuentas bancarias. Sin embargo, no fue hasta 2013, con la llegada de su amigo Horacio Cartes al poder, que comenzó a declarar millonarias inversiones.

CHAI SA se formó en el 2011. Sus dos socios accionistas eran el “hermano del alma” de Horacio Cartes, Darío Messer, y el primo del expresidente, Juan Pablo Jiménez Viveros.

En las actas asamblearias existen pruebas del modo en que la empresa perdía dinero y Messer iba inyectando capital, pero también hay indicios respecto a importantes crecimientos en patrimonio en escaso lapso de tiempo.

CHAI SA comenzó en mayo, con un capital de G. 5.000 millones (unos 847.457 dólares), y en agosto ya abrió sus cuentas en el Banco Nacional de Fomento (BNF), siendo director titular Darío Messer.

El patrimonio inicial de la empresa estaba constituido por 5.499 hectáreas de tierra ubicadas en la región occidental de nuestro país, valuadas en G. 6.738.390.000 (US$ 1.142.1000).

Apenas un semestre después, CHAI SA declaraba un nuevo valor patrimonial de G. 34.829.577.789 (US$ 5.903.318), ya que la extensión de tierras en la región occidental había subido a 34.725 hectáreas y también había adquirido otras 635 hectáreas en la región oriental de nuestro país.

Más movimiento, con Cartes al poder

Independiente al patrimonio, las inyecciones de capital en CHAI SA, que registraba pérdidas en sus balances, coinciden con la época en que Horacio Cartes llegaba a la Presidencia de la República, en agosto del 2013.

En marzo de ese año, Darío Messer tenía acciones por G. 9.980 millones y Juan Pablo Jiménez tenía G. 20 millones en acciones. O sea, se trataba de una sociedad con G. 10.000 millones de capital (US$ 1.694.915). El 5 de agosto de 2013 se realizaron dos asambleas extraordinarias.

Según las actas, Juan Pablo Jiménez dijo que era necesario aumentar el capital de CHAI SA en G. 140.000 millones para llegar a G. 150.000 millones (US$ 25.423.728) y poder llevar adelante varios proyectos. Messer comunicó que “cuenta con los recursos suficientes de su empresa en el extranjero para concretar el aumento de capital”, según quedó registrado en los documentos. Horas después se emitían nuevas acciones para concretar la inyección económica.

En marzo de 2014, con los balances negativos, Messer tenía acciones en CHAI SA por G. 149.800 millones (US$ 25.389.830), mientras que a nombre de Juan Pablo Jiménez se pusieron unos G. 200 millones (US$ 33.898). En diciembre de ese año, Messer seguía teniendo esa cantidad de acciones, pero Jiménez tenía acciones por G. 216.000 millones (US$ 36.610.169), según los documentos.

Luego, desde abril de 2015, año en que CHAI SA comienza a invertir en la bolsa –hasta febrero de 2018–, Messer mantuvo sus acciones en G. 215.800 millones (US$ 36.576.271) mientras Juan Pablo Jiménez volvió a ser socio minoritario, mantuvo G. 200 millones (US$ 33.898). Millonarias inversiones en un día CHAI SA podía gastar miles de dólares de forma diaria para la adquisición de maquinarias, aún cuando decía trabajar con millonarias pérdidas.

Por ejemplo, el 8 de marzo de 2013 gastó unos US$ 50.000 para comprar equipamiento agrícola.

Poco más de un mes después, el 18 de abril de 2013, volvió a declarar más de US$ 190.000 para comprar dos tractores de la marca John Deere.

En el balance general correspondiente al 2013, aparece un ítem bajo el nombre “deudores varios”. Según ese documento, la firma debía unos a G. 50.000 millones a varias personas, además de las inyecciones de capital que había hecho Messer.

Quienes eran esos deudores, queda todavía en la incógnita.

mariana.ladaga@abc.com.py

juan.lezcano@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo