31 de Agosto de 2014

| LOS FINES DE SEMANA SE REÚNE CON SUS COMPATRIOTAS

Una taxista paraguaya en Nueva York

Por Elvira Olmedo Zorrilla, enviada especial

Nueva York es una de las 10 peores ciudades para conducir en los Estados Unidos. El tránsito vehicular es caótico. Sin embargo, la paraguaya Griselda Rodríguez (62) sortea todos los obstáculos de lunes a lunes, las carreteras y autopistas de Queens, uno de los cinco condados de Nueva York. Los fines de semana comparte con su amiga, compatriota, Mónica Ramírez Platts. Ambas viven en Long Island City y en sus residencias lo hacen con las mismas costumbres paraguayas, añorando el país que las vio nacer.

“Soy ciudadana norteamericana y lamento que en el Paraguay no exista la doble nacionalidad. Abandoné mi país por obligación, no porque quise. El Gobierno paraguayo a través de las instancias correspondientes debe hacer algo por los miles de compatriotas que deambulan en el mundo en busca de mejores condiciones laborales”, manifestó la compatriota Griselda Rodríguez mientras nos mostraba las principales atracciones del condado de Queens, donde vive, el más grande de los cinco que componen la ciudad de Nueva York (Estados Unidos).

Refirió que trabajó como empleada doméstica, luego estudió para ser peluquera y cosmetóloga. Hace como tres años trabaja ocho horas al día, en su auto propio. Compró una base (parada) para ser una trabajadora independiente, no tiene un horario fijo. No obstante, paga su seguro y aporta para acceder a la jubilación.

Según la compatriota, los varones ya mostraron suficientemente lo que son capaces de hacer como gobernantes en el Paraguay.

Una mujer presidenta

“Me gustaría que una mujer asuma la presidencia en nuestro país. Confío en que así mejorarán la salud, la educación, la seguridad, y se va a administrar mejor el presupuesto público. La mujer tiene sobradas experiencias en el manejo de la economía doméstica. Hace maravillas con el exiguo dinero que recibe para el sostenimiento de la familia. Además, pienso que, debido a la sensibilidad, priorizará los temas sociales, los niños, los adultos mayores, creará más fuentes de empleo y va a hacer bien las cosas. Los varones ya tienen demasiados vicios, y suficiente descalabro ya hicieron en nuestro país”, resaltó.

Griselda nos dijo que ama el Paraguay, pero lamentablemente no tiene oportunidades laborales en su país. Por eso tuvo que migrar hace 21 años a los Estados Unidos.

Durante el recorrido por Queens, el distrito más extenso de Nueva York y el que más rápido está evolucionando, añadió que la economía del condado se basa en el arte, el turismo (en la zona están los aeropuertos JFK y LaGuardia) y el cine, una industria que, aunque casi desaparecida en Nueva York, está renaciendo.

Afirmó que las remesas de los paraguayos que trabajan en el exterior, la mujer las manejaría mejor.

“Creo que va a poner orden y hará posible la austeridad en los sueldos de los políticos y representantes del pueblo, que ahora son una calamidad. Mientras, los maestros, la gente trabajadora honesta, con mucho sacrificio logran ganar el sustento diario. Los políticos despilfarran el dinero público en viajes y en sueldazos y no hay progreso en el país”, indicó.

La compatriota resaltó que tiene una hija docente en Paraguay y que está altamente capacitada. Trabaja mañana, tarde y hasta de noche, y no gana ni siquiera G. 3.000.000.

“Es una vergüenza que personas que ni siquiera tienen preparación para el cargo que ocupan, ganen sueldos siderales por el solo hecho de que son del partido de gobierno. No hay patriotas entre los políticos. Solo hay personas que se llenan los bolsillos del dinero público, sin que les importe cómo dejan las arcas del Estado”, lamentó.

Nos confidenció que hace nueve años, al fallecer su marido, intentó volver al Paraguay. Y tuvo que regresar a los Estados Unidos porque no encontró un trabajo para llevar una vida digna.

Así empezó hace unos tres años como taxista profesional. Apuntó que conducir sin seguro en el estado de Nueva York es un delito grave que podría enfrentar altísimas multas.

Explicó que por lo general en Nueva York la numeración de las autopistas suele ir con números pares de este a oeste y números impares de norte a sur, aunque en algunas localidades la regla varía.

Manifestó que conducir en Estados Unidos implica llevar encima el permiso de conducir. El cinturón de seguridad es obligatorio tanto en asientos delanteros como en traseros. La velocidad límite es de 105 km/h en autopista, 48 km/h en ciudad y 80 km/h en las afueras de la ciudad.

Las multas son cuantiosas y si encuentra un autobús escolar estacionado con las luces en rojo parpadeantes, nunca hay que tratar de adelantar porque está descargando pasajeros y los coches detrás deben esperar. Normalmente el propio autobús despliega a su izquierda una señal de stop que debe ser respetada.

Amiga compatriota

Mónica Ramírez Platts (53), oriunda de Pilar, hace 22 años que vive en el condado de Queens.

Ella es amiga de Griselda, la taxista. Trabajó como ama de llaves durante cinco años en Sudáfrica, en el  Consulado paraguayo ubicado en Ciudad del Cabo.

Hace 19 años es ama de llaves de unos embajadores americanos, en Nueva York.

Se especializó en nutrición y asesora a las personas con sobrepeso y quienes quieran mejorar su salud en general.

“La compatibilidad de los alimentos ingeridos es fundamental para una nutrición correcta y mantener un cuerpo saludable”, resaltó Mónica, quien con Griselda son muy buenas amigas.

Añadió que la diabetes, la presión alta, la obesidad son perfectamente controlados si hay una adecuada alimentación. Y de todo eso ella se encarga como ama de llaves y nutricionista.

Se define como una mujer inquieta y emprendedora, por eso en sus tiempos libres se capacita en varios oficios.

Afirma que ama el Paraguay, donde tiene a sus familiares. Cada año viene a visitarles, en su Pilar natal.

Lamentó que haya tanta pobreza en el Paraguay, siendo un país inmensamente rico por la tierra fértil, el clima, las hidroeléctricas Itaipú y Yacyretá y la mayoría de jóvenes en su población.

“Hace falta que los gobernantes lleven un proyecto país, con patriotismo. Que la gente honesta sean los empleados públicos, solo así el Paraguay se va a desarrollar. Hacen falta más fuentes de trabajo para evitar que tantos paraguayos migren buscando un mejor porvenir lejos de sus raíces familiares”, concluyó, y dijo que ella conserva la cultura paraguaya en su hogar y ayuda económicamente a sus familiares para salir adelante.

  • ¿Querés recibir las noticias nacionales e internacionales más importantes?
    Enviá ABC al 22292 desde tu Tigo, Personal o Vox.

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo