• HOY


    MIN
    22°
    MAX
     

    Despejado

  • Martes 19

    12°
    MIN
    26°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo parcialmente nublado, vientos del noreste.

  • Miercoles 20

    17°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Fresco a cálido, cielo parcialmente nublado, vientos del noreste.

  • Jueves 21

    18°
    MIN
    29°
    MAX
     

    Fresco a cálido,cielo parcialmente nublado, vientos del norte.

  • Viernes 22

    19°
    MIN
    28°
    MAX
     

    Cálido, cielo parcialmente nublado a nublado, vientos del noreste.

  • Sábado 23

    20°
    MIN
    27°
    MAX
     

    Cálido, cielo mayormente nublado, vientos del noreste.

  • DOLAR 

    compra
    G. 5.550

    venta
    G. 5.720

  • EURO 

    compra
    G. 6.400

    venta
    G. 6.900

  • PESO 

    compra
    G. 160

    venta
    G. 230

  • PESO URUGUAYO 

    compra
    G. 100

    venta
    G. 240

  • REAL 

    compra
    G. 1.430

    venta
    G. 1.510

  • YEN 

    compra
    G. 30

    venta
    G. 55

14 de Enero de 2018

 

Entérese

Por Luis Verón

La “Campana”

Los noctámbulos de Asunción de antaño tenían varios lugares donde dejaban transcurrir las horas de vigilia, lugares que el paso del tiempo hizo que fueran desapareciendo poco a poco, quedando, quizá, como único testigo de esa época el conocido bar San Roque, de Eligio Ayala y Tacuary.

Bares como el Vilá, el Rubio, el Triunfo, el Sin Nombre y otros fueron desapareciendo, dejando solo el recuerdo de su presencia en alguna que otra esquina de la ciudad capital.

Uno de aquellos bares, la Campana, –originariamente estuvo ubicado en las cercanías del puerto, sobre la calle Garibaldi– se mudó a Estrella casi Ayolas, donde llegó a ser uno de los mejores restaurantes de Asunción. Posteriormente, –antes de desaparecer–, se mudó a la esquina de Estados Unidos y Teniente Fariña.

San Miguel de Asunción

Existe en Asunción un amplio perímetro muy identificado con el nombre del arcángel Miguel. Diversas partes que cubren una zona bastante amplia –varias manzanas– se caracterizan por dicha toponimia: la curva San Miguel, la antigua estación San Miguel y, aún hoy se puede disfrutar de las sabrosas –y famosas– milanesas del bar San Miguel, antiguo establecimiento gastronómico de la avenida España.

Esta toponimia sanmiguelina se debe a que antiguamente, la avenida General Máximo Santos –llamada así en honor al mandatario uruguayo que devolvió trofeos de la Guerra de la Triple Alianza– se denominaba Calle San Miguel, pues arrancaba en el antiguo presidio de San Miguel, una de las fortificaciones defensivas de la Asunción colonial de “costa arriba”.

Las otras eran los presidios de San Ildefonso (Remanso Castillo) y San Agustín de Arecutacuá.

Arecutacuá

Y hablando de Arecutacuá, el nombre de este lugar proviene de arecutá, nombre guaraní del pez comúnmente conocido como boga.

La última extrema bajante del río Paraguay dejó al descubierto el enorme pedregal existente allí, en cuyos recovecos y rendijas se crían unos moluscos que son el plato preferido de este pez, por lo que abunda en esa parte del río. De allí su nombre: el lugar de las bogas, o sea, arecutá-cuá.

Salvavidas

Un curioso, pero muy útil vegetal, cuyo hábitat es el territorio chaqueño, es la pequeña planta, casi rastrera del yvy’a. Su apariencia exterior casi insignificante, sin embargo, oculta un voluminoso bulbo que almacena agua.

Durante la guerra contra Bolivia, muchas vidas se salvaron gracias al tubérculo acuífero en el desierto chaqueño.

Vulgarmente es conocido con el nombre de yvy’a (Jacaratia sp.), que es una planta nativa de la región chaqueña. Su apariencia es la de un arbusto de uno a dos metros de altura y en nuestro país se conocen tres especies de ella. Es común encontrarla en los arenosos suelos de la zona del antiguo fortín Picuiba (Nueva Asunción) y sus alrededores.

Explica el técnico forestal Juan Alberto López que para obtener el agua almacenada en el voluminoso bulbo del yvy’a, los combatientes del Chaco lo cortaban en pedazos, luego lo machacaban bien y después lo exprimían con el tejido de un mosquitero. “El líquido –cuenta– se conservaba, generalmente, en caramayolas o bolsas de víveres impermeables, que fueron los elementos indispensables del soldado paraguayo”.

En procura de la igualdad

Numerosos son los proyectos de leyes sobre igualdad de derechos civiles y políticos de la mujer paraguaya, presentados a lo largo de medio siglo en las cámaras legislativas. En 1919 fue presentado un proyecto de ley por el parlamentario Telémaco Silvera. Diez años después, otro proyecto fue presentado por don Antonio Sosa. En 1951, un nuevo proyecto fue presentado por el doctor Hipólito Sánchez Quell. A partir de ese entonces, los proyectos arremetieron insistentemente, pues, en 1952 y 1953, el parlamentario Manuel B. Mongelós insistió en la presentación de otros, hasta que, en 1954, una comisión de juristas presentó un nuevo proyecto, que con algunas modificaciones, se sancionó ese año la ley de derechos civiles de la mujer.

Otras legislaciones, que otorgaban derechos políticos, son los proyectos presentados por Luis de Gásperi en 1961, otro de 1964 y el de la Coordinación de Mujeres del Paraguay, de 1989.

surucua@abc.com.py

 
 

ABC COLOR EN FACEBOOK

 
 
 

COMENTARIOS

Inicie Sesión o Regístrese para comentar.

- ABC Digital no se hace responsable por los comentarios generados o publicados por lectores.
- Los usuarios que utilicen datos falsos en los registros de ABC Digital serán bloqueados.
- Se anularán las cuentas de personas que utilizan este sitio para ofender, insultar, agraviar o publicar groserías. Los comentarios considerados inapropiados serán borrados.
- Los usuarios con más de tres reportes de abuso serán dados de baja.

 

Reportar error

Reportar comentario

Enviar a un amigo